CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Entrevistas

GONZALO MARTÍNEZ LOURIDO: «Pocos políticos hay que sean socios de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra»

11 de abril de 2023

Aurelio M. Seco entrevista al presidente de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra, Gonzalo Martínez Lourido

Gonzalo Martínez Lourido, presidente de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra

Gonzalo Martínez Lourido: «Pocos políticos hay que sean socios de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra»

Una entrevista de Aurelio M. Seco | @AurelioSeco
Gonzalo Martínez Lourido es el presidente de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra desde 2009. Hombre sereno y tranquilo, de una personalidad amable que destila un profundo amor por la música, Martínez Lourido ha situado a la filarmónica pontevedresa en un lugar cómodo y de prestigio, por número de socios y calidad de los conciertos programados. Hablamos con él del pasado y presente de una entidad importante para «La bella Helenes», es decir, para la ciudad de Pontevedra, capital preciosa y musical que, si atrae el interés de los más importantes melómanos es, sobre todo, por la programación de su Sociedad Filarmónica.

¿Desde cuándo es usted presidente de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra?

Me eligieron en octubre de 2009. Recuerdo que durante la temporada siguiente, concretamente en febrero de 2011, celebramos el concierto número 1000 de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra, con la Sinfónica de Galicia dirigida por Carlo Rizzi y el pianista Ananda Sukarlan como solista. Cumplíamos 90 años como institución. En aquella ocasión se estrenó un concierto para piano de Eduardo Soutullo, además de ofrecer Don Juan de Strauss y la Sinfonía nº 6 de Sibelius, que es una obra que no se toca con mucha frecuencia.

Haga balance de todos estos años

Cuando entré como presidente estábamos pasando un momento complicadísimo, porque coincidió con la época de la crisis económica y teníamos muchas bajas de socios todos los meses, hasta el punto de llegar a ser 260 socios, cuando en nuestros mejores tiempos éramos entre 600 y 700. Entonces hicimos un llamamiento a los socios y poco a poco se empezó a remontar, hasta hoy, que estamos en 350, un número estupendo para una ciudad como Pontevedra. Se fue remontando con mucho trabajo y sacrificio. Con este número podemos hacer temporadas musicales dignas, con 10 u 11 conciertos de calidad, que es lo que buscamos ofrecer a nuestros socios.

¿Qué destacaría en lo artístico?

Los conciertos que hicimos con la Orquesta Sinfónica de Galicia, que es un conjunto que está situado entre los mejores de España. Haber llegado a un acuerdo con la Sinfónica del Galicia, por el cual vienen a Pontevedra a ofrecer dos conciertos por temporada, es algo de lo que me siento orgulloso. Además, era uno de mis objetivos cuando entré como presidente. También contamos con la Real Filharmonía de Galicia, una orquesta muy interesante. Después están todos los artistas que han pasado por aquí: Ana María Valderrama con Luis del Valle, Dmytro Choni, Martín García García, Judith Jáuregui, Josu De Solaun, Eduardo Fernández, Seong-Jin Cho, el Diogenes Quartett, el Cuarteto Gerhard, el Cuarteto Quiroga, el Brentano… Podría hablar de tantos…


«Haber llegado a un acuerdo con la Sinfónica del Galicia, por el cual vienen a Pontevedra a ofrecer dos conciertos por temporada, es algo de lo que me siento orgulloso»

La sede de la Sociedad Filarmónica ha cambiado con el tiempo

Sí, por diversos motivos ha sido un poco errante. Ahora está en el Teatro Principal de Pontevedra, pero  cuando éste ardió en 1980 nos fuimos al edificio de la Xunta de Galicia, en la calle Benito Corbal. Cuando Celestino Fontoira falleció, cedió su famoso chalet al Ayuntamiento de Pontevedra, que lo trasladó piedra a piedra hasta el lugar donde está hoy situado. Fontoira había dejado escrito que, tras su muerte, una de las salas del chalet se dedicase como local social a la Sociedad Filarmónica, y ahí estuvimos durante un tiempo, hasta que José Rivas Fontán, alcalde de Pontevedra, nos pidió que se lo dejásemos al Ayuntamiento porque el chalet se les quedaba pequeño, ofreciendo a cambio la antigua cafetería del Teatro Principal, que casi desde su inauguración estaba en desuso. Y desde entonces estamos ahí, lo que nos viene muy bien.

Para los conciertos tienen varias sedes

Los conciertos de cámara los hacemos en el Teatro Principal y los sinfónicos en el Auditorio Afundación, gracias a un convenio que hemos suscrito con la entidad bancaria propietaria.

¿Y cómo han conseguido vincular a orquestas como la Sinfónica de Galicia y Real Filharmonía?

Estamos muy agradecidos por el esfuerzo que ambos conjuntos realizan para poder venir a Pontevedra.

¿Y el Ayuntamiento no colabora?

Sí, nos cede gratuitamente el Teatro Principal

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, ¿será socio, no?

No. Pocos políticos hay que sean socios de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra. En alguna ocasión algún concejal de cultura lo fue, pero ahora mismo, que yo recuerde, no.

«El recital de Arthur Rubinstein en Pontevedra en 1917 pudo ser el principio de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra»

¿Qué hay de cierto en la historia que cuenta que Arthur Rubinstein ofreció un recital en Pontevedra en un piano de pared?

La historia la ha dejado escrita José Luis Fernández Sieira, que fue presidente de la Sociedad Filarmónica  de Pontevedra, en un libro que hablaba de los primeros 75 años contó la anécdota. Afirma que Arthur Rubinstein se vio sorprendido por la Primera Guerra Mundial en España, por lo que el Gobierno español le facilitó un visado para que pudiese ofrecer conciertos en nuestro país. Cuando Rubinstein llegó a Pontevedra, la ciudad no tenía ningún piano de cola, pero las famosas hermanas Mendoza sí tenían uno vertical en el Pazo en el que vivían. Sieira afirma que un grupo de personas le pidió que tocase, a lo que Rubinstein accedió. Ese recital, que en principio tuvo lugar en en el Teatro Principal en 1917, parece que pudo ser el principio de la Sociedad Filarmónica de Pontevedra, que se constituyó en 1920. Fernández Sieira lo contaba con mucha gracia y yo dudo que se haya inventado algo así, pero no puedo afirmar taxativamente que la anécdota sea cierta. Sieira también decía que el propio Rubinstein había escrito en su biografía que el único lugar en el que había ofrecido un recital con un piano vertical había sido en una ciudad del norte de España, gracias a unos ciudadanos que habían sido «muy convincentes».

¿Qué desea para la Filarmónica de Pontevedra?

Hay una cosa que sí me propuse, rejuvenecerla, porque nos dimos cuenta de que entre la gente que venía a nuestros conciertos había poca joven, así que una de las cosas que hicimos fue hablar con el conservatorio y ofrecerles que mandasen a cada concierto a 30 o 40 alumnos. Me emocionó ver alrededor de 30 chicos de entre 12 y 14 años en el recital de Martín García García, algo que seguramente se repetirá cuando ofrezca su recital el 6 de noviembre Misha Dacić. Esta es una de las cosas de las que estoy más satisfecho.

¿Proyectos de futuro?

Seguir ofreciendo conciertos de la mejor calidad posible. Tenemos ya programada más o menos la próxima temporada, que incluye dos conciertos de la Sinfónica de Galicia  y uno de la Real Filharmonía de Galicia. También vendrán artistas como el Zoar Ensemble con Rosalía Gómez Lasheras, con un programa historicista, el propio  Misha Dacić, que tocará todos los Estudios trascendentales de Liszt el 6 de noviembre. También nos visitarán el Cuarteto Vivancos, el Trío Pedrell, el Gara Quartet… Ahora estamos esperando el concierto del próximo 28 de abril, cuando nos visitará la Real Filharmonía de Galicia bajo la dirección de Nil Venditti. La actual temporada concluye el 1 de junio, con la Sinfónica de Galicia trabajando a las órdenes de Catherine Larsen-Maguire  y los hermanos Jussen como solistas

«Misha Dacic tocará todos los Estudios trascendentales de Liszt el 6 de noviembre»

Gonzalo Martínez Lourido Sociedades Filarmónicas Arthur Rubinstein Pontevedra Sociedad Filarmónica de Pontevedra