Codalario
Está viendo:

LAS DOCE MEJORES PRODUCCIONES OPERÍSTICAS DE EUROPA EN EL 2012. Por Alejandro Martínez

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
31 de diciembre de 2012
Los colaboradores de CODALARIO dan su opinión sobre lo más destacado del año dentro del contexto musical español y europeo.
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  256 votos
`Simon Boccanegra` de Verdi. Producción de la Ópera de Roma

      A lo largo del año 2012 ha habido multitud de nuevas producciones y reposiciones en los teatros de todo el mundo. Probablemente nunca se haya hecho tanta ópera, con tanta riqueza y variedad, como en nuestros días. Y sin embargo no faltan los discursos apocalípticos que apuntan una y otra vez la crisis vocal, por un lado, o a la dictadura de los directores de escena, por otro, como dos males endémicos de nuestro tiempo. Al margen de todo ello, lo cierto es que 2012 nos ha dejado muestras evidentes de que la ópera está más viva y despierta que nunca. Seguramente, la única crisis que le afecta en realidad tiene que ver con su sostenibilidad económica y no tanto con prefabricados discursos acerca de la crisis del género como tal. A continuación propongo, según mi humilde opinión y mi subjetiva perspectiva, una lista con las 12 mejores representaciones del 2012, ya se trate bien de nuevas producciones o bien de reposiciones:

Enero/Febrero

Peter Grimes (Britten) - Ópera de Oviedo

Coproducción con la English National Opera y De Vlaamse Opera

Rovaris, Alden, Steinberg, Reiffenstuel, Silverman, Braham, Aizpiri - Skelton, Howarth, Sidhom, Davies, Ramm, Van Ingelgem, Colvin, Best, Wilson Sheffield, Melrose, Jeffrey

      Britten ya hace tiempo que llegó para quedarse a las programaciones de los teatros españoles. Y cada vez se le atiende mejor, vocal, musical y escénicamente hablando. El Peter Grimes planteado en Oviedo, con Stuart Skelton como protagonista y con una excelente producción a cargo de David Alden, procedente de la ENO, es un ejemplo paradigmático de cómo se pueden y deben hacer las cosas. Un espectáculo global que convenció incluso a los más escépticos y un acierto evidente de la Ópera de Oviedo.

Febrero/Marzo

La Clemenza di Tito (Mozart) - Teatro Real

Hengelbrock, Hermann - Beuron, Majeski, Aldrich, Savastano, Malfi, Loconsolo - Orquesta y Coro Titulares del Teatro Real

      La reposición de producciones clásicas debería ser una obligación en los teatros de primera fila. Ya sean producciones propias o ajenas, la justificada historicidad de algunas producciones, como esta Clemenza con puesta en escena del matrimonio Hermann. Gerard Mortier acertó trayéndola al Teatro Real, con un reparto sin alardes pero con logrado estilo mozartiano, bajo la batuta del siempre esmerado y resuelto Hengelbrock. En conjunto, /una producción que mostró, por si hubiera alguna duda, por qué Mozart es ajeno al paso del tiempo.

Marzo

Die Frau ohne Schatten (Strauss) - Wiener Staatsoper

Welser-Möst, Carsen - Pieczonka, Dean Smith, Herlitzius, Koch, Remmert - Wiener Staatsopernorchester, Wiener Staatsopernchor

      El esplendor vienés no es un tópico y este Strauss desmedido y fascinante fue una prueba incuestionable. Un sonido deslumbrante desde el foso, en una labor inspirada del a menudo rutinario Welser-Möst, junto al impresionante trabajo escénico de Carsen y un reparto de primeras figuras del repertorio alemán. Un Strauss que nos hizo pensar en los tiempos dorados de C. Krauss, K. Böhm y compañía. Viena sigue siendo, por méritos propios, un lugar referencial en el mapa operístico contemporáneo.

Abril

Die tote Stadt (Korngold) - ABAO

Nielsen, Decker - Magee, Dean Smith, Hakala, Mayer, Ubieta, Martins, de Diego, Gijsbertsen - Orquesta Sinfónica de Bilbao, Coro de Ópera de Bilbao, Coro infantil Leioa Kantika Korala

      Quizá estas funciones bilbaínas no tuvieron el mejor reparto imaginable, pero la labor de conjunto permitió disfrutar una vez más de una obras fascinante, ya instalada en el repertorio sin cuestionamiento alguno y que no ha encontrado mejor servicio escénico que el que dispone Decker en esta producción. Un trabajo teatral y plástico de altura, ya un clásico, visto anteriormente en el Real y en el Liceo, un espectáculo visual y poético de los que dejan boquiabierto. Y un tanto a favor de la ABAO, por apostar por este título y acertar contando con esta producción.

Junio/Julio

Hippolyte et Aricie (Rameau) - Opéra National de Paris

Haïm, Alexandre - Connolly, Gillet, Lehtipuu, Degout, Varnier, Hill, Azzaretti, Haller, Lis - Orchestre du Concert d´Astrée, Choeur du Concert d´Astrée

      Con este Rameau escenificado en el Palais Garnier, la Opéra National de Paris nos propuso un viaje en el tiempo, gracias al trabajo escénico de I. Alexandre, evocador y fascinante, ya estrenado antes en Toulouse, en 2009. Unas representaciones, las parisinas, que tuvieron además el acierto de un discurso musical impecable en manos de E. Haïm y el Concert D´Astrée, con la atractiva presencia de Sarah Connolly en el rol de Phèdre y un fantástico Stéphane Degout como Thésée. Un ejemplo, en suma, del esmero y resolución con que se aborda el repertorio barroco en nuestros días.

Les Troyens (Berlioz) - Royal Opera House Covent Garden

Pappano, MacVicar - Antonacci, Westbroek, Capitanucci, Hymel, Sherratt, Hipp, Senator, Lloyd, Stephen, Kim - Royal Opera Chorus, Orchestra of the Royal Opera House

      Berlioz se programa poco y no siempre en las mejores condiciones. Sin embargo, la ROH cerró su pasada temporada con una gran producción para una gran ópera como Les Troyens, título que no se escenificaba en Londres desde hace más de cuarenta años. Un derroche de medios técnicos y visuales, en la propuesta escénica de MacVicar, junto a un reparto de estrellas, capitaneado por la Cassandre de Antonacci y Westbroek como Didon. Bryan Hymel sustituyó a Jonas Kaufmann en el rol de Énée cosechando un éxito que le ha llevado recientemente a sustituir también a M. Giordani en el rol, en el Metropolitan de Nueva York. Y todo ello sostenido por el trabajo irreprochable de ese gran maestro que es Antonio Pappano. El resultado, unos Troyens para el recuerdo, en una coproducción que girará en próximos años por Viena y San Francisco.

Pelléas et Mélisande (Debussy) - Teatro del Liceo

Coproducción de la Opéra National de Paris y el Festival de Salzburgo, en reposición conjunta con el Teatro Real

Diversos repartos vocales y directores musicales, pero siempre con la producción a cargo de Bob Wilson

      Procedente de la Ópera de París y el Festival de Salzburgo, y ya vista en el Teatro Real la anterior temporada, esta producción, a cargo de Bob Wilson en el apartado escénico, se presentó en 2012 en el Liceo. Probablemente se trata de uno de los trabajos más poéticos y plásticos que pueda encontrarse un espectador hoy en día. Pelléas es una obra compleja, de una riqueza casi inabarcable, y la labor de Wilson traslada toda su complejidad con un equilibrio sutil entre la sugerencia y la evidencia. Una obra maestra al servicio de la magistral partitura de Debussy.

Julio/Agosto

Parsifal - Festival de Bayreuth

Jordan, Herheim - Fritz, Maclean, Youn Roth, Jesatko, Randes - Orquesta y Coros del Festival de Bayreuth

      Se ha escrito tanto y tan elogioso sobre el Parsifal de Herheim para Bayreuth que pareciera obligado dar cuenta de sus últimas representaciones en la colina wagneriana. El francés Philippe Jordan sustituyó este año a Daniele Gatti al frente de la Orquesta del Festival. Sin duda Herheim dispone un espectáculo de una riqueza admirable y probablemente se recuerde su labor durante muchos años, a la espera de la siguiente producción de Parsifal que presente el Festival. En 2012 se retransmitió esta producción en vídeo, llegando así a miles de espectadores que no habrían podido conocerla de otro modo. Un hito digno de mención en la historia del Festival de Bayreuth.

Octubre

Die Walküre (Wagner) - Staatsoper Unter den Linden (Berlin)

Barenboim, Cassiers - Seiffert, Meier, Pape, Theorin/Foster, Petrenko, Gubanova - Staatskapelle Berlin, Staatsopernchor

                Hay repartos estelares que justifican que los aficionados crucemos media Europa para disfrutar de su talento. En este caso, la presencia de Seiffert, Meier, Pape y Barenboim era motivo más que suficiente para esperar unas representaciones históricas de Die Walküre en Berlín. Y no fue para menos. En efecto, tanto el primer como el tercer acto de aquellas representaciones quedarán en la memoria de los asistentes como algo mágico e inspirado. Barenboim ha logrado un domino del repertorio wagneriano que debiera valorarse como histórico. Y la madurez de cantantes como Seiffert y Meier da lugar a momentos impagables en un teatro. Junto a ellos, sólo cabe felicitarse por la fortuna de que una voz como la de Rene Pape componga un Wotan tan admirable. En conjunto, una Valquiria para el recuerdo.

Noviembre/Diciembre

Simon Boccanegra (Verdi) - Opera di Roma

Muti, Noble - Petean, Agresta, Beloselskiy, Meli, Kelsey, Zanellato - Orchestra e Coro del Teatro dell´Opera di Roma

      El magisterio verdiano de Muti volvió a quedar patente en Roma, esta vez con la partitura de Simon Boccanegra, ópera que nunca antes había abordado el maestro napolitano. Bajo su batuta no sólo consiguió que un sonido ejemplar llegara desde el foso, sino que logró que un reparto a priori discreto sonase por encima de sus posibilidades, hasta redondear, en conjunto, unas funciones dignas de calificarse como históricas. Muti ha convertido a la Ópera de Roma en lugar de obligado peregrinaje para los verdianos de pro. Ojalá que sea así por muchos años.

Der fliegende Holländer (Wagner) - Opernhaus Zürich

      Altinoglu, Homoki - Terfel, Kampe, Salminen, Jentzsch, Trümpy, Nikiteanu - Philarmonia Zürich, Chor der Oper Zürich, Chor Zuzüger der Oper Zürich  

      No abundan /las producciones en las que el espectáculo escénico y el musical/vocal están a la misma altura y en plena consonancia. Sí fue el caso, por fortuna, de El holandés errante puesto en escena por la Ópera de Zurich, bajo la batuta de Altingoglu y con propuesta escénica de Homoki, a la sazón el nuevo director artístico de este teatro. Parte del éxito recayó también, sin duda, en la presencia de Bryn Terfel encarnando el rol titular, rodeado además de Kampe y Salminen para completar un reparto de plena solvencia. El resultado fue un espectáculo total y fascinante. El trabajo de Homoki queda como una de las propuestas más interesantes de este año.

Lohengrin (Wagner) - Teatro alla Scala (Milán)

Barenboim, Guth - Kaufmann, Harteros, Herlitzius, Tómasson, Pape, Lucic

      La Scala de Milán decidió abrir la temporada 2012/2013, la de los centenarios de Verdi, Wagner y Britten, con un título del compositor alemán, de la mano de Daniel Barenboim, el director musical titular del teatro. Las polémicas sobre la conveniencia de que el gran coliseo italiano comenzase esta temporada con un título de Wagner se diluyeron tan pronto como se estrenó esta producción, no tanto por la descafeinada labor de Guth como sí por el admirable e indiscutible trabajo de Barenboim y Kaufmann. Éste último conquistó la Scala con un Lohengrin matizadísimo, detallado, de una riqueza vocal y dramática digna de elogio. A su lado, un reparto de estrellas, con Harteros, Herlitizius, Pape y compañía, para redondear unas representaciones que han puesto el broche a un 2012 lleno de ópera con mayúsculas.

  • Y al margen de estas 12, mención a un estreno absoluto:

 

Julio 2012

Written on Skin (Benjamin) - Aix-en-Provence

Benjamin, Mitchell - Purves, Mehta, Hannigan, Simmonds, Clayton

                Quizá el estreno más relevante de 2012 sea esta ópera de George Benjamin, Written on Skin, que durante la temporada 2012/2013 ha podido y podrá verse en muchos otros teatros (Ámsterdam, Toulouse, Londres, Múnich). Tras dos décadas de proceso compositivo, se diría que este título se ha estrenado para quedarse ya como una pieza relevante en el repertorio contemporáneo. Tanto por valor argumental como por mérito compositivo, es una obra digna de mención y escucha a la que cabe augurar éxito asegurado en sus futuras visitas a Londres y Múnich en 2013.

  • Además, mención especial para el Wozzeck de Munich, el Tristan de Berlín, el Tannhäuser de Viena y el Attila de Roma.

 

Resumen estadístico de estos doce títulos seleccionados:

  • - Compositores: Wagner (4), Verdi (1), Britten (1), Strauss (1), Mozart (1), Debussy (1), Berlioz (1), Korngold (1), Rameau (1)

 

  • - Teatros: Ópera de Roma, Staatsoper Unter den Linden de Berlín, Scala de Milán, Ópera de Zúrich, Staatsoper de Viena, Teatro Real de Madrid, Gran Teatro del Liceo de Barcelona, Royal Opera House de Londres, Ópera Nacional de París, Festival de Bayreuth, Ópera Oviedo, ABAO de Bilbao

 

Y por último, mi personal selección de cantantes del año:

 

  • - Tenor: Peter Seiffert, en una suerte de segunda juventud, con una madurez deslumbrante.
  • - Soprano: Sondra Radvanovsky, quizá la voz con más resonancias históricas de su generación.
  • - Barítono: Simon Keenlyside, versatilidad, estilo, elegancia, teatralidad. Un artista completo como pocos.
  • - Bajo: Rene Pape, consolidado como una referencia generacional, capaz de alternarse en Wotan y Felipe II con admirable solvencia.
  • - Mezzosoprano: Elina Garanca, una de las voces más hermosas de las últimas décadas, con una técnica firme y una clase y un decir dignos de gran diva.
  • - Director musical: planteamos aquí una doble corona, para Daniel Barenboim, que está firmando un Wagner antológico, y para Riccardo Muti, que está dedicando a Verdi un esfuerzo impagable.
  • - Director escénico: Bob Wilson, por un trabajo de los que dejan boquiabierto, en Pelléas et Mélisande.
Autor:Alejandro Martínez
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico