CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Portada

Crítica: Oksana Lyniv dirige obras de Wagner en Bolonia

2 de noviembre de 2023

Crítica del concierto ofrecido en Bolonia por la Orquesta del Teatro Comunale bajo la dirección de  Oksana Lyniv 

Oksana Lyniv

Una óptima interpretación

Por Magda Ruggeri Marchetti
Bolonia, 27-X-2023. Auditorium Manzoni. Temporada sinfónica del Teatro Comunale. Preludio del I Acto y Preludio del III Acto de Lohengrin; Preludio de Tristan und Isolde; Preludio de Tannhäuser; Parsifal suite (arreglo de Andrew Gourlay) de Richard Wagner. Orquesta del Teatro Comunale de Bolonia. Director: Oksana Lyniv.

   Vibrante velada wagneriana la que ha ofrecido Oksana Lyniv al frente de la orquesta del Comunale. La sala estaba abarrotada, prueba de la expectación que un evento así despierta en el público boloñés. En efecto, Bolonia es la patria italiana de Wagner, en histórica rivalidad con el verdianismo nacional, y el repertorio de Oksana Lyniv, directora de la orquesta del Teatro Comunale de Bolonia, tiene seguramente en el compositor alemán su más destacada proyección, hasta el punto de haber sido la primera batuta femenina en hollar el templo de Bayreuth. Este concierto preludia la programación de las dos próximas temporadas operísticas del Comunale, que incluye el ciclo completo del Anillo de los Nibelungos; y por último, para deleite de la afición local wagneriana, poder disfrutar de una velada exclusiva con una inspirada selección orquestal de sus óperas más místicas. 

   No recordaremos aquí el presigioso currículum de Oksana Lyniv, que ya presentamos con ocasión del nombramiento de la ucraniana como primera mujer directora de la orquesta del Teatro Comunale en enero de 2022. Sí que es preceptivo decir que la costumbre de ejecutar en Bolonia fragmentos musicales de las óperas de Wagner, inaugurada por Luigi Mancinelli en la década de 1880, se convirtió en cita fija en la estela de los estrenos absolutos en Italia, también en esta ciudad, de óperas del compositor germano, y que, a caballo de los años noventa de ese siglo, Mancinelli fue influyente director artístico del Teatro Real de Madrid que impondría el repertorio wagneriano en la capital ya a comienzos del siglo XX.

   El estreno italiano de Lohengrin tuvo lugar en Teatro Comunale de Bolonia en 1871 y le valdría al alemán la ciudadanía honoraria al año siguiente. El Preludio del I Acto inicia y termina con la atmósfera ultraterrena de largos pianissimo confiados a las cuerdas, y en la parte central los motivos del Graal y de la Separación en un fortissimo de la orquesta en pleno. El no menos grandioso y popular Preludio del III Acto nos lleva al ambiente de la fiesta nupcial de Elsa y Lohengrin. 

   El Preludio del Tristán sigue el mismo esquema del éxtasis inicial con largos silencios, un crescendo de expresiones de emociones y sentimientos hasta un clímax, para retornar a una calma liberatoria final. 

   También el estreno italiano de Tannhäuser tuvo lugar en Bolonia, en 1872, justo el año sucesivo al de Lohengrin. En el Preludio se distingue una primera parte dominada por el tema de los Peregrinos, lento y sublime con un tono ascendente de las cuerdas, y la segunda por el tema de la Venusberg, violas, violines vientos y leves golpes de timbales, con los motivos del Himno de Tannhäuser y la respuesta de Venus con novedosas imágenes y efectos para expresar un vendaval de sensaciones, desde la atracción y la sensualidad hasta la elevación religiosa.

   En la segunda parte de la velada la Directora propuso Parsifal Suite, preparada por el director de orquesta Andrew Gourlay: cuarenta y cinco intensos minutos que se pudieron disfrutar plenamente. De nuevo estamos ante un protagonismo wagneriano Bolonia-España, pues por un lado la ciudad emiliana fue la primera italiana en poner en escena Parsifal en 1914, tras terminar la prohibición de treinta años de representarla fuera de Bayreuth, y por otro la Suite de Gourlay ha sido también la primera italiana tras su estreno absoluto en España en febrero de 2018 por la Orquesta Sinfónica de Castilla y León con la dirección del propio autor anglo-jamaicano. Gourlay eligió poner después del Preludio la primera escena del tercer acto y luego al segundo y al primero para terminar de nuevo con el tercero, resultando especialmente claros temas como el del Grial y de la Lanza sagrada. 

   Oksana Lyniv es sin duda una gran intérprete de la música de Wagner y el público la aplaudió repetidamente. 

Fotos: Andrea Ranzi

Wagner Oksana Lyniv Bolonia Teatro Comunale de Bolonia