CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Portada

CRÓNICA: RECITAL DE AQUILES MACHADO EN EL TEATRO CASYC DE SANTANDER, DENTRO DEL CICLO 'TESITURAS'. Por Fernando Segura Morillas

16 de diciembre de 2013
El público de Santander sigue sin refrendar, con su presencia, un ciclo lírico de calidad.
EL VIAJE EN SOLITARIO DE AQUILES MACHADO
 
Ciclo TESITURAS de PalcoTres Gestión. Teatro Casyc. Santander. Viernes 13 de diciembre.

     Tras varios años sin actuar en Santander (aquellos tiempos de unas más que notables 'Temporadas Líricas'...) el tenor venezolano Aquiles Machado ofreció el pasado viernes 13 en el Teatro Casyc de Santander el segundo de los recitales del ciclo 'Tesituras' que ha organizado 'PalcoTres Gestión' acompañado al piano por Kennedy Moretti. Si el comienzo del ciclo había sido de un altísimo nivel, con un estupendo concierto del barítono cántabro Manuel Lanza, la velada ofrecida por Machado consiguió elevar un poco más el listón.
     Y es que más allá de su incuestionable calidad como cantante, su bella voz, plagada de expresividad y musicalidad, el tenor nos invitó a realizar un viaje a través de los sentidos por un repertorio que tenía un elemento común; el amor y la concepción del mismo. Y lo hizo de la mejor forma posible, explicando entre pieza y pieza el sentido de las mismas, las motivaciones del autor y del personaje, del enamorado o enamorada, del atormentado o atormentada. Con ese sensual acento venezolano, con su teatralidad y con sus sabias palabras consiguió convertir ese viaje en una especie de 'clase magistral' impagable. Entre él y Moretti crearon la atmósfera exacta para cada pieza, dándole el estilo y el carácter oportuno. El viaje nos llevó por el aria "Des bildnis..." de "La flauta mágica" de Mozart, con la que abrió el recital, "Tambourliedchen" (Brahms), "Au bord de l'eau" (Fauré), "Les chemins de l'amour" (Poluenc), "Ah! lève toi le soleil" de la ópera 'Romeo y Julieta' de Gounod, "Vaga luna" de Bellini, el "Soneto 123 - I ´vidi in terra angelici costumi" (Angélicas costumbres vi en el suelo) del poeta del siglo XIV Petrarca y música de F. Liszt, "Matinatta" de Leoncavallo, la canción "Il poveretto" de G. Verdi, "Ciel, che feci!" de la ópera 'Oberto' de G. Verdi, "Donna non vidi mai" de la ópera 'Manon Lescaut' de Puccini e "Improvviso" de la ópera 'Andrea Chénier' de Giordano.
    Entre las propinas, la serenata española 'Lolita' de Arturo Buzzi-Peccia y la 'milonga de dos hermanos', con textos de un poema de Borges y música de C. Guastavino. Fue una de esas veladas en las que uno desearía poder parar el tiempo para que no se acabaran. No hay mejor manera de contemplar una obra de arte que cuando el propio artista te la cuenta; cuánto más se aprecia un buen cuadro cuando su autor te explica sus motivaciones al pintarlo. Cuánto se valora el arte cuando puedes saborear todo lo que el artista pone en sus obras. No hace demasiado tiempo, el propio tenor afirmaba en una entrevista que los músicos y cantantes deberían tomar riesgos creativos y ya pensaba en este formato de recital, donde mezclar cantante, pianista y narrador. Y eso es lo que ha conseguido Machado con el concierto en Santander: transmitir el profundo conocimiento de lo que hace y contagiar toda esa pasión con la que lo lleva a cabo. Para el oyente es un motivo más para disfrutar y aprender.  Desgraciadamente, el público sigue sin ser numeroso en la sala santanderina.
crónica recital santander aquiles machado casyc
0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.