Codalario
Está viendo:

Las razones por las que este verano viajaré varias veces a Santander. Por Aurelio M. Seco

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
3 de junio de 2018

Las razones por las que este verano viajaré varias veces a Santander

   Por Aurelio M. Seco | @AurelioSeco
El Festival Internacional de Santander que, bajo la dirección artística del director de orquesta español Jaime Martín se celebra cada mes de agosto en la bella ciudad cántabra es, desde hace años, una de las citas musicales a las que es obligado acudir por la calidad de sus propuestas y lo bien ideado de su programación en general. Desde 2014, cuando se inició el ciclo de Martín, el festival contaba con una importante rémora, una deuda económica heredada de la gestión anterior que obligaba a reservar del total de su presupuesto unos 300.000 euros cada edición, para así saldar la cuenta. Este año, el de la 67ª edición nada menos, es el primero en el que el ciclo cuenta con la totalidad de su presupuesto, que se ha usado inteligentemente y que permitirá asistir a interesantes citas musicales que obligan a cualquier melómano a planificar su agenda veraniega teniendo en cuenta el programa santanderino. Dentro del Ciclo Grandes Conciertos hay varias citas importantes. El martes 14 de agosto Simon Rattle ofrece su versión de la Novena sinfonía de Mahler con la Sinfónica de Londres, conjunto que afronta de su mano un nuevo período cargado de ilusión por parte del maestro británico, director de gran talento, por cierto, que no siempre obtiene el grado de reconocimiento que merece. Es una cita imprescindible, por la obra y los intérpretes. Un día después Rattle ofrecerá su versión de las Danzas eslavas de Dvorak, Mi madre la oca de Ravel y la difícil Sinfonietta de Janacek.

   Otro de los grandes eventos musicales del verano español es la presencia del gran director Ivan Fischer y la Orquesta del Festival de Budapest (Sábado 25 de agosto), de la que es director. Fischer interpretará Prélude à l´unisson, de Enescu, compositor que ha puesto de moda en nuestro país el genial pianista español Josu de Solaun, con su excepcional grabación de la integral para piano solo del gran compositor rumano. Música para cuerdas, percusión y celesta de Bartok y la Cuarta sinfonía de Mahler completan el programa. La cita cuenta con la soprano Christina Landshamer.

   El 23 de agosto será Bruckner el compositor que suene en el Palacio de Festivales de la Sala Argenta de Santander, en la mano de Yannick Nézet-Séguin, joven director que no siempre lo ha hecho bien acercándose a la obra de este compositor, pero cuyo talento está siendo recompensado por algunas de las más importantes entidades musicales del mundo, como el Metropolitan de Nueva York, que lo ha nombrado director musical recientemente, sustituyendo al mítico James Levine, caido en desgracia bajo acusaciones de abusos sexuales. Le acompaña la Rotterdams Philharmonisch Orkest, de la que es titular, y el pianista Yefim Bronfman, que tocará el Concierto para piano nº 2 de Liszt. Estas son las tres principales citas que acaparan fundamentalmente nuestra atención, pero hay otras de interés, sin duda. El miércoles día 1 la Sinfónica de RTVE visita el ciclo con el pianista Barry Douglas, bajo la dirección de Miguel Ángel Gómez Martínez, para hacer la Obertura Coriolano, el Concierto nº 3 para piano y orquesta de Beethoven, y la Cuarta sinfonía de Tchaikovski. El martes 21 será la NDR Elphilharmonie Orchestra la que bajo la dirección de Krzysztof Urbanski interpretará la Segunda sinfonía de Brahms y dos obras de Mahler, que como se ve adquiere en esta edición del festival un especial protagonismo: El Adagio de la Sinfonía nº 10 y el ciclo Des Knaben Wúnderhorn, con Christian Gerhaher como barítono invitado.

   En el terreno de otros ciclos, vuelven las hermanas Labéque a nuestro país, una vez más, en una obsesión de nuestros gestores por estas pianistas  que no entendemos bien, pues en España (y también fuera de España) hay pianistas realmente extraordinarios, muy superiores a éstas que, sin embargo, no tienen la suerte de estar tan contratados. El sábado 18 el protagonista será Joaquín Achúcarro, que tocará obras de Chopin, Debussy, Falla y Ravel. El Ciclo Música Barroca contará con la Akademie Für Musik Berlin e Isabelle Faust, también con Europa Galante y su director Fabio Biondi, que acaba de dimitir como director musical de Palacio de las Artes “Reina Sofía” de Valencia; y con la Orchestra of the Age of Enlightenment, que tocará obras de Telemann y Haendel bajo la dirección de Steven Devine y con la soprano Katherine Watson. También habrá un Ciclo de Creación Contemporánea, un concierto extraordinario con la Joven Orquesta Sinfónica de Cantabria bajo la dirección de Enrique García Asensio, un Ciclo de Danza, otro de Proyecciones y Coloquios y un interesante apartado de Marcos Históricos, donde nos encontramos a la Orquesta Barroca de Sevilla bajo la dirección de Andoni Mercero y con la voz de Carlos Mena; a Lina Tur y Enrico Onofri, al Mbira Dúo, Ímpetus, L´Apothéose, conjunto que se ha revelado como uno de los más interesantes del actual contexto de la música tocada con criterios antiguos; La Guirlande, los organistas Esteban Elizondo, Loreto Aramendi y el excepcional Juan de la Rubia, cuyo concierto del día 16 de agosto en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Torrelavega sin duda merecerá otra visita a Cantabria; Ars Poliphonica, Ventura Rico (viola de gamba) y Alfonso Sebastián (Clave), Air Dúo, la Accademia del Piacere y Capella de Ministrers son otros de los conjuntos que visitarán el festival.

Autor:Aurelio M. Seco
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico