Codalario
Está viendo:

Crítica: 'El barbero de Sevilla' de Rossini en el Teatro del Liceo

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
15 de septiembre de 2014

VETERANIA Y SAVIA NUEVA

Por Alejandro Martínez

14/09/2014 Barcelona: Gran Teatro del Liceo. Rossini: El barbero de Sevilla. Juan Francisco Gatell, Annalisa Stroppa, Mario Cassi, Carlos Chausson, John Relyea y otros. Giuseppe Finzi, dir. musical. Joan Font (Comediants), dir. de escena.

   Inauguraba ayer el Liceo de Barcelona su XV temporada desde la reapertura del teatro de las Ramblas. Y lo hacía con una nueva producción de El barbero de Sevilla, previamente estrenada en Houston y firmada por Joan Font (Comediants). Este título de Rossini no se veía en Barcelona desde que en 1997 se representase en el Teatro Victoria. En esta ocasión Joan Font recurre al código habitual y esperado en Comediants, disponiendo una propuesta colorista, con una dirección de actores poco elaborada y que pretende, en última instancia, transmutar la austeridad en ingenio, aunque sin demasiado éxito. Seguramente en el origen de esta producción estaba la idea de repetir la exitosa fórmula de anteriores trabajos como la Cenerentola vista también en el Liceo hace ya unos años. En esta ocasión encontramos cierta reiteración en el registro visual (escenografía y estilismo) y cierto abuso de recursos no siempre graciosos y acertados, como las coreografías en los concertantes. El Barbero se presta bien a todo ello, pero la fórmula como tal se antoja agotada y redundante.

   Al cargo del foso se encontraba Giuseppe Finzi, que ha desarrollado el grueso de su carrera como director asistente en la Ópera de San Francisco. Su batuta dispuso por lo general un Rossini anodino y un tanto tedioso, sin vértigo. Sirvan de ejemplo la obertura, sin acción, tan elegante y limpia como caída, sin tensión ni brío, y el concertante final, con una orquesta plana y rutinaria. La orquesta titular del teatro respondió discreta y encontramos al coro esta vez poco consistente, no demasiado empastado.

   El joven tenor argentino Juan Francisco Gatell era en esta ocasión el Conde Almaviva. Ya le habíamos oído un muy convincente Ferrando en el Cosí fan tutte del Teatro Real escenificado por Haneke. Gatell canta bonito, es esmerado y detallista, pero el instrumento es algo limitado por color y personalidad. Le falta precisamente esa quintaesencia de la que está dotado un Flórez, precisamente por la personalidad y resolución del timbre. La agilidad y sobreagudo no epatan en su caso, aunque estén resueltos con dignidad. No obstante, es Gatell también un buen actor cómico, como demostró en las dos escenas en que Almaviva aparece disfrazado. Fue valiente asimismo al incorporar variaciones en el aria de Lindoro. Así pues, en conjunto, un digno Almaviva, sí, pero que no levanta euforias.

   Grata sorpresa fue escuchar a la joven mezzo Annalisa Stroppa planteando una Rosina alla Berganza, salvando todas las distancias. La suya es un voz bien timbrada, bonita, homogénea y de buen volumen, con el punto justo de oscuridad y brillo, de timbre terso, aunque no muy extensa, más bien corta en los extremos, que están resueltos, pero con más esfuerzo que soltura. Como actriz, aunque no tenga el magnetismo de las grandes, resultó graciosa, pizpireta, sabiendo ser al mismo tiempo seductora y temperamental a partes iguales. Una artista muy completa y convincente que regresará al Liceo esta misma temporada, como Adalgisa en el segundo reparto de Norma.

   El aragonés Carlos Chausson volvió a dar una clase magistral de lo que significa cantar Rossini. Consumado artista, actor cómico de excepción, su derroche de arte jugando con la palabra y con el sillabato no tiene hoy parangón. Caracterizado como un clown por Joan Font, los mejores momentos de la noche coincidieron precisamente con los instantes en los que él estaba en escena, irradiando personalidad a raudales. Todo lo contrario que John Relyea como Don Basilio, con una voz de emisión tosca, a veces sucia, colocación gutural, de material poco dúctil para Rossini, actor bastante plano y un poco vociferante.

   Mario Cassi fue un Figaro tosco, rudo, muy poco esmerado. Tiene la voz, sobre todo en las notas altas, pero carece del estilo, que es genérico y atropellado de acentos, muy poco elaborado y teatral, sin gracia ni espontaneidad. Actor poco plausible, encontramos muy limitada también su labor con los recitativos. Discreta labor también la de los comprimarios Manel Esteve (Fiorello/Oficial) y Marisa Martins (Berta).

   Al hilo de este Barbero se han introducido algunos cambios reseñables que estarán presentes en el Liceo desde la presente temporada. El más sorprendente, y del que no se han dado explicaciones, es el cierre de la tienda de libros, discos y objetos que se situaba en la planta baja entre las antiguas taquillas (ahora ubicadas junto a la salida de artistas) y la cafetería. Un cierre que no cabe sino lamentar y que se suma al que ya se produjera con la tienda de Diverdi en el Teatro Real. El resto de cambios tienen que ver con las publicaciones editadas por el teatro. Se ha intorducido un nuevo boletín o revista para los abonados, en formato bilingüe en sustitución del (no bilingüe) “Full informatiu”. Quien firma estas líneas llevaba años reclamando que un material de este tipo se editase al menos también en castellano. Celebramos pues el cambio, aunque será el contenido del boletín como tal lo que justifique también su valor para los abonados.

   Los dos otros cambios afectan al programa de mano y a la hoja con el reparto de la función: ambos han crecido de tamaño, se editan en un papel distinto y han ampliado sus contenidos y materiales gráficos. Todo ello se suma a una serie de cambios generales en la política de comunicación del teatro desde que Roger Guasch se hiciese cargo de su dirección general, con Joan Corbera como responsable de comunicación y relaciones institucionales.

Fotos: Antoni Bofill / Gran Teatro del Liceo

Autor:Alejandro Martínez
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico