Codalario
Está viendo:

Obituario: 'El vacío irremplazable'. Tras el fallecimiento de José Luis Pérez de Arteaga

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
8 de febrero de 2017

"Su erudición inconmensurable nunca estaba al servicio de su ego, sino de los demás, de todos aquellos que querían escucharle y compartir su pasión y su conocimiento".

Obituario: ´El vacío irremplazable´ de José Luis Pérez de Arteaga

   Por Pablo Sánchez Quinteiro
Los amantes de la personalidad  de Gustav Mahler no podemos concebir un comienzo del 2017 más trágico. La guadaña se llevaba el 27 de enero al biógrafo más importante del compositor, Henry-Louis de La Grange, quien fallecía en Toblach a los 92 años de edad. Parece una burla del destino que ¡sólo diez días más tarde! se lleve de forma brutalmente prematura a José Luis Pérez de Arteaga ¡El La Grange español! Porque hablar de José Luis es hablar de Mahler.

   A pesar de vivir en el Finisterrae tuve la fortuna de disfrutar de la hospitalidad y del cariño de ambos. Con ellos una vez más la vida me demostraba que los mejores profesionales, aquellos que entregan su vida a su pasión, que al mismo tiempo es su trabajo, son siempre las personas más grandes.

   La partida de José Luis nos deja a cientos de miles de seguidores con un vacío irremplazable. Su voz, siempre radiante, siempre cercana, nos enseñó a apreciar la música y el arte, sin prejuicios ni elitismos. Su erudición inconmensurable nunca estaba al servicio de su ego, sino de los demás, de todos aquellos que querían escucharle y compartir su pasión y su conocimiento.

   Cuando lo conocí en persona, descubrí que su voz era absolutamente sincera. El reflejo de un alma grande y noble. En él descubrí un ser humano entrañable, cariñoso, generoso. En ocasiones impulsivo o impaciente, pero lo cierto es que su cerebro iba a una velocidad infinitamente superior al de la mayoría de los mortales. Era una auténtica fuerza de la naturaleza, entregada a la música, pero en cualquier otra faceta a la que se hubiese dedicado su labor resultaría igual de referencial.

   Nos deja un legado impagable: sus impresionantes biografías, sus fabulosas entrevistas, sus artículos, sus grabaciones de radio… pero también el oprobio de comprobar que mientras La Grange recibió en vida incontables reconocimientos y homenajes, José Luis sólo los recibirá a posteriori. Allá dónde esté no le sorprenderá. Fue testigo como pocos del creciente desprecio de nuestros gobernantes hacia cualquier forma de cultura.

   Hasta siempre, querido José Luis.

Autor:Codalario
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico