CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Portada

MARÍA BAYO, soprano: 'NO SE PUEDE OLVIDAR QUE LA CULTURA ES LA BASE DE UNA PAÍS Y ES IMPRESCINDIBLE MANTENERLA'

25 de enero de 2013
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            132 votos
La soprano española María Bayo ofrece mañana sábado, a las 20:30 horas, un recital en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, dentro de su ciclo 'Recitales Líricos'. La artista navarra, que estará acompañada al piano por Rubén Fernánez Aguirre, interpretará obras de autores como Bizet, Guastavino o Lecuona. 

Vivimos un tiempo de crisis económica, ¿también de voces?
Es cierto, es tiempo de crisis. Comprendo que hay necesidades a todos los niveles pero no se puede olvidar que la cultura es la base de un país y es imprescindible mantenerla, aunque tengamos otras prioridades y debamos atenderlas. El contenido de muchos teatros está cayendo.

¿Para qué sirve haber hecho tantos y buenos teatros si luego no hay contenidos para sustentarlos?
Respecto a las voces creo que no, que las hay muy buenas y están saliendo cada vez más. Se ha dado un salto importante en los últimos años con la construcción de grandes obras...  Efectivamente se ha dado un gran salto y se han cubierto carencias que se arrastraban desde hacía décadas. Recuerdo la diferencia que noté entre la situación al marchar a Alemania a estudiar y, a mi vuelta, las condiciones culturales musicales eran tan deficientes que no había posibilidades de estudiar. Por eso marché, porque no había salidas. Pero a mi vuelta noté un gran progreso, había mucho más para poder hacer, y ahora noto que esto se acaba...

¿Pero se podía mantener esta oferta tan amplia?
El problema nuestro es que o estamos arriba o estamos abajo, no sabemos buscar un término medio. Si bien esto no ocurre sólo en lo cultural. No somos ricos, como se ha intentado parecer. Aquí venía la gente y se pagaban unos cachés que no se pagaban en ningún otro lado. Aunque hay que decir que un artista importante necesita un entorno y un reconocimiento, porque de no ser así no viene. Pero ha habido unos excesos tremendos en muchos teatros.  Hay que decir, del mismo modo, que se han formado grandes estructuras orquestales que han conseguido un nivel europeo que antes no había ( Orquestas de Coruña o Navarra por ejemplo) y que es importante mantener. Pero creo que ni lo de antes ni lo de ahora, sino un término medio.  Es imprescindible tener una educación desde la escuela, para que todo vaya progresando poco a poco. No somos ni los más ricos ni los más pobres.

¿Por qué no se entienden política y cultura?
Porque los políticos quieren que se les vea de inmediato, que lo que hagan se les valore en el momento y la cultura no es eso. Se necesita tiempo.  El canto no se hace de un día para el otro, sino montando una pirámide. Igual pasa con la cultura. Es algo que necesita un desarrollo y en política se quieren hacer las cosas de la noche a la mañana. Ahí está el problema. Ellos tienen mandatos muy cortos y quieren que en ese tiempo  se vea lo que se ha hecho, sin que el que les sigue se pueda beneficiar del fruto de la semilla que ellos pusieron.

¿La situación cambia fuera?
Lo cierto es que la cosa está difícil en todos los lugares.
 
¿Es usted una rebelde?
Bueno, si no se tiene sentido crítico no se avanza en la vida. Hay que saber cuando algo está bien o mal, hay que ser exigente. Esta actitud la aprende una desde el conservatorio. A mí en el fondo me gusta la dificultad y saltar las barreras que una misma se pone. Me gusta la perfección pero no es fácil conseguirla.

Le gusta asumir retos...
Sí. Recuerdo que en Sevilla asumí los tres papeles de Los cuentos de Hoffmann (Se refiere a Olimpia, Antonia y Stella), algo que ya había hecho en Houston anteriormente. Me costó, indudablemente. Lo que peor se lleva es que las funciones son en días alternos y eso es agotador. No lo he vuelto a repetir; se necesita suficiente descanso. Fue una experiencia maravillosa pero agotadora físicamente. Pero no se olvide de mi Fausto. Cuando canto un personaje me vuelco tanto que duermo mal y al día siguiente estoy agotada.

En el cantante se necesita técnica y algo más...
La técnica no siempre transmite emoción, aunque sin ella es muy difícil hacer una carrera longeva. Se puede hacer una carrera corta, sin técnica, pero en cinco años ha desaparecido el cantante. No tiene más que echar un vistazo al panorama actual o reciente y le salen nombres conocidos. Esta profesión es complicada, necesita aunar muchos factores.

Últimamente se ha volcado en los recitales...
Sí, bueno, lo de la ópera es más complicado, no siempre los teatros ven la evolución de tu voz. Una quiere montar otros roles pero son los directores lo que no te ven en él, incluso llegan a encasillarte en un cierto repertorio y es difícil abrir nuevos caminos dentro de la evolución de la voz.

¿En qué momento se encuentra su vocalidad?
Yo me considero lírica pura, con facilidad para la coloratura. Ahora busco personajes más maduros: La condesa (Le nozze di Figaro), Fiordiligi (Così fan tutte)...

¿Hay algún personaje María Bayo?
Yo me encuentro bien en cualquier personaje cuya tesitura de voz sea exigente y vaya conmigo. Ése que exige, además, un trabajo escénico importante. La Mellisande que acabo de hacer en Barcelona me ha costado pero me apasionó. Ha habido personajes de los que sólo hice una producción - Julieta, por ejemplo- que me han ido muy bien y que no he vuelto a hacer. Cuesta mucho montar un rol para hacer un solo papel en la vida.
¿Hay una escuela de canto española?
Claro, y eso depende de las características vocales de cada país, de cada lengua. El español ayuda a timbres particulares, hermosos y bellos. Recuerde a García, Malibrán... De hecho en este momento hay muchos cantantes que triunfan, dentro y fuera del país.

¿Sigue siendo necesario cruzar la frontera para ser reconocido?
Parece ser que sí. Esta es otra de las contradicciones de este país. Es algo que considero terrible. Aquí no se valora nuestro producto y esto es un defecto. En Estados Unidos, por ejemplo, se valora y se apoya lo autóctono, al igual que en Francia o en Italia, por citar otros. Aquí tenemos gente muy buena y muy preparada.

¿Y usted qué prepara en este momento?
Preparo La voz humana de Poulenc. Ya abordé a este compositor en Diálogo de carmelitas y Les mamelles de Tirésias , obras que no tiene nada que ver entre sí. Poulenc es un compositor fascinante.  Se presentará en Madrid y Barcelona y luego en otros teatros dentro y fuera del país.

Oír a la María Bayo de ahora y hacerlo en grabaciones de hace años...
Sigue siendo María Bayo. Más madura, más hecha... Son ya veinticinco años cantando. Es cierto que ahora hago otro tipo de actividades, algunas relacionadas con las clases y otras con concursos de canto... Porque mi intención es poder aportar algo al mundo de la música. Pero fíjese, todo el mundo me asocia a la ópera barroca y no empecé por ahí. Aquí se me conoció por la Calixto, cuando ya llevaba quince años pisando teatros en el mundo.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?
Rodelinda, como ve sigo en el barroco. Pero también estoy abordando oratorios, algo que hice en los primerísimos años de mi carrera. Además estoy trabajando en la publicación de un disco dedicado solamente a nanas, recogidas de las diferentes culturas.

¿Cuándo se emociona María Bayo?
Al cantar el aria de la muerte de Juliette (Gounod), en Plagliacci (Leoncavallo) o en la propia Pelleas (Debussy). Somos humanos y debemos traspasar más allá de la partitura para aportar y crear. Somos como los actores. Ahí es donde se ve el artista y cómo llega y emociona al público. Yo apática no soy y me gusta aportar algo a mi trabajo. Tengo que pasar ese límite, en ese sentido soy un poco rebelde. Aparte de la voz debe haber algo más: la forma personal de ver lo que se hace.
En cada puesta en escena el cantante aporta un matiz diferente, porque somos únicos, pero hay que sacar algo de nosotros mismos y hacerlo singular.
Contenido bloqueado por la configuración de cookies.
maria bayo recital teatro maestranza
0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.