Codalario
Está viendo:

No, el trap «no es un género musical», afirma Antonio Luque Fernández

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
23 de julio de 2020

   El trap, filosofía millennial para la crisis en España, del joven filósofo español Ernesto Castro parece haber alcanzando cierta relevancia en el contexto editorial, de forma parecida al propio Castro, cuya erudición filosófica y capacidad para dominar la tecnología de las redes sociales le ha permitido adquirir una notable popularidad más allá del campo de la Filosofía. En línea con los tiempos que nos está tocando vivir, donde es frecuente que se ecualice la importancia de la música que hace Antón García Abril con la de Rosalía, donde cada vez más se observa una tendencia por parte de entidades como las orquestas sinfónicas a dedicar parte de su repertorio al rock o pop, e incluso a Ayuntamientos como el de Oviedo, cuya imagen siempre ha estado ligada a la malllamada «música clásica» pero que en los últimos años ha empezado una deriva hacia la «música popular», Castro habla a lo largo de su libro del trap como un género musical, algo que no ha pasado desapercibido al filósofo materialista Antonio Luque Fernández, quien en un artículo publicado en el Anuario de Filosofía de la Música 2019 [editado por la Fundación Gustavo Bueno] titulado «La idea de degeneración en Música como eliminación del núcleo de su esencia», contesta a Castro asegurando que «el trap no es un género musical». «Castro», explica Luque en su artículo, «relata que el sistema de la filosofía materialista de la música no contempla el estudio de la música popular como el trap, el hip-hop, etc., afirmando que este sistema se ha convertido en una filosofía elitista. Es decir, tilda a la filosofía materialista de la música como elistista para poder explicar una ópera del siglo XIX, como él expone, pero no estos tipos de música como el trap, el rap, el pop y el rock, calificadas como degeneradas o indefinidas». Luque responde que «la idea de degeneración no dispone de un componente psicologista sino que se basa en un criterio sólido plasmado en la plataforma de la Teoría de la Esencia Genérica de Gustavo Bueno, pues la eliminación del núcleo comporta un avanzado grado de fases de degernación de los tres ejes que conforman el volumen tridimencional del sonido musical», afirma el filosofo materialista, que en su artículo también critica el concepto de «metamúsica» usado por Castro en su libro.

Autor:Codalario
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico