CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Opinión

OPINIÓN: ¿DÓNDE ESTÁ KRYSTIAN ZIMERMAN?

10 de febrero de 2014
Foto: Krystian Zimerman

¿DÓNDE ESTÁ ZIMERMAN?

Por Aurelio Martínez Seco.

   Es posible que Krystian Zimerman sea el más importante pianista vivo.  Por supuesto, hay otros grandes intérpretes que podrían acompañarle en  la lista, como Sokolov o Lupu, e incluso Argerich, Pollini, Barenboim,  Schiff, Kissin o Volodos, por nombrar unos pocos, pero si hubiera que  hacer un ranking entre  especialistas, seguramente sería Zimerman el primero de ellos, por su  técnica impoluta y afán por trascender con cada detalle. El pianista  polaco ha conseguido tan altas cotas de perfección interpretativa que nos parece el pianista perfecto, a la altura de los más grandes de la  historia. 

   Pero, ¿por qué se prodiga tan poco? ¿Por qué ya no es frecuente  verle en nuestras salas de conciertos? Y digo en nuestras salas porque,  como todo el mundo sabe, desde que en el aeropuerto de Nueva York un policía inepto confundió el olor de su piano con una sustancia peligrosa y según él lo destrozó, se negó a tocar en Estados Unidos. Casi habría que agradecer el detalle al policía porque, desde  entonces, somos los europeos lo que tenemos el privilegio de seguir  escuchándole en directo. Cuando uno de sus dos hijos le recriminó su  actitud pasiva ante los abusos de George Bush y EEUU ante el mundo,  Zimerman decidió, en abril del 2009, mientras ofrecía un recital en el  Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles, donde debutaba, dirigirse al  auditorio para explicar que no tocaría más en un país cuyo ejército  quiere controlar al mundo. "Quitad vuestras zarpas de mi país", dijo en  aquella ocasión ante un público atónito. Desde entonces no ha vuelto.

   Como  todo gran artista que se precie de serlo, Zimerman tiene una  personalidad compleja y curiosa. Viaja con su piano -que conoce como la  palma de su mano- y, si es posible, en su propio coche. Le encanta  conducir, aunque tenga que hacerlo durante horas para  trasladarse de un país a otro. Cuando grabó los dos conciertos para  piano de Chopin y seleccionó él mismo a la orquesta polaca que debía  interpretarlos bajo su dirección, cuidó incluso de la cantidad,   proporción y tipo  de comida que debían comer sus componentes. Demasiados hidratos de  carbono provocan somnolencia y Zimerman necesitaba de toda su atención  para hacer historia con aquella versión. Y la hizo. Su rutina diaria es  tan estricta y ordenada que contempla una serie de horas fijas para  dedicar a su familia y otra serie para estudiar al piano. Y cosas de  este estilo. El resultado de aquella grabación ha proporcionado una de  las más peculiares y fascinantes versiones que se hayan interpretado de  los conciertos de Chopin, obras bellísimas ya de por sí, pero que suelen  tocarse con más rutina que amor por el detalle, sobre todo en lo que se  refiere a la orquesta. Siempre se dice que el compositor polaco era un  mal orquestador, pero yo les invito a escuchar este disco. Les aseguro  que los detalles interpretativos que Zimerman extrajo de la partitura  como director, les fascinarán.

    Hace algún tiempo surgió el rumor de que deseaba dejar de tocar para  dedicarse a la dirección de orquesta. Es otra posibilidad de la que  todavía no sabemos mucho, pero que no parece cierta. En los últimos  años, en las noticias que tenemos sobre sus conciertos abundan las  cancelaciones. Las dos últimas giras que tenía previstas por Europa  fueron canceladas dando la sensación de que había más razones de las  que se explicaron. Es posible que el artista no estuviera conforme con  el nivel que podía ofrecer o, quien sabe, puede  que en el transcurso de su preparación se sintiera más fascinado por  una serie de obras de algún compositor, que en pocos meses mostrará al  mundo como pocas veces han sido oídas. Es difícil saberlo. La última  noticia que ha trascendido es que el 1 de octubre, Día Internacional de  la Música, tocará una obra que el compositor polaco Eugeniusz Knapik le ha dedicado,  con la Orquesta Sinfónica de la Radio Nacional de Polonia. El tres de  junio tiene programado un concierto con obras de Beethoven en el  prestigioso Festival de piano del Ruhr. 

   Muchos aficionados españoles esperan como agua de mayo su vuelta,  simplemente porque estamos ante uno de los pocos artistas vivos que nos  unen con la tradición de los más grandes intérpretes de la historia de  la música. Ojalá pronto podamos disfrutar de una próxima gira de  conciertos.  

   

   

 

actuaciones donde esta opinion pianista zimerman retirado aurelio seco agenda krystian
3 Comentarios
3 Jorge Díaz
23/05/2016 4:21:33
Soy un amante de la música clásica, especialmente  piano.
He escuchado a muchos pianista y varios de ellos los tenía como favoritos hasta que pude escuchar a Zimermann. No tuve ninguna duda que escuchaba a un pianista perfecto tanto en su ejecución como en su interpretación.
2 Jesus OSMA
20/05/2016 12:26:59
¿De verdad solo una mujer merece ser nombrada entre [La expresión 'l@s' ha sido corregida por Codalario para su publicación y sustituida por 'los'. La '@' no es un signo lingüístico] los grandes pianistas de la música occidental?
1 JOSE ANTONIO BERNAL ESCORCIA
18/05/2014 21:14:49
Ing.
He escuchado a varios grandes interpretes de Bethoven, Bachaus, Kempff, Horovitz  Arrau etc pero este gran maestro me parece que está  ala altura de ellos su interpretación es apasionante, sus 'silencios' son increíbles  y vive !..que placer ha sido escucharle
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.