Codalario
Está viendo:

CD: ' El tercer volumen sinfónico de Granados' (Naxos)

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

CERRANDO UN CICLO SINFÓNICO

   Por Albert Ferrer Flamarich
Enrique Granados: Liliana, Suite oriental, Elisenda. Dani Espasa, piano. OBC, Pablo González, director. Naxos 8.573264. DDD 58 minutos

   Naxos ha completado la edición de las obras sinfónicas de Granados con un tercer volumen con los mismos intérpretes, la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Pablo González, su titular en las fechas de la grabación (julio de 2013, mayo y septiembre de 2014). En él se recogen tres suites de distintos periodos creativos con dos primeras grabaciones mundiales en el caso de Liliana y de la Suite oriental.

   La primera puede considerarse la culminación de la vertiente modernista del compositor en una música incidental para una de las múltiples creaciones del polifacético Apel•les Mestres, con quien el compositor trabajó para numerosas producciones del Teatro Lírico Catalán. Dentro de una estética plenamente simbolista, se dan cita hadas, presencias sobrenaturales, nomos y alegorías en una naturaleza idílica cuya partitura manuscrita se perdió. A partir de la suite sinfónica en cuatro movimientos realizada por Pau Casals en 1921, hallamos una hermosísima partitura con sentido del color, gran cantabilidad, influjo lohengriniano, organicidad –como en Preludio y salutación al sol- y elegancia, incluso en momentos febriles y de proteicos tutti orquestales como el Coro de silfos y farandola, mucho más inspirada que la firmada por Bizet en l’ Arlésienne. Sin duda, es una obra que merecería formar parte del repertorio, por lo menos, de las orquestas nacionales.

   La Suite oriental data de su primer periodo y posee un influjo alhambrista (intervalos aumentados, floreos, arabescos,…). Comparte con el resto de composiciones la invención melódica y el sentido del color, siendo una suite característica, menos efectista y galerista que la de otros contemporáneos al abordar la estética oriental. Cabe recordar que parte del material fue reutilizado en obras pianísticas posteriores, como en la Serenata goyesca que se nutre de la Serenata mientras que la Marcha oriental la incluyó en las Seis piezas sobre cantos populares españoles.

   Por último y con la participación de Dani Espasa al piano como parte del tejido instrumental con destacado protagonismo, Elisenda recoge tres números según la edición crítica de Douglas Riva. Estrenada el 26 de enero de 1913 en la Sala Granados de Barcelona y compuesta el año anterior, constaba de cuatro movimientos, siendo el último llamado El retorno o Final, el único con participación vocal y hoy perdido. Escrita originariamente para dos flautas, oboe, clarinete, arpa y quinteto de cuerdas, es una música apacible, contemplativa que evoca los encantos de la naturaleza con sonidos etéreos, pseudoimpresionistas en otra obra digna de programarse, por lo menos, ocasionalmente.

   La interpretación cumple con los estándares de calidad interpretativa ofrecida por la OBC en sus grabaciones con una sonoridad cuidada, equilibrada y refinada en las individualidades y en el conjunto. La edición sigue la perfectibilidad del sello: duración breve (58 minutos), currículos en un idioma, pero como mínimo, cuenta con buenas notas de carpeta firmadas por Justo Romero en inglés y castellano.

Autor:Albert Ferrer Flamarich
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico