Codalario
Está viendo:

JUAN JESÚS RODRÍGUEZ, barítono: «Fue un honor ser la primera voz que sonó en el Liceu tras su reapertura»

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
18 de julio de 2019

   JUAN JESÚS RODRÍGUEZ, barítono: «Fue un honor ser la primera voz que sonó en el Liceu tras su reapertura»

   Un reportaje de Aurelio M. Seco /  @AurelioSeco
Juan Jesús Rodríguez fue la primera voz que sonó en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona tras su reapertura. El dolor ocasionado por aquel fatídico incendio de 1994 daba paso a un período ilusionante en el que el Liceu renacía de sus cenizas. El título que inauguró en 1999 el nuevo período fue Turandot, de Puccini. En el reparto, un joven Juan Jesús Rodríguez interpretaba a El Mandarín, personaje que da comienzo vocal a la obra con su célebre frase «Popolo di Pechino!». Ahora vuelve al coliseo barcelonés, pero no lo hace por la puerta grande, como en justicia correspondería a uno de los más importantes barítonos, no sólo españoles, sino internacionales, del presente. Vuelve formando parte del segundo reparto de la ópera Luisa Miller, de Verdi.

   «Cuando reinauguraron el Liceu estaban buscando a El Mandarín, que es el primer personaje que canta en la ópera. Me llamaron a última hora después de haber pensado en otros cantantes que por lo que sea no convencieron, así que llegué justo para el ensayo general. Necesitaban una voz que no fallara. Hay que tener en cuenta que era la primera voz que se iba a oír en el teatro tras su reinauguración. El teatro estaba llenísimo. Todo el mundo deseaba asistir a aquella apertura. Para mí fue un honor ser la primera voz que sonó en este teatro, en la producción de Nuria Espert, hace 20 años. Recordé no hace mucho aquel momento en una cena. La gente en el Liceu lloraba de la emoción. Un dato curioso es que, cuando llegué al ensayo general y entré en escena, el telón no se abría. Yo seguí cantando porque pensaba que se trataba de una característica de la producción, y que después se abriría. Pero no, luego salió en los periódicos que el telón había fallado por un problema técnico. Se volvió a empezar y el público aplaudió muchísimo. Fue un momento muy emocionante. 

   El otro día alguien me decía: "¿Y en 20 años qué has hecho aquí?". Pues casi nada, tuve que responder. Me han llamado siempre a última hora. En esta Luisa Miller estoy el segundo reparto... En realidad sólo he podido hacer cuatro cosas en 20 años. No me quejo por alimentar mi egocentrismo. No se trata de eso. Lo que me está pasando a mí también pasa a otros cantantes españoles. Lo llevamos denunciando mucho tiempo, sin que nadie haga nada.

   En estos días de ensayo comenté el hecho con Christina Scheppelmann. Le dije: "¿Qué ha pasado, porque no has contado conmigo en todo tu mandato? Únicamente me has dado un segundo reparto de Luisa Miller en todos los años que has estado aquí". Su respuesta fue: "Mejor que nada...". Ni siquiera me han invitado a la rueda de prensa de esta producción. En el libreto de la ópera tampoco han puesto una foto mía. Han incluido, además, una información en la web diciendo que yo venía sustituyendo a Leo Nucci, algo que no es cierto, porque este contrato lo tengo desde hace alrededor de tres años. Mi situación aquí es injusta, sabiendo además que siempre que he cantado en el Liceo lo he hecho con gran éxito y cuento con un gran número de fans en la ciudad.

   Simplemente esta injustificado, objetivamente, que se trate tan mal a un cantante que, como es mi caso, está programado en el Metropolitan de Nueva York o el Covent Garden. Y esto no sólo pasa en el Liceo de Barcelona. También en el Teatro Real, porque tengo que decir que a estas alturas yo no tengo ningún compromiso artístico para el futuro con ninguno de estos dos teatros. No quiero que la gente me entienda mal, porque no se trata de un cantante que pide que le contraten y protesta porque no lo hacen. Gracia a Dios mi carrera está en un buen momento y no lo necesito para vivir. Simplemente quiero dejar constancia, una vez más, de una injusticia objetiva respecto a mí y otros muchos cantantes, y mostrar cómo tratamos en España a los artistas de aquí», aclara el barítono. 

Autor:Aurelio M. Seco
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico