Codalario
Está viendo:

Cinco motivos para amar 'Dichterliebe', de Robert Schumann

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
3 de febrero de 2015

Robert Schumann

DICHTERLIEBE


Por Silvia Pujalte
   ¿Cómo abordar una presentación de Dichterliebe, el gran ciclo de Robert Schumann? Podríamos empezar por contar que fue compuesto en una semana, entre el 24 y el 31 de mayo de 1840, justo después de acabar Schumann su Liederkreis sobre poemas de Eichendorff; podríamos hablar de los veinte poemas del Lyrisches Intermezzo de Heinrich Heine que Schumann eligió para articular una historia con principio y fin; decir que Heine reflejó en esos poemas su amor frustrado por su prima Amalie o hablar de cómo se conocieron Schumann y Heine en 1928. Podríamos hablar también, una por una, de las dieciséis canciones que finalmente formaron el ciclo, y de las cuatro que se descartaron y se publicaron por separado. Pero, tratándose de uno de los ciclos más queridos del repertorio, de esos que levantan pasiones (pasiones liederísticas, que ya sabemos que son menos expansivas que otras pasiones musicales), ¿por qué no explicar por qué es tan apreciado? Volvamos a empezar...

¿QUIERES LEER EL ARTÍCULO COMPLETO? PINCHA AQUÍ PARA SUSCRÍBIRTE A NUESTRA ZONA PREMIUM ¡POR SÓLO 3, 20 EUROS AL MES!

Autor:Sílvia Pujalte
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico