CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Josu De Solaun visita a la Real Filharmonía de Galicia con el dificilísimo «Segundo» de Prokofiev

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Redacción
22 de noviembre de 2021

El más importante pianista español del presente ofrece su versión del «Concierto nº 2 para piano y orquesta» de Prokofiev en Vigo y Santiago, con la Real Filharmonía de Galicia bajo la dirección de Paul Daniel. "Prokófiev escribió colossale en la partitura y así tiene que sonar", explica Josu De Solaun. 

Josu De Solaun

   Fascinantes conciertos los que se podrán ver esta semana en Vigo y Santiago, dentro de la temporada de la Real Filharmonía de Galicia. Bajo el rótulo «En tránsito», la orquesta con sede en Santiago de Compostela viaja el miércoles 24 de noviembre al Teatro Afundación de Vigo para ofrecer uno de los conciertos para piano y orquesta más difíciles de poner en sonido del reperporio, en manos del más importante pianista español del presente, Josu De Solaun, que vuelve a tocar con la sinfónica gallega nueve años después. El pianista valenciano, que ha fascinado al mundo con algunas de las grabaciones e interpretaciones más revolucionarias e interesantes del contexto musical actual, ofrecerá su versión del complicadísimo Concierto para piano nº 2 en sol m, op. 16 de Prokofiev en Vigo [Teatro Afundación, 20 horas] y Santiago de Compostela [Jueves 25, Auditorio de Galicia, 20:30 horas], bajo la dirección de Paul Daniel, titular de la formación. El programa también incluye el estreno en España de la Obertura en re menor, op. 49 de la compositora croata Dora Pejaceviv y la Sinfonietta, FP 141 de Poulenc

   El Segundo concierto para piano y orquesta de Prokofiev es un hito del virtuosismo del piano, angular y modernista y una de las obras predilectas de De Solaun, formado en la escuela rusa.  Josu De Solaun asegura que “la obra tiene la cadencia mas larga y compleja del repertorio pianístico: el solo del primer tiempo dura siete minutos sin orquesta. Prokófiev escribió colossale en la partitura y así tiene que sonar. Es como si estuviera escrito para dos pianistas tocando a cuatro manos”. Considera que “es la escenificación dramática del pianista como héroe que lucha contra diferentes obstáculos; al final del primer tiempo entra todo el viento-metal como si fuese el fin del mundo”, explica el pianista.

   El segundo tiempo “es la ironización total de todo lo que ha pasado, una tocata vertiginosa que de pronto para en seco”; el tercero “es una marcha de ambiente gótico, música grotesca y siniestra que algunos comparan con el cuadro de Goya, Saturno devorando a su hijo”; el cuarto y último “es una tocata virtuosística con saltos endiablados para los que hay que hacer malabarismos casi circenses, con un toque tétrico” en el que se para la música y aparece como una especie de nana del folklore ruso; “la obra adquiere de repente un tono entre serio y tierno para terminar en una irónica cacofonía”. Para él “es un concierto fascinante”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Foto: Fernando Frade

Contenido bloqueado por la configuración de cookies.
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico