Codalario
Está viendo:

Antoni Ros Marbá: 'Un director empieza a serlo tras 20 años de carrera'

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
19 de marzo de 2010
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  548 votos
Antoni Ros-Marbá

 La Voz de Asturias (19/03/10)

Antoni Ros Marbá es uno de los actuales grandes maestros españoles de la dirección. En la jornada de ayer se puso al frente de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias para ofrecer un concierto junto al pianista uzbeko Eldar Nebolsin, dentro de las Jornadas de Piano del Auditorio. En el programa, el "Concierto para piano y orquesta nº 2" de Chopin y la "Sinfonía nº 3 de Brahms".

- ¿Cómo ha sido su experiencia con Nebolsin y la OSPA?

- Eldar Nebolsin es un pianista que, además de poseer los criterios técnicos objetivos necesarios, tiene ese aspecto intuitivo que le convierte en un verdadero artista. Tras el ensayo del miércoles se ha quedado tocando el piano para perfeccionar en lo posible su sonoridad. Es un piano muy nuevo, con un sonido precioso que hay que trabajar. Con la OSPA me he encontrado muy a gusto. Es un conjunto muy colaborador, que ha recibido mis propuestas con mucho respeto e interés. Es una gran virtud, y algo que no se puede decir de todas las orquestas.

- ¿Cuál es en su opinión la colocación más adecuada para una orquesta?, porque últimamente parece que cada maestro hace y deshace casi a su antojo

- A mí me gusta la disposición que podríamos denominar clásica. De izquierda a derecha pongo los primeros violines, después los segundos, violas, chelos y, detrás, los contrabajos. Me parece una buena opción porque el sonido empasta bien. También sitúo a las trompas en el lado derecho. Cuando están al lado de las flautas el sonido se escapa hacia atrás. En realidad, las trompas siempre dan algún problema las pongas donde las pongas, pero en este caso también se hacía necesario para que pudiesen oír bien a los chelos.

- Entonces ¿ha cambiado la disposición de la OSPA?

- Lo he propuesto a la orquesta con sumo cuidado y les ha parecido bien. Es necesario tener un cierto respeto por las costumbres institucionalizadas de cada orquesta, además de que, personalmente tengo mucho respeto por el trabajo que ha hecho Maximiano Valdés con esta orquesta durante tantos años. Hay que tener en cuenta que él ha sido el que ha convertido a la OSPA en lo que hoy es, y esa calidad se nota al trabajar con ellos.

- No hay consenso sobre el diapasón más apropiado para afinar las orquestas

- Es cierto. Generalmente se afina a 442 vibraciones por segundo, pero hay muchas excepciones. Cuando dirigía a la Orquesta de Cámara Holandesa afinábamos a 440. Algunos instrumentistas necesitaban un  tiempo de adaptación. También sabemos que en lugares como Viena se afina nada menos que a 444 hercios. Parece que se busca una sonoridad lo más brillante posible.

- Para los cantantes es un sacrificio

- Sí, muchos se quejan porque, evidentemente, tienen que cantar algo más agudo. En Norteamérica se afina a 440, pero 442 hercios es lo más habitual en la mayoría de las orquestas.

- ¿Dónde se han quedado los instrumentos antiguos?

- Afinan mucho más bajo. En la época de Verdi se afinaba entre 435 y 438 hercios. Hay instrumentos históricos que, cuando los escuchas, oyes incluyo medio tono más bajo de lo normal.

- ¿Tiene usted oído absoluto?

- Sí, oír las notas directamente es una característica que te ayuda como músico, pero que en absoluto te convierte obligatoriamente en un buen director. Es más importante la musicalidad, pero también tener una buena técnica o ser un buen músico, capaz de entender la estructura de las obras. También influye tener un buen gesto y saber cómo relacionarse con la orquesta: la psicología.

- Hay tantos directores jóvenes  intrépidos...

- Es que hay que tener una muy buena preparación previa; si no es imposible. De cualquier forma, un director empieza a serlo tras 20 años de carrera.

- ¿Tiene tiempo para componer?

- Poco. Este año dejaré de impartir un curso de dirección en Santiago de Compostela para poder dedicar algo de tiempo a una cantata para coro y orquesta que en su día me encargó el Orfeó Catalá y que es necesario que termine.

- ¿Cómo va su trabajo con la Real Filharmonía de Galicia?

- Bien, los abonos van creciendo año tras año. Llevamos 10 años de relación y, de momento, tanto la orquesta como yo nos sentimos a gusto trabajando juntos.

Autor:Aurelio M. Seco
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico