Codalario
Está viendo:

El Teatro de la Zarzuela tiembla: va a ser absorbido por el Teatro Real

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

   El Teatro de la Zarzuela tiembla: va a ser absorbido por el Teatro Real

   Es una de las noticias más importantes y que tendrá más trascendencia y consecuencias en los próximos años en España. Medios generalistas como El País y ABC la anticipaban ayer, levantando entre el mundo de la música y aficionados tanta expectación como controversia por las posibles consecuencias. "El Teatro Real absorberá al de la Zarzuela", rotulaba ayer El País, que añadía: "El Teatro Real amplía su influencia en Madrid. Antes de dos años absorberá dentro de su gestión al Teatro de la Zarzuela para centralizar bajo un mando toda la iniciativa lírica de la capital. El presidente del Patronato del Real, Gregorio Marañón, y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte han negociado en las últimas semanas la fusión, que será plasmada en un real decreto. Desde el Real, el futuro con la ampliación se contempla con entusiasmo".

   Una de las preguntas obligadas de esta, por lo que se ve, tan deseada unión por parte del Real, es si responde a una intención del Gobierno de bajar el presupuesto o unificar criterios que, en estos momentos (el sueldo de los componentes de los coros de ambas entidades o el de los músicos de sendas orquestas titulares, por ejemplo) son dispares. El propio medio da la respuesta, anticipándose quizá el Gobierno a dicha crítica: "El proyecto contará con un presupuesto que rondará los 100 millones de euros —actualmente el Real cuenta con 56 millones y la Zarzuela, con 22 millones— y la posibilidad de un doble escenario coloca a Madrid en la principal liga mundial de la ópera, con atención también a la internacionalización de la zarzuela".

   Aparte de esta última aseveración, que obviamente es gratuita y que puede enmarcarse en una visión deseada de dicha unión por una parte interesada, cabe preguntarse si ese presupuesto se mantendrá más allá de la primera o primeras temporadas, y si servirá o no para igualar por debajo las posibles desigualdades existentes hoy. "Desde hace años, el Teatro de la Zarzuela ha sido uno de los mayores quebraderos de cabeza del INAEM por sus convenios laborales y su falta de flexibilidad a la hora de abordar ciertos proyectos, además de las giras", se explica en El País.

   Además está el aspecto de la concentración de poder en una sola persona o entidad, de la pérdida de autonomía de ambas instituciones ¿Quién será el gestor de esta nueva entidad musical? En un país como España, donde el terreno de la denominada "música clásica" no es demasiado grande, y donde con frecuencia muchos músicos españoles se quejan de los personalismos de determinados gestores e intereses creados y la dificultad para poder participar en algunas de nuestras más importantes temporadas sinfónicas y líricas, la centralización de todas las decisiones en una sola persona polarizaría todavía más estos aspectos. 

   ¿Y qué pasaría con la zarzuela? ¿Pasaría la ópera española a programarse en el Teatro Real con naturalidad, algo demandado por destacados especialistas del género pero que hasta la fecha es tan sólo una excepción? ¿O por el contrario el Teatro de la Zarzuela se usará para acoger otro tipo de obras musicales? 

   En declaraciones efectuadas a El País, Daniel Bianco, director artístico del Teatro de la Zarzuela, que hoy mismo se reúne con el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, para hablar de un asunto del que ayer se había enterado por la prensa, aseguró que "desconoce los términos del nuevo acuerdo: "Yo tengo contrato hasta el 1 de noviembre de 2020 y las dos próximas temporadas programadas. Soy un hombre de teatro, acabo de salir del ensayo del concierto que dará hoy la mezzosoprano Elina Garanca y no me pienso bajar del barco".

   El País habla de seguir el modelo Francés, que en un sólo rótulo, Ópera Nacional de París, reúne las temporadas del Palacio Garnier y el Teatro de la Bastilla bajo la dirección artística de Stéphane Lissner. ¿Sería este el nombre que aglutinaría todo el poder de la nueva institución en Madrid ( según el medio Lissner no renovará contrato en París) será Joan Matabosch, actual director artístico del Real quien herede el cargo o se buscará otro perfil? Son todas preguntas sin respuesta hasta el momento.

Autor:Codalario
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico