CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Recital de Christian Elsner en el Teatro Real

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Inés Tartiere
6 de marzo de 2017

SCHUBERT INMORTAL

   Por Inés Tartiere | @Ineslftartiere
Madrid. 1-III-2017. Teatro Real. Ciclo “Las voces del Real”. Christian Elsner, tenor. Lothar Zagrosek. Orquesta Titular del Teatro Real de Madrid. Lieder de Franz Schubert, orquestados por Anton Webern y Max Reger.

   Tras del Parsifal del año pasado, Christian Elsner volvía a Madrid  para estrenar "las Voces del Real", ciclo que este año contará con artistas de la talla de Cecilia Bartoli, Diana Damrau, Joyce Didonato, y finalizará con el tenor peruano Juan Diego Flórez en junio.

   La composición sinfónica de Anton Webern Im Sommerwind -en el viento de verano- fue la encargada de abrir la velada. Es una obra poco frecuente que nunca se representó en vida del autor y que bien merece ser interpretada con mas asiduidad. Se trata de una partitura realmente conmovedora que conserva la influencia de Wagner y Richard Strauss. El veterano director alemán Lothar Zagrosek, supo extraer lo mejor de la Orquesta Sinfónica de Madrid en su interpretación, obteniendo un sonido transparente en el bello comienzo, y dúctil y elegante en el final. A continuación el tenor alemán Christian Elsner cantó cuatro versiones orquestales de Anton Webern sobre los lieder de Schubert. En Der Wegweiser, un fragmento que en principio no debería haberle puesto en muchas dificultades, sí lo hizo. El de Friburgo sufrió con un fiato corto, voz nasal y con unos graves casi inaudibles. Dudamos que mas allá del primer piso pudieran escucharle. En la preciosa pieza Tränenregen acusó una línea de canto poco elegante y con sonidos demasiado duros, aunque mostró una dicción impecable. Mejoró en Ihr Bild y Du bist die Ruh y empezó a intuirse el nivel de una de las voces más importantes del mundo del lieder de los últimos años, gracias a unas cualidades que lo han llevado a los grandes teatros del mundo con este repertorio, aunque el cantante aún continuaba sin sentirse del todo cómodo y forzando demasiado el pianissimo.

   Volvío a sonar el genial compositor austriaco Franz Schubert, con la primera de las dos piezas de Rosamunde D797 que se escucharon durante el concierto. Para finalizar la primera parte se centró la atención en las brillantes orquestaciones de Max Reger sobre los lieder de Schubert. Nacht und Traume nos mostró la sutileza y belleza de la voz abaritonada de Elsner y con Prometheus pudimos ver por primera vez la fuerza del tenor alemán, y el porqué es una de las voces wagnerianas del momento.

   

   La segunda parte empezó con el maravilloso entreacto nº3 de Rosemunde, D797. Lothar Zagrosek continuó en la misma línea toda la noche, siendo minucioso en los contrastes dinámicos del sonido y apasionado cuando la partitura lo requería. Aunque en esta pieza hubo algún desajuste en el viento, director y orquesta supieron solventarlo y firmar otra gran actuación que el público reconoció con una calurosa ovación. La actuación de Christian Elsner acabó con otras tres piezas de Schubert, orquestadas por Max Reger. La primera fue la exigente An den Mond, muy íntima, aunque el cantante sufrió en el tercio agudo. Im Abendrot fue interpretada con mucho oficio y gusto siendo su mejor momento de la noche junto a la última pieza, An die Musik, con la que terminó una actuación que fue de menos a más, dejándonos buenos momentos. En realidad creemos que su actuación fue merecedora de más reconocimiento por parte del público aunque se echara en falta alguna aparición más del tenor alemán. Las constantes intervenciones de la orquesta le quitaron demasiado protagonismo.

   Para finalizar llegaría el que sin duda fue el mejor momento de la noche. El tercer movimiento de la Suite romántica, op.125 de Max Reger, compositor con un dominio magistral de la técnica y del que Lothar Zagrosek nos ofreció una lectura intensa, quizás un poco exagerada, pero consiguiendo un sonido homogéneo y vibrante de esta fascinante pieza. Final interesante para este concierto, en el que pudimos escuchar, en algunos momentos, a una de las mejores voces del lieder, y piezas que son muy poco habituales en los escenarios españoles y que merecen más protagonismo ateniéndonos al éxito obtenido.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico