Codalario
Está viendo:

Nueve conciertos para el ciclo de Juventudes Musicales en Valladolid

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
16 de noviembre de 2017

Lina Tur Bonet y Daniel Espasa iniciarán el ciclo

NUEVE CONCIERTOS PARA EL CICLO DE JUVENTUDES MUSICALES DE VALLADOLID

   Un reportaje de Agustín Achúcarro
“Lo definiría como un ciclo en el que hemos tratadode compaginar la presencia de músicos vallisoletanos, ganadores de los concursos de Juventudes y veteranos que triunfaron en nuestro concurso permanente”. A punto de comenzar el ciclo de Juventudes Musicales de Valladolid así define su presidenta Mabel Núñez las líneas generales que caracterizan a la temporada 2017-2018, que contará con un total de nueve conciertos. Actuaciones en las que, recalca Núñez, “se ha intentado dar cabida a todos y contar con grandes figuras”.

   Prevista para el concierto inaugural de este sábado 18 de noviembre la presencia del pianista Diego Ramírez Gomelsky y la viola Lyda Chen, ésta ha cancelado debido a una lesión -según informa Juventudes Musicales de Valladolid-.Y lo que en principio supone todo un problema para cualquier organizador se ha resuelto muy favorablemente en 24 horas con la presencia de una magnífica violinista como es Lina Tur Bonet que actuará junto al clavecinista Daniel Espasa. Un concierto sobre el que Tur Bonet hace la siguiente referencia: “El programa se llama "Compañeros de viaje", pues de hecho se trata de un recorrido a través del tiempo y de la geografía europea que hacen el violín y el clave como uno de los primeros dúos en la historia de la música”. “Tocaremos-continúa la violinista- música de Los primeros virtuosos del violín en Italia y Austria del siglo XVII, para continuar con la folia de Corelli, la cual cambió para siempre la historia de la música, para proseguir con una sonata de Händel y terminar con la Sonata para violín y piano nº. 21 en re menor, K. 304 (K. 300c) de Mozart, que refleja la soledad del compositor y supone un final de carácter triste para una formación entre clave y violín tan fructífera”. Tur Bonet insiste en lo sugestivo que es contar en un concierto con estos instrumentos. “La relación sonora entre ambos es una de las más interesantes que existe, pues cualquier combinación entre un instrumento de cuerda frotada y uno de cuerda pulsada, como es el caso del clave, es un diálogo entre dos idiomas que se tienen que acercar. Es precisamente ese juego de sus similitudes y de sus diferencias lo que lo hace interesante”, asegura la violinista para la que “ese acercamiento de un instrumento al otro y esa resonancia especial que produce su combinación, unida a la agilidad de ambos instrumentos, es lo que le da un interés especial”. A ella, habituada a tocar junto a instrumentos diversos, es una de las formaciones que más le gustan. “Pues también la improvisación natural del clave en el continuo me inspira especialmente, lo que me permite lanzarme a la experimentación y a la ornamentación”. Cuestiones positivas a las que la intérprete añade la importancia de la literatura musical existente. “El repertorio del que gozamos es tan amplio como fantástico en cuanto a su calidad, pues los grandes compositores del barroco y el clasicismo nos dedicaron sus mejores páginas”. Y por si lo comentado no fuera ya de por sí atractivo Tur Bonet añade lo mucho que le inspira la suma del violín y el clave. “Además, la posibilidad de poder hacer también la música primera que se compuso para el violín le da un plus de interés, y desde la fascinación de esos experimentos de los primeros violinistas hasta el asentamiento de la sonata como lo hicieron Corelli, Händel y sobre todo al final Mozart, denota una variedad poco común y que creo que puede ser realmente muy interesante para el público”.

   A la relevancia de este concierto sacado adelante in extremis la presidenta de Juventudes de Valladolid suma la actuación que el 5 de mayo de 2018 pondrá fin al ciclo con el grupo Concerto Málaga, a los que considera “una formación realmente muy relevante” y la presencia el 27 de enero del Janoska Ensemble. “A mí particularmenteme me llama mucho la atención este grupo vienés, porque con su estilo Janoska darán un concierto diferente, con arreglos de obras conocidísimas de la música clásica y una forma de actuar que hace que resulte interesante en todos los sentidos, pues son grandes virtuosos que interpretan de manera muy personal, entre el virtuosismo y la improvisación”, señala Núñez para la que también es digno de destacar el hecho de volver a contar con el pianista Juan Pérez Floristán. “Todo un ganador del Festival internacional de Santander, que intervendrá con el Vibrart Trío el 24 de febrero del próximo año”, recuerda la responsable de Juventudes.

   Tampoco olvida Núñez los tres conciertos dedicados a Músicos vallisoletanos, situados entre el 15 el 17 de marzo, y al resto de los intérpretes, pues considera que “todos son excelentes músicos” y que “al final de lo que se trata es de apoyar a los jóvenes”.

   Las actuacionestendrán lugar en la Sala Delibes del Teatro Calderón de Valladolid. Para una información más concreta de los conciertos acudir a la dirección web asociaciones.jmspain.org/valladolid/4705-temporada-conciertos-1718/

Autor:Agustín Achúcarro
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico