CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Carmen Santiago de Merás, una vida dedicada a la música

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Blanca Alfonso Salas
26 de julio de 2021

Una vida dedicada a la música (Oviedo, 1917 – Madrid, 2005)

 

Por Blanca Alfonso Salas
Por la fecha de su nacimiento se la puede considerar como la última compositora de la Generación de la República o del 27, entendiendo como tal a aquellas que desarrollaron su obra en dicha época. 

   Carmen nace en Oviedo circunstancialmente, ya que su familia residía en Barcelona, pero su madre era asturiana y decide ir a dar a luz a su tierra, junto a su familia, ocupando Carmen el segundo lugar de ocho hermanos. De todos modos siempre conservó el contacto con sus raíces asturianas y el cariño por la tierra.

   Comienza sus estudios musicales a muy temprana edad a instancias de su abuela, que era pianista y descubre en ella grandes aptitudes para la música. Los primeros años de su vida transcurren entre Barcelona y Vilanova i la Geltrú, donde recibe sus primeras clases de piano.

   Cuando contaba nueve años de edad, su familia se traslada a Madrid, debido al trabajo del padre, militar de ferrocarriles, y en esta ciudad continúa sus estudios musicales, primero en calidad de enseñanza libre y posteriormente matriculándose como alumna oficial en el Conservatorio Superior de Música. Allí tiene como profesor de piano a Enrique Aroca, con quien concluye la carrera a los 18 años de edad. Éste la anima a presentarse a concursos, pero la estricta educación paterna no se lo permite.

Contenido bloqueado por la configuración de cookies.

   Los años de la guerra civil fueron difíciles y supusieron un parón en su carrera. Su padre es asesinado y su madre queda viuda, con ocho hijos y sin ayuda económica. Son años en los que hay que colaborar y Carmen comienza a dar sus primeras clases.

   Finalizada la guerra civil continúa sus estudios en el Conservatorio, matriculándose en Armonía con Benito García de la Parra, en contrapunto con Tomás Blanco y en composición con Julio Gómez. En la cátedra de este último fue compañera de Carmelo Alonso Bernaola y de Antón García Abril, obteniendo ella el Premio Extraordinario de Composición por unanimidad. Se presentó al XII Concurso Internationale de Composición de Vercelli (Italia), donde quedó finalista entre 167 participantes.

   Más tarde se presentó a la oposición para la cátedra de profesora de Solfeo del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, plaza que consiguió, ejerciendo la docencia en este Centro hasta su jubilación. No contrajo matrimonio ni tuvo descendencia, por lo que dedicó su vida a la composición y a la docencia. Por ella pasaron numerosos alumnos a los que dedicó algunas de sus composiciones, como la obra para piano Rasgos infantiles (Ed.Alpuerto, 1994) en la que cada pieza lleva el nombre de un alumno suyo.

   Tiene numerosas piezas para distintos géneros, entre las que destacan la Suite Hispana, (Ed. Mundimúsica, 1987) para flauta y piano, inspirada en aires típicos españoles, o Quinteto para cuerda con dos violoncelos (inédita); la obra vocal y escénica Mariana Pineda, para voz y piano (inédita), así como las Canciones Españolas, (Ed. Quiroga, 1963) con texto de Federico García Lorca. De estas canciones realizó una versión para voz, flauta y piano, que la misma editorial le publicó en 1986, y otra para orquesta de viento (inédita). Destacan para piano la Sonata en tres movimientos Los Picos de Europa (Ed. Alpuerto, 1997) y Entelequias, seis piezas para piano (inédita). Dentro de las obras corales  Alpuerto le publicó Nueve Villancicos Nuevos  en 1993.

Contenido bloqueado por la configuración de cookies.
Carmen Santiago de Merás

   Sus obras han sido interpretadas por prestigiosos artistas como Pedro Lavirgen, Antonio Arias, Rogelio Gavilanes y Ramona Sanuí entre otros, y han sido escuchadas en varios países como Australia, Noruega, Suiza, Argentina (cine y televisión), Francia, Israel (radio), Polonia (televisión), Checoslovaquia (televisión), Holanda (radio) e Italia (televisión).

  Su música es de un claro estilo nacionalista, basada siempre en la tradición popular, aunque con algún toque cromático con intento de romper la tonalidad para luego volver siempre a ella. La totalidad de su obra está depositada en la Biblioteca del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

  Su vida no fue tan azarosa ni cambiante como la de otras compositoras contemporáneas sino más tranquila y sin sobresaltos, exceptuando los años de la guerra, pero ello no le resta ningún mérito. Al no tener compromisos familiares, se dedicó por completo a sus alumnos y a sus composiciones. 

   La conocí en el año 2000 cuando empezaba mi trabajo de investigación. Después de un primer contacto telefónico la visité en su casa en la calle Velázquez de Madrid. Me sorprendió gratamente su cercanía y cordialidad. Vivía sola aunque con una hermana en el piso de al lado. Charlamos ampliamente y me cedió gran parte de su obra para mi investigación, agradecida de que alguien se preocupara por ella. Pasados unos días me llamó para decirme que le gustaría que el conjunto de su obra quedara depositada en el Conservatorio del que había sido profesora toda la vida y que si yo podría hacerlo porque ella no conocía al bibliotecario y le daba vergüenza pedírselo. Me conmovió su vulnerabilidad. Yo tampoco conocía entonces a Carlos José Gosálvez, bibliotecario del Centro en ese momento, pero contacté con él, le expuse el tema y, claro está, se mostró dispuesto, por lo que una mañana nos acercamos las dos al Conservatorio con toda su obra y, después de charlar distendidamente con Gosálvez, allí quedó depositada. Después de ese día me llamaba a menudo y me decía que había sido uno de los días más felices de su vida. Yo también la telefoneaba de vez en cuando para interesarme por su salud, hasta que un día casi no recordaba quién era yo o por qué la llamaba. Sentí una gran pena. Fallecíó a los pocos meses en 2005. Su obra merece ser conocida.

Contenido bloqueado por la configuración de cookies.

Bibliografía y fuentes

Cortizo, María Encina. Carmen Santiago de Merás. Diccionario de música española e hispanoamericana.  Tomo 9. Coordinador Emilio Casares. S.G.A.E. Madrid. 2003. Pág. 782.

Ozaíta Marqués, Mª Luisa. Las compositoras españolas. Artículo incluido en Adkins Chiti, Patricia, “Las mujeres en la música”. Alianza Música. Madrid. 1995.

Vega Toscano, Ana María. Compositoras españolas, apuntes de una historia por contar. Capítulo incluido en Manchado, Marisa, “Música y Mujeres”.  Ed. Horas y horas. Madrid. 1998.

Entrevistas y conversaciones personales varias con la propia compositora.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico