CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Portada

Crítica: Divino Sospiro en el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza

16 de diciembre de 2023

Crítica del concierto ofrecido por Divino Sospiro en el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza

Divino Sospiro en el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza

Valiosos ejemplos del barroco musical portugués 

Por José Antonio Cantón
Úbeda, 8-XII-2023. Auditorio del Hospital de Santiago. XXVII Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza (FeMAUB). Divino Sospiro. Solistas: Eunice Abranches D’Aguiar (soprano) y Rita Filipe (mezzosoprano). Director: Massimo Mazzeo. Obras de Fracisco António de Almeida Giovanni Bononcini, Antonio Maria Mazzoni, José Palomino, Marcos António de Portugal, Carlos Seixas, Joâo de Sousa Carvalho, Giuseppe Tartini y Giuseppe Totti.

   Fundado por el violista italiano Massimo Mazzeo el año 2004, el grupo instrumental Divino Sospiro se ha convertido en una de las instituciones musicales de Portugal en su primordial labor de investigación y recuperación del patrimonio musical de dicho país o vinculado a él, de modo especial, referente al siglo XVIII. Con tal predicamento se ha presentado en el FeMAUB con un programa de obras de autores lusos principalmente, en una parte dedicada a la música de la corte y otra de carácter popular, donde han proliferado los temas amorosos y pastoriles de los que la modinha originaria lusitana adquiriría relevancia de carácter propio con su difusión e implantación en Brasil.

   Los cinco movimientos transcritos para orquesta de la Sonata en Sol menor, K.49 de Carlos Seixas fue la carta de presentación de esta formación orquestal integrada por trece instrumentistas, dejando la sensación de una adecuada adaptación estilística que recordaba, por afinidad, al modo de componer de Domenico Scarlatti, de quien fue contemporáneo. Siguió un aria de Giovanni Bononcini, Fugge il tempo, perteneciente a su oratorio La Conversione di Maddalena, en la que la soprano Eunice Abranches manifestó una dúctil y delicada voz. El maestro Mazzeo, que fue dulcificando su cinética en el transcurso de su dirección, introdujo fuera de programa un pasaje destacado de la ópera Antigono que Antonio Maria Mazzoni compuso en 1755 con libreto de Pietro Metastasio, que fue recuperada por este grupo el año 2011 bajo la dirección de Enrico Onofri, bien implementada y favorecida por un registro fonográfico muy elogiado por la prensa especializada.

   La primera parte avanzó en su recta final con la aria Se l’interno affanno mio de la ópera Alcione compuesta en 1787 por Joâo de Sousa Carvalho, con la que la cantante Rita Filipe dejó constancia de su destacable voz puesta al servicio de un manifiesto clasicismo. Terminó con el dúo para dos sopranos de Francisco António de Almeida, Perché soffri i falli miei, perteneciente a su serenata a seis voces L’Ippolito del año 1752, que dejó muy grata impresión en el auditorio.

   La segunda parte del concierto estuvo dedicada prácticamente en su totalidad a la modihna, tipo de canción popular antes mencionado, destacando la sentida emocionalidad de dos de José Palomino y la distinguida variedad amorosa que Marcos António Portugal llegó a mostrar en cuatro de ellas bien escogidas por Massimo Mazzeo, que quiso terminar la actuación con un precioso pequeño dueto de Giuseppe Totti titulado Solitário bosco ombros, que vino a reafirmar el gusto de ambas cantantes en la constatación de las distintas corrientes que alimentaron el cosmopolitismo musical que se dio en Portugal a lo largo del siglo XVIII. El público respondió encantado ante este concierto, que servía para descubrir los buenos compositores que hubieron en Portugal en dicha época, más que merecedores de una mayor y mejor difusión en escenarios tan reconocidos como los que ofrece uno de los festivales ibéricos más  prestigiosos de música antigua como es el FeMAUB.

Foto: Jesús Delgado Martínez

Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza Divino Sospiro