CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Críticas

Crítica: Concierto del Cuarteto Quiroga en Zaragoza

20 de abril de 2024

Crítica del concierto ofrecido por el Cuarteto Quiroga en la Sociedad Filarmónica de Zaragoza

Cuarteto Quiroga

Cuartetos poco convencionales

Por David Santana
Zaragoza, 18-IV-2024. Auditorio-Palacio de Congresos de Zaragoza. Cuarteto Quiroga. Cuarteto para cuerdas n.º 35 en re menor, op. 42 de J. Haydn; Cuarteto para cuerdas n.º 3, en do sostenido menor de B. Bartók y Cuarteto para cuerdas n.º 1, op. 18 de L. van Beethoven.

   La Sociedad Filarmónica de Zaragoza en los últimos años se ha arrogado la tarea de traer a la capital aragonesa una programación de música de cámara de muy alta calidad. Ocupa para ello la sala principal del Auditorio de Zaragoza, cuya excepcional acústica permite escuchar todos los detalles de las distintas agrupaciones. 

   En la ocasión que nos compete, el grupo invitado era el Cuarteto Quiroga, unos músicos cuyos conciertos en el Liceo de cámara XXI organizados en Madrid por el Centro Nacional de Difusión Musical he esperado siempre con ganas y de los que me alegra mucho poder seguir reseñando su trayectoria. El programa supone un buen repaso a la escritura para cuarteto, aunque de la mano de obras bastantes peculiares o, al menos, no arquetípicas, no las que pondría a mis alumnos, desde luego. Sin embargo, fuera de las aulas, es un material muy interesante.

   Comenzamos por el curioso Cuarteto para cuerdas n.º 35 en re menor, único número de su opus 42 que, probablemente, fue un encargo que finalmente no se llevó a término. La tonalidad menor, poco habitual hasta este momento en los cuartetos de Haydn, le da un cierto aire melancólico que combina muy bien con la ligereza y el toque galante y juguetón de las apoyaturas y los sforzandi. El Cuarteto Quiroga le dio al primer movimiento más intensidad de la que podemos escuchar en otras versiones, quizás no tan innocentemente como se indica, pero bastante interesante y produciendo así un mayor contraste con el Menuetto que, en esta ocasión, ocupa el segundo lugar, por delante del tiempo lento. La intención de Haydn de provocar al oyente mediante el uso del contraste es evidente y así lo mostró el Cuarteto Quiroga especialmente en el movimiento final. Todo muy marcato, las entradas muy claras, las modulaciones se podían percibir sin tener ni idea de armonía musical. El sonido estuvo muy bien construido con un violonchelo soberbio y más presente que en otras ocasiones, al que no me hubiera importado escuchar incluso un poquito más.

   Bartók le queda muy bien al Quiroga y esta ocasión no fue una excepción. El manejo de los tempi, tan importante en este compositor para lograr esos efectos de «distorsión temporal» fue excelente, especialmente por parte de Helena Poggio. En el Allegro, muy fluidos y ágiles los pizzicati y los col legno y buena atención a la acentuación. Carole Petitdemange, violinista del Cuarteto Ardeo, que sustituyó a Cibrán Sierra en esta ocasión, supo amoldarse muy bien al timbre de Aitor Hevia y lograr un sonido muy compacto.

   El opus 18 de Beethoven lo integran seis cuartetos compuestos entre 1798 y 1800. Son una muestra de cómo el maestro está aún asentando su escritura musical. La textura es importantísima en esta pieza. En este aspecto Puchades y Poggio hicieron una labor excelente con los ostinatos rítmicos. Sobre ellos, extraordinariamente ágiles los violines, con mucha complicidad tal y como habíamos podido escuchar en el cuarteto de Bartók. El Adagio fue, probablemente, lo mejor de la velada gracias a un fraseo exquisito excelentemente coordinado por los cuatro músicos.

   El final de la velada fue emocionante. Josep Puchades nos comunicó el triste motivo de la ausencia de Cibrán Sierra y dedicaron a la memoria de su madre tanto el concierto como la propina: la cantata Gottes Zeit ist die allerbeste Zeit, BWV 106 de J. S. Bach arreglada para cuarteto de cuerda en un acto realmente emotivo.

Foto: Enrique Lafuente / Facebook Sociedad Filarmónica de Zaragoza

Sociedad Filarmónica de Zaragoza Zaragoza Cuarteto Quiroga