Codalario
Está viendo:

CRÍTICA: ZUBIN MEHTA DIRIGE UN BEETHOVEN DE POCO CALADO EN EL AUDITORIO NACIONAL. Por Gonzalo Lahoz

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
16 de septiembre de 2013
Foto: Silvia Lelli

DE POCO CALADO

 Madrid. Auditorio Nacional. 14/09/13.Ciclo Juventudes Musicales. Beethoven: Sinfonía nº3 "Heroica". Sinfonía nº6"Pastoral". Orchestra del Maggio Musicale Fiorentino. Zubin Mehta, director.

   Resulta curioso cuanto menos, que en toda la trayectoria de Zubin Mehta como director de orquesta no hayamos asistido al despunte de un compositor o un periodo musical por encima del resto. Quizá esto se deba a que echemos siempre un poco en falta en el director indio una mayor incisión, una mayor profundidad en sus lecturas y acercamientos, máxime cuando como en su última cita con Juventudes Musicales y el público madrileño, se traía entre manos una de las piedras angulares del romanticismo, la Tercera Sinfonía de Beethoven.

   Las virtudes del de Bombay son otras, también muy válidas y que siendo conocedores de ellas permiten el disfrute de sus enfoques y perspectivas. Así, qué duda cabe, no vamos a encontrarnos con el desmenuzamiento furtwängleriano, ni siquiera algo que se acerque a sus famosos timbales de la Novena; sin embargo, hayamos un cálido despliegue tímbrico, muy bien balanceado entre las secciones, con un cierto empaque áspero, marca de la casa de la Orchestra del Maggio Fiorentino, que presentó una cuerda de radiante pátina y unas atentas maderas, si bien los metales no tuvieron por desgracia su mejor día.

   Con todo, la Pastoral quedó algo desdibujada, sin un concepto claro y un dudoso planteamiento en el que apenas se encontró diferencias entre los Allegretto, por momentos llegando a una inexplicable morosidad en los tempi.

   Del mismo modo escuchamos la Heroica, mejor resuelta; aunque siempre cabrá preguntarse si limitarse a ofrecer pura belleza, puro hedonismo sonoro (pretendido aunque no del todo alcanzado) con semejante obra, que tanto supuso para la evolución musical, para el desarrollo del discurso sonor y para el propio Beethoven, es suficiente.

Autor:Gonzalo Lahoz
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico