Codalario
Está viendo:

Se fue Kenneth Gilbert, el último gran pionero entre los clavecinistas y organistas del historicismo

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
19 de abril de 2020

   El pasado 16 de abril se conoció la noticia del fallecimiento de Kenneth Gilbert, clavecinista, organista, musicólogo y profesor canadiense. Formado con Conrad Letendre [órgano], Yvonne Hubert [piano] y Gabriel Cusson [armonía y contrapunto], estudió durante dos años en Europa con Nadia Boulanger [composición], Gaston Litaize y Maurice Duruflé [órgano] y Sylvie Spicket [clave]. Su gran maestro de clave en Francia fue uno de los pupilos más detacados de Wanda Landowska, el italiano Ruggero Gerlin. Entre sus primero proyectos de importancia destaca la grabación integral de la obra completa para clave de François Couperin, becado por el Gobierno de Québec. Tras el éxito internacional de su grabación de Couperin, que sorprendió por la aproximación pulcra e históricamente informada de su obra, Gilbert comenzó la tarea más monumental de su carrera al grabar las 555 sonatas para clave de Domenico Scarlatti. Su carrera como solista ha sido la más destacado, pues aunque colaboró con algunos conjuntos y orquestas, destacó más como recitalista, una carrera que desarrolló durante varias décadas.

   La otra faceta fundamental para comprender su figura fue la de pedagógica, que comenzó en 1957 en el Conservatorio de Música de Québec, donde impartió sus lecciones hasta 1974; de 1964 a 1972 fue profesor en la Universidad McGill; entre 1969 y 1976 en la Universidad de Laval; de 1971 a 1974 en el Conservatorio Real de Flandes, en Amberes. Ha impartido, además, clases magistrales en varias ciudades europeas en muchas universidades de los Estados Unidos, incluidas Berkeley, Michigan, Florida y Birmingham. En 1988 comenzó su período de enseñanza en el Mozarteum de Salzburgo. Ese mismo año, se convirtió en profesor de clavecín en el Conservatorio Superior de Música y Danza de París, siendo el primer canadiense en ocupar ese puesto. Durante el período estival fue profesor invitado en la Academia Chigiana de Siena, Italia. Fue artista en residencia 1969-1970 en la Universidad de Ottawa y también ha impartido cursos de verano en el museo Vleeshuis en Amberes de 1971 a 1982 y en Haarlem, desde 1973. Por sus clases han pasado muchos de los grandes clavecinistas de las últimas generaciones, incluyendo figuras de la importancia de Jos van Immerseel, Olivier Baumont o Scott Ross –su alumno más célebre–. Entre los nombramientos más destacados de su carrera están Officier de l'Ordre du Canada [1886], Officier de l'Ordre des arts et lettres du France y Miembro de la Société royale du Canada [1988].

   Su discografía es una de las más importantes en el mundo del órgano, pero especialmente de clave. Entre ellos son muy remarcables sus grabaciones integrales de la obra de Couperin, las sonatas de Scarlatti, la obra de Jean-Philippe Rameau, la escuela de clevecinistas frances [Forqueray, Marchand, Duphly], Antonio Soler, así como sus numerosos registros dedicados a Johann Sebastian Bach.

Fotografía: Archives Le Devoir.

Autor:Codalario
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico