Codalario
Está viendo:

CD: 'En la diversidad de Guinjoan' (Solfa Recordings)

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

DIVERSIDAD GUINJOANIANA

    Por Albert Ferrer Flamarich
Guinjoan: Quartet per a cordes núm. 1; Recordant Chopin, Encara és temps de Somniar? Encara; Homenatge a Carmen Amaya, Self-Paràfrasis. Quatour Tana, quarttot de cuerdas. José Menor, piano. Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana. Josep Vila i Casañas, director. BCN 216. Claret Piano Quartet. Solfa Recordings SR1603270 DDD 72 minutos.

   Lentamente y con esfuerzo, en buena parte gracias al compromiso de Columna Música y la confianza de Núria Viladot como principales valedores discográficos, la obra de Joan Guinjoan (Riudoms, Tarragona, 1931) se ha abierto camino en el mercado musical en los últimos quince años. Su integral para piano, numerosa música de cámara, su ópera Gaudí y composiciones orquestales han aparecido como primeras grabaciones mundiales. A ellos hay que añadir contribuciones de otras empresas e instituciones como la que Solfa Recordings ha presentado recientemente.

   En este álbum, Solfa ha reunido cinco obras de diferentes épocas en un programa que destaca por la excelente captación de sonido realizada entre los años 2013 y 2016, algunas procedentes de conciertos. Un hecho que potencia la cualidad tímbrica de las composiciones, dando relieve a uno de los parámetros más preocupantes y de mejor elaboración del compositor de Tarragona. En conjunto, todos los intérpretes ofrecen lecturas sofisticadas consiguiendo un difícil idiomatismo en obras técnicamente exigentes basadas en un lenguaje arraigado a la tradición más especulativa y, al mismo tiempo, cercana a los parámetros tradicionales. El vocabulario musical de Guinjoan es característico y conecta sus raíces a la modernidad centroeuropea y francesa de la vanguardia post 1945. El juego de armonías complejas, vestigios tonales y circunloquios sobre referencias cortas en una paleta luminosa y espitosa se refleja en el Quartet de corda núm. 1 (2006) y en Self-Paràfrasis (1997), para cuarteto con piano. Recordant Chopin (2013) participa de los homenajes a grandes autores como Albéniz y Homs, a quienes dedicó unas composiciones los años 1995 y 2005 respectivamente. La de Chopin es una página con un ligero elemento lúdico, construida sobre dos partes bien contrastadas: la primera, a la búsqueda de la coloración del piano y el espacio armónico; y la segunda, sobre un amplio juego de tensiones, dinámicas y dominio técnico de la digitación y flexibilidad rítmica.

   Su obra también tiene cualidades que la identifican como distintivo mediterráneo en algunos ritmos, en las citaciones y alusiones ocasionales como en el Homenatge a Carmen Amaya (1986) dónde se llena de referencias de cante jondo en una original partitura para seis percusiones. Técnicamente, Guinjoan combina secciones puntillistas, polimétricas y gran refinamiento tímbrico. En general, se mantiene en la negativa, al menos en su madurez, de seguir cualquier dogma compositivo. Ello favorece un pluralismo estilístico vehiculado al servicio de una sensibilidad personal y una expresividad esencialmente lírica. Un ejemplo es la composición a capela Encara és temps de somniar? Encara del 2015, con texto de Màrius Torres, y dedicada al Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana. Coherentemente ecléctica juega con detalles madrigalistas -repetición de una palabra- con giros más melódicos en una considerable variedad textural en la combinación de pasajes homofónicos con otros contrapuntistas.

   La selección musical integra a la cual la musicóloga Rosa María Fernández García llamó nivel constructivo neutro de Guinjoan, combina la forma y la estructura bajo un mismo signo de identificación contenido en un único nivel de comprensión analítica y fusiona diferentes lenguajes. En esto simula la formatividad: inventar la obra y al tiempo, como hacerla. Estéticamente se adscribe a la mímesis ars-natura buscando la necesidad y eliminando lo arbitrario y caótico en una sucesión orgánica, que a menudo disimula reexposiciones de materiales, que reaparecen, pero prácticamente irreconocibles, como en el primer movimiento del Quartet per a cordes núm. 1.

   En consecuencia, las composiciones aquí reunidas configuran un retrato genuino del Guinjoan cambrístico. El disco da testimonio de la solidez de su escritura a modo de rica serie de variantes formales desarrolladas ejemplificando uno de los itinerarios creativos más singulares y sugestivos de la generación catalana. La edición en dijipack sigue la estética utilitaria y decorosa del sello catalán. Las notas de carpeta en tres idiomas las firma Josep Maria Guix, compositor y reconocido comentarista que sabe combinar referencias musicales con elementos históricos y contexto.

Autor:Albert Ferrer Flamarich
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico