CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Portada

El Auditorio de Zaragoza prepara una serie de «grandes conciertos» para su 30 aniversario

29 de mayo de 2024

Presentación de la temporada de grandes conciertos del Auditorio de Zaragoza

Maxim Vengerov

30 años de música

Un reportaje de David Santana
El Auditorio de Zaragoza acaba de presentar la temporada 2024-2025 de Grandes Conciertos del Auditorio. Ésta se enmarca dentro de los festejos del 30 aniversario de la inauguración del edificio construido por José Manuel Pérez Latorre, fallecido a finales del pasado año y para quien el pintor Jorge Gay, responsable de revestir las bóvedas de la sala que acogió la presentación de la temporada, tuvo unas emotivas palabras de recuerdo. Gay es también el responsable de las imágenes que decoran el programa de esta temporada, en una apuesta decidida por la promoción del arte aragonés y, por extensión, español.

   La presentación de la temporada corrió a cargo de la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, junto con el director del Auditorio, Miguel Ángel Tapia. Este gesto muestra el compromiso de un consistorio que ha decidido apostar por la música clásica y que hace apenas quince días firmaba también con el Teatro Real un convenio de colaboración para el fomento y la divulgación de la «música clásica» y la lírica, las artes y la cultura en la capital aragonesa.

   La ubicación de Zaragoza entre Madrid y Barcelona, unida a la voluntad de Miguel Ángel Tapia por dar a su ciudad una oferta musical a la altura de las dos principales ciudades de España, permitirá a los zaragozanos escuchar en octubre a la Filarmónica de Viena y en febrero a los 12 Chelistas de la Filarmónica de Berlín y a la violinista Midori junto a la Orchestre de la Suisse Romande.

   Coincidiendo con su paso por el ciclo Ibermúsica del Auditorio Nacional de Madrid, contaremos en Zaragoza con la Tonhalle-Orchester Zürich, la ADDA Sinfónica de Alicante que interpretará Carmina Burana junto con el Orfeón Donostiarra, la Filarmónica della Scala, Philarmonia Orchestra de Londres y la Orquesta Filarmónica de Radio Francia.

   El repertorio tendrá un absoluto protagonismo de lo sinfónico, predominando los compositores rusos: Shostakovich, Prokófiev, Stravinski, Rajmáninov y Chaikovski. Tendremos dos compositores finlandeses: Saraste y Rouvali, lo que incrementa mi desazón por no contar en Zaragoza con la joven promesa finlandesa: Klaus Mäkelä que sí recalará en Madrid y Barcelona con la Royal Concertgebouw de Ámsterdam.

   El Auditorio de Zaragoza ha conseguido en exclusiva a dos grandes solistas: el violinista Maxim Vengerov, que actuará el 4 de diciembre de este año en la capital aragonesa y el celebérrimo pianista Lang Lang, que hará lo propio el 29 de abril. También el director Vasily Petrenko pasará por Zaragoza al frente de la Joven Orquesta Nacional de España.

   La temporada de grandes conciertos se completa con las actuaciones de los grupos residentes del Auditorio de Zaragoza: Los Músicos de su Alteza y el Coro Amici Musicae interpretarán las cantatas y conciertos de Bach; Al Ayre Español traerá en marzo del 2025 un concierto-homenaje a Alessandro Scarlatti (el padre) y la Orquesta Reino de Aragón junto con el Coro Amici Musicae cerrarán la temporada con el Réquiem de Verdi.

   Zaragoza contará, un año más, con algunas de las orquestas y nombres propios más importantes de la escena musical mundial, con un repertorio muy atractivo para el gran público y en un escenario que se ha conseguido ganar, por su excelente acústica, el reconocimiento de algunos de los mejores maestros. Solo hay un «pero» que he de señalar, y es la completa ausencia de compositores españoles en la programación. El 5 de octubre de 1994, el programa del concierto inaugural del Auditorio de Zaragoza tuvo dos nombres propios: el de Beethoven, que volveremos a escuchar esta temporada y el de Antón García Abril, figura de referencia para la cultura aragonesa y gran ausente, por ahora, en las celebraciones de este 30 aniversario.

grandes conciertos Auditorio de Zaragoza