CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Alan Gilbert cumple 50 años rodeado de amigos como Renée Fleming, Lisa Batiashvili o Yefim Bronfman

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Pedro J. Lapeña Rey
4 de marzo de 2017

FIESTA ENTRE AMIGOS

   Por Pedro J. Lapeña Rey
Nueva York. David Geffen Hall  23-III-2017. Orquesta Filarmónica de Nueva York (NYPO). Enmanuel Ax, piano; Lisa Batiashvili, violín; Joshua Bell, violín; YefimBronfman, piano; Renée Fleming, soprano; Pamela Frank, violín; Frank Huang, violín. Director musical: Alan Gilbert. Obras de Johann Sebastian Bach, Johannes Brahms, Ludwig van Beethoven, Max Bruch, Richard Strauss, Erich Wolfgang Korngold, Anton Dvorak y George Gershwin.

   El día del quincuagésimo aniversario de una persona es sin duda especial. Todo el que puede lo celebra en mayor o menor grado, y si es posible, rodeado de amigos y seres queridos. Cuando el cumpleañero resulta ser el Director musical de la Orquesta Filarmónica de Nueva York y además eres un tipo tan sencillo y agradable como Alan Gilbert, la fiesta de cumpleaños se convierte en un concierto al que se unen muchos de tus amigos y donde todos nos lo pasamos muy bien. El programa fue bastante ecléctico como suelen ser este tipo de festejos, ya que todos los invitados tienen su momento de gloria. El nivel musical, alto sin duda, rara vez alcanza lo extraordinariodado que lo que prima es disfrutar del evento.

   Me consta que no estuvieron todos los que quisieron participar y hubo que seleccionar. Los elegidos, además de amistad con el Sr. Gilbert, comparten el haber tenido algún tipo de relación especial con la orquesta en sus años de titularidad.  Lisa Batiashvili, Enmanuel Ax y Yefim Bronfman han sido artistas residentes entre 2012 y 2015. Frank Huang es el concertino desde 2015 y fue precisamente el Sr. Gilbert quien le seleccionó. Renée Fleming ha sido una colaborada habitual del director en todo tipo de programas. Se puede decir lo mismo de Pamela Frank quien además fue compañera suya de estudios en la Juilliard School, y por último, Joshua Bell, además de haber colaborado en multitud de ocasiones con el neoyorquino, es miembro del Consejo de la NYPO.

   Empezó la tarde con el Concierto para dos violines en re menor, BWV.1043 de Johann Sebastian Bach. Con tanto violinista en la sala, se tuvieron que repartir los movimientos. Frank Huang y Pamela Frank tocaron el Vivace inicial con la vivacidad y la chispa necesaria; Joshua Bell acompañó a Pamela Frank en el segundo movimiento –Largo, ma non tanto– que resultó demasiado relamido; y por último Lisa Batiashvili y Frank Huang dieron un primoroso Allegro final.

   A continuación y ya con la orquesta completa –en la obra de Bach tuvimos exclusivamente la cuerda en formación 4+4/4/2/2 y el clave– Enmanuel Ax dio un versión intensa y cantábile del Andante-Piu adagio del Concierto para piano y orquesta nº 2 en si bemol mayor, op. 83 de Johannes Brahms, donde destacó y de qué manera, el solo de violonchelo del siempre excelente Carter Bray.

   Con el movimiento inicial del Concierto para piano y orquesta nº 3 en do menor de Ludwig van Beethoven, el ruso-israelí-norteamericano Yefim Bronfman nos llevó al punto más alto hasta ese momento. Con un sonido denso, brillante y una pulsación a prueba de bombas, Bronfman nos dio un Beethoven poderoso, con carne, con un fraseo primoroso y con un sentido musical admirable. La cadenza fue excelente y la versión completa de alto nivel. Gilbert y la orquesta rayaron a gran altura, complementando el excelente fraseo que llegaba del piano. Una lástima que no se pudieran tocar los otros dos movimientos de la obra.

   Tras el descanso, la velada continuó con el Allegro enérgico final del Concierto para violín y orquesta nº 1 en sol menor, Op. 26 de Max Bruch. No es fácil salir del camerino y empezar directamente con el movimiento final, y se notó en la interpretación de Joshua Bell, que pecó inicialmente de cierto descontrol y de una afinación no del todo perfecta que mejoró de manera considerable en la parte final de la obra.

   No puede haber un concierto o gala de este tipo en Nueva York en el que no esté presente Renée Fleming. La soprano de Pensilvania, salió al escenario con un precioso vestido rojo envuelto en una capa de color crema, y con Joshua Bell  a su derecha haciendo el solo de violín, nos dio un Morgen de Richard Strauss algo decepcionante, donde los registros central y grave, cada vez más huecos, sufrieron lo indecible para controlar una voz que está en franca decadencia. Aun así, la Fleming siempre es mucha Fleming, y se sacó la espina en la Canción de Marietta, de La ciudad muerta de Erich W. Korngold, donde con mayor orquestación, pudo liberar la voz y dejar detalles de gran clase, como el agudo bien colocado y excelentemente proyectado. En un par de meses será la Mariscala en el Caballero de la rosa del MET, en lo que se supone será su retirada de la escena operística, que no de la musical.

   A continuación, Lisa Batiashvili nos tocó una adaptación para violín y orquesta realizada por su padre, Tamas Batiashvili, de la melodía del Largo de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak, que en 1924, Fritz Kreisler había transcrito para violín y piano. La versión estuvo tocada de manera primoroso por la violinista georgiana, aunque alguno nos cuestionamos que aporta hoy en día este tipo de transcripciones más propias de tiempos pretéritos.

   Al llegar aquí, Alan Gilbert micrófono en mano, dio las gracias a orquesta, solistas y público por acompañarle en un día tan especial. Aprovechó para presentar la obra final, única elegida por él y que quiso ser un homenaje a todos. Orquesta y director nos dieron una versión excelente e idiomática de Un americano en Paris de George Gershwin, donde todos los solistas rayaron a gran altura y que fue el digno colofón del concierto.

   En los aplausos finales, no podía faltar el cumpleaños feliz entonado por Renée Fleming, micrófono en mano, y que fue acompañado con algarabía por el respetable.  

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico