Codalario
Está viendo:

CD: Tárrega, obras y transcripciones por Fernando Espí.

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
12 de julio de 2014
Foto: Verso

Por Albert Ferrer Flamarich.
Francisco Tárrega: obras y transcripciones. Fernando Espí, guitarra.. VERSO.

   El sello Verso persiste en su labor de recuperación del patrimonio español de los siglos XIX y XX. Lo hace con un doble compacto dedicado al castellonense Francisco Tárrega (1852-1909) a partir de grabaciones del guitarrista alicantino Fernando Espí, efectuadas en el 2002 y 2004 pero comercializadas una década después. Son poco más de dos horas de quien fue llamado por López Chávarri “el San Francisco de Asís de la guitarra”, un maestro de maestros –desde Miquel Llobet a Emili Pujol pasando por Daniel Fortea- más por la técnica y la actitud que por el repertorio creado. No obstante, fue éste el aspecto que le abrió las puertas y su facilitó su proyección. 
  Tanto las composiciones como las transcripciones presentan intereses desiguales. En Tárrega apenas hay destellos de genialidad –en eso incidimos en el tópico- pero su música tiene suficiente atractivo para seducir y revelar la mano de músico de gran oficio, profundo conocedor del instrumento. El suyo se aprecia como el trabajo bien hecho siempre dentro de un contexto concreto y destinado a un público que demandaba un repertorio y unas exigencias que distaban de las grandes formas en un momento en el que la guitarra necesitaba renovarse. De ahí que sea música a veces salonnier, incluso veladamente kitsch como la Pavana o la María, pero con el encanto de crónica musical y hit en la literatura para guitarra. Por eso compuso gran cantidad de valses, mazurcas, preludios que hacían las delicias de los asistentes a los recitales y los salones burgueses de media Europa, así como fragmentos operísticos y las variaciones virtuosísticas sobre tal o cual melodía. Entre éstas cabe citar El Columpio con el esquema ABA; la Gran Jota a partir del conocido tema y sobre el que realiza unas variaciones que llegan a incluir efectos de percusión sobre la guitarra; y el clásico Recuerdos de la Alhambra que sigue la tendencia alhambrista. Por otro lado, se hubiera agradecido que figurase la numeración de algunos estudios como sí sucede en la grabación de Josep Manzano (Ars Harmònica AH199) dedicada a preludios y estudios, según la edición hecha por Soneto Ediciones Musicales y revisada y recopilada por Melchor Rodríguez.

  En conjunto, ya sean ejercicios de cromatismo, para la mano  izquierda, digitación según tonalidad, escalas, ligados u otros escollos  técnicos, las resultantes son unas ejecuciones más que correctas.  Contienen dosis de transparencia, digitación bien articulada y, en  definitiva, las cualidades de dominio técnico y expresivo requeridos  para un trabajo evocativo y pedagógico. Su discurso contiene pinceladas  de luminosidad y delicadeza, bagatelismo y buen gusto. Particularmente  atractivas son las transcripciones (y adaptación) de La paloma de  Iradier, O sole mio de Di Capua y la albeniciana Cádiz que combinan equilibrio de pulsación e intensidad. De igual modo lo hace la “Ronda de gnomos” de Los gnomos de la Alhambra  de Chapí, devuelta a esencia guitarrística en su carácter tendente a lo  homorrítmico y lo homofónico con escasas segundas voces. También son  estimables la marcha de entrada al castillo de Wartburg de Tannhäuser de Wagner y el Claro de luna de Beethoven aunque sin la tensión acumulativa de los originales.
  A destacar también la versión del Nocturno Op.9 número 2  de Chopin en que Tárrega suprime la cadencia pianística y escribe una  propia para guitarra en la que destacan ligados, escalas, el uso de la  mano izquierda como indica el propio Fernando Espí en las notas de  carpeta. Unas notas, por cierto, insustanciales musicológicamente más  allá de la referencia histórica. Es lástima que un intérprete  cualificado como él no aproveche un texto bien redactado y con oportunos  incisos documentales para profundizar un poco más en las habilidades  compositivas de Tárrega. Un músico que, como Espí recuerda, sigue sin un  estudio serio de carácter científico que sirva de guía para  intérpretes, musicólogos, editores o aficionados.

  La  presentación mantiene la estética característica del sello (faja  exterior, libreto en español e inglés) en otro acierto de la  discográfica madrileña. Una empresa que poco a poco cubre muchas de las  lagunas que la musicología musical española tiene pendientes.

Autor:Albert Ferrer Flamarich
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico