CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Críticas

Crítica: Asher Fisch dirige «Adriana Lecouvreur» en el Teatro Comunale de Bolonia

24 de noviembre de 2021

Kristine Opolais protagoniza Adriana Lecouvreur de Cilea en el Teatro Comunale de Bolonia, bajo la dirección de Asher Fisch.

Kristine Opolais

Una gran diva

Por Magda Ruggeri Marchetti
Bolonia. 14-XI-2021. Teatro Comunale. Adriana Lecouvreur [Francesco Cilea / Arturo Colautti]. Luciano Ganci [Maurizio], Romano Dal Zovo [Principe di Bouillon], Gianluca Sorrentino [Abate di Chazeuil], Sergio Vitale [Michonnet], Kristine Opolais [Adriana Lecouvreur], Veronica Simeoni [Principessa di Bouillon], Elena Borin [Mad.lla Jouvenot], Aloisa Aisemberg [Mad.lla Dangeville], Luca Gallo [Quinault], Stefano Consoli [Poisson], Luisa Valdinetti [ballerina], Davide Riminucci [acróbata]. Orquesta y Coro del Teatro Comunale. Director de escena: Rosetta Cucchi. Director musical: Asher Fisch.

   El superintendente del Comunale, Fulvio Macciardi, no se ha resignado a cerrar totalmente el teatro durante el periodo más duro de la pandemia y, aun sin público, ha montado Adriana Lecouvreur como film-ópera en colaboración con RAI cultura, ofreciendo escenas y perspectivas del Teatro Comunale transformado en set cinematográfico. Ahora la ópera vuelve al escenario con el público en el aforo, con los mismos cantantes, el mismo director musical y de escena.

   En esta nueva producción del Teatro Comunale con Fundación Ópera de Oviedo y Opera Australia, Rosetta Cucchi ve en Adriana a las múltiples grandes actrices que han entregado su vida al escenario. Por ello disloca los cuatro actos en diferentes épocas. En el primero Adriana es la verdadera gran actriz de la Comédie Française que en 1730 revolucionó la manera de actuar, en el segundo estamos en 1860, en el tercero en 1930 y en el último en 1968, pero la historia es la misma derivada del drama Adrienne Lecouvreur de Eugène Scribe y Ernest Legouvé. 

   En el espectáculo dominan las dotes de Kristine Opolais, una verdadera cantante-actriz, una diva que aúna belleza canora y magnetismo escénico y encarna a Adriana mereciendo el éxito que muestran los aplausos recibidos también durante la representación. Magnífico el monólogo de Fedra que Opolais hace extremadamente intenso con sentida expresión. Su hermosa línea de canto y atractivo timbre se nota ya en «Io son l’umile ancella» para ir a más en el último acto donde, junto a las cualidades dramáticas, nos ofrece una insuperable escena final, una escena que Rosetta Cucchi resuelve mostrando en las tablas a Adriana y a Michonnet, mientras se oye la voz de Maurizio y el sueño y el delirio se proyectan al fondo.

   El tenor Luciano Ganci es un Maurizio de buen timbre y amplio registro, convincente en su personaje superficial que, aun enamorado, cuida de sus intereses. Sergio Vitale compone un Michonnet sensible y emotivo, con voz de bello timbre, buen volumen y perfecto fraseo. Veronica Simeoni es una excelente Princesa de Bouillon con voz de gran extensión: magnífico el duo con Adriana al final del segundo acto. Bastante fría la actuación de Romano Dal Zovo como Príncipe de Bouillon. Correcto el resto del reparto. Buena la actuación del coro preparado por Gea Garatti Ansini

   Sin duda es interesante la dirección de escena de Rosetta Cucchi, que además del ya citado magnífico final resuelve bien el juego del teatro dentro del teatro y amplía el escenario sirviéndose también de los palcos. No podemos olvidar la extraordinaria exhibición del acróbata Davide Riminucci y la coreografía de la bailarina Luisa Baldinetti. Magníficos el vestuario de Claudia Pernigotti, la acertada iluminación de Daniele Naldi y los vídeos de Roberto Recchia.

   Asher Fisch dirige una entregada orquesta del Teatro Comunale dando una perfecta lectura que no enfatiza demasiado los aspectos dramáticos y teatrales de la partitura para subrayar en cambio sus refinadas melodías. 

   El público apreció mucho la ópera prodigando al final aplausos y ovaciones.

Foto: Andrea Ranzi [Casaluci-Ranzi]

Kristine Opolais Adriana Lecouvreur Asher Fisch Rosetta Cucchi Bolonia