Codalario
Está viendo:

CRÍTICA: CELSO ALBELO Y MILAGROS POBLADOR PARTICIPAN EN OVIEDO EN EL VIII CONCIERTO HOMENAJE A ALFREDO KRAUS

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
4 de diciembre de 2010
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  1237 votos

La Voz de Asturias (Viernes, 3/12/10)

"BEL CANTO" EXCELSO

Con sus 417 socios, la Asociación Lírica Asturiana Alfredo Kraus es un ejemplo de cómo organizar eventos líricos de interés con recursos limitados. El VIII Concierto Homenaje a Alfredo Kraus reunió en el Auditorio de Oviedo a tres interesantes artistas: Celso Albelo, extraordinario tenor que el pasado octubre hizo historia en La Fenice de Venecia al bisar la famosa "Una furtiva lagrima" de L´elisir d´amore de Donizetti; Milagros Poblador, antigua alumna de Alfredo Kraus que parece haber heredado su increíble consistencia en el registro agudo; y Juan Francisco Parra, extraordinario pianista acompañante que dio una verdadera lección de cómo acompañar con carácter y verdadera personalidad, sin restar protagonismo a los cantantes sino, más bien, sirviéndoles de saludable estímulo. El programa no fue de lo mejor de la noche. Se echó en falta la interpretación de algún dúo más, incluida la famosa aria de Donizetti, que parecía natural oír tras su éxito veneciano. En general, las obras podrían haber sido elegidas pensando algo más en un público que, aun reconociendo el talento de los artistas con numerosos aplausos, quizás estuvo algo frío. Celso Albelo dio una verdadera lección de inteligencia cantando. Es un tenor más lírico que ligero, de graves consistentes, de registros homogéneos y dulces, de agudos templados y fuertes; desde luego, un tenor atípico por su serenidad canora, elocuencia técnica e interés por enriquecer su línea de canto con numerosos recursos expresivos que parece buscar, con acierto, más en la ética de Kraus que en su estética. "L´ultima canzone" de Tosti resultó emotiva y elegante, el "Spirto gentil" de La Favorita depurado y consistente. "Granada" estuvo bien cantada y pronunciada, pero quizás algo falta de soltura. Es sabido que al gran Kraus algunos le achacaban una cierta frialdad. Por su parte, Albelo parece respetar tanto el canto que incluso es posible que resulte demasiado comedido. En cualquier caso, qué duda cabe de que hablamos de un intérprete que posee un gusto musical exquisito que, a buen seguro, le convertirá en uno de los tenores de referencia de los próximos años. Milagros Poblador parece haber centrado todas sus aptitudes vocales únicamente en el registro agudo. Resulta admirable su capacidad para afrontar con tal seguridad y brillantez los más complicados arabescos del repertorio belcantista. Por el contrario, su timbre vocal, su vibrato y la entidad y homogeneidad de sus registros medio y grave carecen del mismo interés, y afean bastante los estratosféricos recursos de la artista.

Autor:Aurelio M. Seco
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico