Codalario
Está viendo:

Crítica: La Sinfónica de Barcelona dedica un concierto navideño a los musicales

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

UNA NOCHE EN BROADWAY

   Por Robert Benito
Barcelona. 22-XII-2017. Auditori de Barcelona. Sala Pau Casals. Obras instrumentales y vocales de diversos musicales de A. Lloyd Webber. Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña. Solistas: Joanna Ampil, John Owen-Jones, Gerónimo Rauch, Celinde Schoenmarker. Coral "San Jordi", Coro Ciudad de Tarragona, L’Esquitx, L’Espurna, Els petits Martinencs. Director: Alfonso Casado.

   Dentro de una amplia oferta musical que el Auditori ofrece a sus seguidores en estos tiempos de vacaciones y fiestas ha destacado este concierto inaugural que ya casi se está conviertiendo en tradicional tras el éxito que este formato de grandes solistas con orqeusta sinfónica y coros está teniendo últimamente en la ciudad condal. Tanto la OBC como el festival Grec como el de Pedralbes este verano han ofrecido sendos conciertos con un gran éxito de público e indiscutible calidad musical. Por lo que no se esperaría menos para el que pasamos a comentar.

   Si bien es verdad que para una orquesta de clásica este género puede resultar ajeno, alejado y hasta aburrido cuando cada semana se enfrenta a partituras mucho más complejas y virtuosas no ha dejado de sorprender su entusiasmo y entrega ante la música del casi septuagenario ya Andrew Lloyd Webber un guinness andante de la historia del musical más allá de Broadway y el West Ent londinense.

   Alex Gorina en las notas al programa nos habla del compositor como una persona impaciente, desconsiderado y clasista. No sé si es la mejor manera de llenar unas notas al programa a partir de una mala experiencia personal, pero lo que es evidentemente es que este rey midas del musical más reciente llenó y entusiasmó con su música una velada gélida fuera del Auditori pero emocionante y bella dentro del recinto de Moneo.

   Los cuatro solistas escogidos para dar vida y sonido a partituras del compositor británico fueron cuatro joyas vocales que engarzaron perfectamente un collar de canciones y escenas de los más conocidos musicales de Webber, pero si tuviéramos que subrayar uno para cada uno señalaríamos “Unexpected song” del musical Song& Dance para la soprano filipina Joanna Ampil que también brilló en el archiconocido “Memory” de Cats. Su contrincante femenina, la holandesa Celinde Shoenmaker ofreció una lección magistral de cómo combinar una técnica lírica con otra mucho más abierta en “Love never dies” y una expresividad inigualable en “Don’t cry for me Argentina” de Evita, aunque el sobreagudo del bis de The Phanton of the Opera fuera calante y descolocado. Pero si ellas fueron extraordinarias los dos cantantes masculinos fueron soberbios. El argentino Gerónimo Rauch que ya pudimos escuchar en otras citas en la ciudad condal no hizo sino ratificar sus buenas prestaciones vocales y artísticas con un “Gethsemane” de Jesus Christ Superstart absolutamente insuperable.

   Pero sin duda la estrella del concierto era John Owen-Jones, Vantjean de referencia y protagonista del Phantom por excelencia que con un dominio de la técnica y de la escena increíbles que sería difícil escoger entre todas sus intervenciones por lo que no podemos menos de destacar tres momentos, su energizante “Love Changes Everything” de Aspects of love, su recitado expresivo del fragmento homónimo del musical Sunset Boulevard y el inigualable “The music of night” de The Phantom of the Opera con esa nota filada del final en falseto inamovible por encima de las disonancias orquestales.

   Tal vez lo más flojo de la velada fueron las prestaciones corales que sólo se salvaron gracias a un exceso de amplificación ya que ni por expresividad ni por musicalidad consiguieron brillar.

   Alfonso Casado, joven director sevillano afincado en Londres y en carrera ascendente en el difícil mundo de los musicales supo conquistar al público con su acento y sus notas de introducción a cada parte del concierto desempeñando una labor encomiable de concertación y dominio del repertorio.

   Un buen concierto que supo levantar al público y ganar tres propinas de solistas, orquesta y coros cerrando una velada de buena música escénica con unos intérpretes de lujo.

   Buen comienzo de unas fiestas navideñas muy musicales y familiares

Autor:Robert Benito
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico