Codalario
Está viendo:

KAREL MARK CHICHON, director: 'TODAVÍA ME DUELE HABER DEJADO LA SINFÓNICA NACIONAL DE LETONIA, PERO HICE LO CORRECTO'

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
11 de marzo de 2013
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  37 votos

Karel Mark Chichon es uno de los directores de orquesta más activos del actual panorama musical europeo. El director gibraltareño habla para CODALARIO sobre su carrera, el actual contexto de crisis económica y las razones que le llevaron a tomar la decisión de dejar la Orquesta Sinfónica Nacional de Letonia.  


Usted es un director que posee una amplia experiencia internacional. ¿En qué países se está notando más las consecuencias de la crisis económica  dentro del mundo de la música y la cultura en general?
Si hablamos del Oeste de Europa, diría que en Italia y en España. En el Este de Europa se puede decir que la crisis se está notando en todos los países sin excepción. En el resto no lo he notado en un grado importante.

¿Su carrera se ha visto perjudicada de alguna forma por esta crisis?
La verdad es que no, gracias a Dios.

En su día fue ayudante de Giuseppe Sinopoli. ¿Cree que su figura está siendo valorada en su justa medida desde su desaparición?
Es difícil juzgarlo. Cada país es diferente. En Italia, por ejemplo, no se le ha hecho mucho caso. Sin embargo, en Alemania, en ciudades como Berlín o Dresde, se nota que Sinopoli ha dejado un sello de trabajo que todavía sigue estando presente hoy en día.


Hay quien considera que la situación artística actual no hace posible encontrar un director de la categoría de Celibidache
Puede que tenga razón, sin embargo, creo que hay uno, dos o quizás tres directores actuales, que el público en general desconoce y que en el futuro llegarán a la cima. El problema es que, hacer las cosas dentro de ese "estilo" significa que el trayecto al éxito es mucho más duro y tarda más en llegar. Celibidache no era un mito cuando tenía 50 años, sino mucho más tarde.

¿Cuál cree que es la manera más apropiada de afrontar la relación de un director con los miembros de una orquesta?
Relacionarte con una orquesta como director invitado no es difícil. El trabajo es semanal y no tienes responsabilidades significativas respecto al conjunto. Pero en lo que respecta a  un director titular, creo que es importante mantener  las distancias y no llegar a tener amistades con los miembros de una orquesta. Cordialidad sí, pero si uno tiene amigos entre los músicos siempre acaban llegando los celos y problemas. En cualquier caso, la base siempre tiene que ser de respeto mutuo, ya sea como invitado o titular. Cuando uno es director titular, siempre llega el día en que hay problemas y tensiones con la orquesta, independientemente de cómo se hayan llevado las relaciones o el trabajo realizado. Cuando llega ese momento, el director debe convertirse en un líder y no ser una mera marioneta. Debe mostrar este liderazgo a los músicos de manera contundente. Las orquestas respetan la autoridad siempre y cuando se aplique de forma clara y consecuente. Lo que no se puede es mantener una opinión diferente cada día.

¿Qué piensa sobre Arturo Toscanini? ¿Considera sus versiones un tanto frías?
En la ópera no era frío en absoluto, especialmente cuando dirigía una obra de Verdi. Como para todo en la vida hay gustos pero, en lo que a mí respecta, Toscanini es mi ideal para la música italiana, aunque no para la alemana.  


¿Victor de Sabata o Toscanini?  
Prefiero a Toscanini. A De Sabata lo he encontrado en más de una ocasión descontrolado e inconsistente.


¿Qué  maestros del pasado admira?
Toscanini, Furtwangler, Karajan, y Carlos Kleiber. Han logrado metas que pocos han superado. Yo siempre admiro a un director por lo que puede conseguir y por cómo lo consigue, aunque no esté de acuerdo con el resultado final. Últimamente sigo mucho a grandes orquestas como las de Berlín, Viena o Ámsterdam, estudiando cómo han desarrollado su sonido tan particular y personal. Al final, me parece que eso es más interesante  para mí a largo plazo. En cualquier caso, sí hay un director de la actualidad al que admiro muchísimo: Daniele Gatti. Me parece el prototipo de lo que un director debería ser, tanto en técnica, repertorio, forma de ensayar, etc. No siempre me convencen sus interpretaciones, pero lo más importante para mí es cómo trabaja y dirige desde el punto de vista físico. En esto es impecable en todos los sentidos.

 

¿Cuál es su opinión sobre el nivel artístico de las orquestas sinfónicas españolas?  
Hay de todo, como en la mayoría de los países, pero el nivel medio es alto.


¿Le interesa el repertorio musical español?
Mucho. Dirijo música de compositores españoles muy a menudo. Mucha gente sabe que mi esposa, Elina Garanca, canta zarzuela porque yo se lo propuse, una gran idea que Elina  sigue desarrollando.

 

¿Qué teatros, orquestas, artistas y entidades españolas suenan más fuera de España por su calidad?  
El Teatro del Liceo de Barcelona, Teatro Real de Madrid y, dentro de las orquestas, las dos de Galicia, la de Sevilla, Gran Canaria y la del Palau de les Arts de Valencia. El Palau tuvo una época dorada que lamentablemente se ha acabado. Ha sido una tragedia para el panorama musical español.

¿Cree que el marketing y el carisma mediático de algunos directores influye demasiado en la toma de decisión de ciertas orquestas a la hora de elegir a su director musical?
Sí. Hasta cierto punto es normal. En cualquier caso, es mejor eso a que sean los ayuntamientos de determinadas ciudades los que deciden imponer un titular sin tener en cuenta los deseos de la orquesta. Esto es algo que ocurre en muchas ciudades de España.

¿Qué razones le llevó a dejar la Orquesta Sinfónica Nacional de Letonia?
No contaba con el apoyo necesario del Ministerio de Cultura de Letonia. Habían reducido los salarios de los músicos hasta un 40% en el año 2009, y aunque cada año prometían que se iban a aumentar, nunca lo hicieron. Era algo que yo no podía aceptar ni un día más. Ha sido un gran escándalo en Letonia, que ha captado la prensa internacional de países como Inglaterra, Alemania o Estados Unidos. Me sigue doliendo muchísimo, aunque sigo pensando que hice lo correcto. La orquesta estaba a un gran nivel y el trabajo que hicimos fue el más importante de mi carrera, en términos de crecimiento artístico. No quiero resultar presuntuoso, pero no conozco una orquesta a la que se reduzcan los sueldos un 40 % en el 2009 y que a finales del 2012 haya crecido a un nivel artístico mayor que tenía tres años antes, con un nivel de asistencia del público del 95% para cada concierto. Conseguir esto es algo que requiere de un gran esfuerzo, visión y mucha ilusión y complicidad de los músicos. Ha sido una experiencia muy bella para mí, y creo que es un ejemplo de lo que debería aspirar a representar la música y el arte en general.

 

Como aficionado a los toros, ¿qué opina de que en Cataluña se hayan prohibido?  
Una falta contra los derechos de cada ciudadano. El que no quiera toros que no vaya a la plaza, pero que no se los nieguen a los que son aficionados, que además en Cataluña hay muchos. Pero sabemos que es un tema político que tiene muy poco que ver con antitaurinos y mucho más con la política. En cualquier caso, la prohibición es antidemocrática.


En su opinión, ¿Los toros son una manifestación cultural, artística, ...?
Tanto cultural como artística. Es La Fiesta, y una de las joyas de España.

¿Qué le diría a aquellos que consideran que es un acto de barbarie en contra de los animales?
Que antes de que almuercen o cenen, que se informen mejor de cómo han tratado al animal que se van a comer. Una vez entendido eso, sabrán que al toro se le respeta mucho más en el ruedo que a los animales en las granjas. La verdadera barbarie está en la ignorancia.

 

¿Qué próximos proyectos le traerán a España?
Pocos, lamentablemente. Empiezo una estrecha relación artística con el Teatro del Liceo a partir de septiembre de 2013, con proyectos hasta el 2017, pero en lo sinfónico no hay planes en España. Debido a la crisis económica, la mayoría de las organizaciones musicales españolas están organizando sus proyectos a corto plazo. Mi agenda está completa hasta 2017, con algunos huecos aquí y allá, porque siendo titular de una orquesta de radio alemana y trabajando con teatros como el Metropolitan de Nueva York y determinados teatros alemanes y austríacos, todos hablan de proyectos para el 2016.  La única institución española, que yo sepa, que planea para el 2017 en estos momentos es el Liceo de Barcelona.

 

¿Como director, hay algún proyecto, orquesta o concierto  que le haga especial ilusión conseguir, dirigir o llevar a efecto en los próximos años?
La Filarmónica de Berlín sería un reto espléndido. Estuve a punto de dirigirla hace dos años, pero al final no pudo ser. Estamos en ello para que más pronto que tarde pueda dirigirla, aunque tampoco tengo prisa. Con la edad, te das cuenta de que no hay que empujar las cosas. Todo llega en su momento.

Autor:Aurelio M. Seco
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico