Codalario
Está viendo:

Concert At Home!: Hindemith y Reger

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
24 de febrero de 2014

Concert At Home!
24 / 02 / 14
HINDEMITH – REGER
Metamorfosis del prejuicio

Por Gonzalo Lahoz.

Primera parte
:

Paul Hindemith (1895 – 1963): Symphonic Metamorphosis of Themes by Carl M. von Weber.
Paul Hindemith (1895 – 1963): Concierto para violín y orquesta.

Segunda parte:
Max Reger (1873 – 1916): Eine romantische Suite, Op. 125.
Max Reger (1873 – 1916): Variaciones y fuga sobre un tema de Mozart, Op.132.

(Haz click aquí para acceder a la música vía Spotify)
Concert at home! Hindemith – Reger

 

   A menudo los prejuicios nos llevan a equivocarnos. Es lo que a parte de los melómanos les ocurre al leer los nombres de Hindemith y Reger en los programas de mano de los auditorios. Hay quien asocia sus nombres, por época y latitudes, a una muestra de atonalismo, de vanguardia musical… y sí pero no, nada más lejos de la realidad (y aunque así fuera, ¿qué habría de malo en ello?, aunque este es otro tema…).

   En 1940 el bailarín y coreógrafo ruso Léonide Massine (autor entre otras obras de El sombrero de tres picos con música de Falla y figurines de Picasso) sugirió a Paul Hindemith, quien se encontraba exiliado entre Suiza y Estados Unidos tras huir del régimen nazi, la composición de una música para ballet basada en partituras anteriores del romántico alemán Carl Maria von Weber. La cuestión es que mientras escribía la pieza, Hindemith tuvo la oportunidad de presenciar una de las coreografías de Massine, la cual no le agradó en absoluto y, sumado a las diferencias sobre el trabajo entre ambos (Massine pretendía usar telones de Dalí y eso a Hindemith, siempre un tanto conservador, le horripilaba) terminó por la desestimación del proyecto por parte del alemán, transformando aquello que ya había compuesto, junto a nueva música, en esta Metamorfosis sinfónica. Paradojas de la vida, aún en vida del compositor, su obra fue adaptada para ser llevada al ballet incluso en dos ocasiones, con sendas coreografías de George Balanchine (quien también creo The Four Temperaments con música de Hindemith) y Jimmy Gamonet.

   La Metamorfosis de Hindemith se divide en cuatro breves movimientos cargados de color y energía sobre obras originales de Weber prácticamente desconocidas, las cuales expande y contrae melódicamente a la vez que trastoca armonías con ingeniosa práctica y maravilloso resultado. El allegro con el que todo se inicia se basa en el Allegro ben marcato all’ ongarese de las Ocho piezas para piano op.60, al que sorprendentemente Hindemith lleva, con soberbio resultado, a las maderas y metales, donde sin perder ápice del marcato, consigue un sobrecogedor contraste con la cuerda, balanceado por el tierno motivo central del oboe.
   El exotismo oriental llega en el Scherzo sobre Turandot, basado en la marcha de la obra homónima de Weber, quien la comienza de un modo cuasi galante que Hindemith transfiere a la flauta y que acaba eclosionando en un tema que cuerda y vientos van cediéndose en una espiral, eliminando todo el “bombo y platillo” que destila el romántico con una finura única y finalizándolo con una creativa fuga.
   El momento de calma llega con el Andantino sobre la Pieza número 2 de las Seis piezas para piano, Op.10 a cuatro manos cuyas voces tan bien dibuja Hindemith. Y volviendo a las Ocho piezas para piano, op.60, escoge Hindemith la Marcha para extraer todo el “maestoso” de ella en su movimiento final, de aire solemne y un tanto apresurado, comienza ya con fanfarrias, y borrando cualquier atisbo de aire elegíaco weberiano.

   Al mismo tiempo que Hindemith discutía con Massine sobre sus variaciones, se encontraba inmerso en la composición de su Concierto para violín, todo un paisaje sonoro de la Europa de aquel momento. La obra, estrenada en Amsterdam en 1940, se divide en una estructura clásica de tres movimientos rápido-lento-rápido, Mässig bewegte Halbe – Langsam – Lebhaft, a través de los cuales se desprende una melancólica y por momentos sarcástica línea por parte del solista, en un modo muy mahleriano.

   Max Reger se inspiró en los poemas de Joseph F. von Eichendorff para componer su Eine romantische Suite, Op.125; muchos otros compositores usaron su verso para componer, como es el caso de Brahms, Mendelssohn, Schumann o Strauss. Un tenue comienzo a modo de notturno abre la partitura, sostenido por la cuerda y elevado a la ensoñación por las maderas. Le sigue un vivo scherzo que crece en intensidad donde juegan las maderas y baila la cuerda, para terminar con un finale semejante al comienzo de la obra para esta vez acabar alcanzando un clímax único con ayuda de los metales.

   La obra de Hindemith debe mucho a Reger y como muestra podemos aquí comparar su obra con las variaciones más conocidas del músico de Brand, quien compuso otras sobre Beethoven, Bach, Telemann… y siempre guiado por el modelo de Brahms acerca de Haydn.
   El tema de las Variaciones y fuga sobre un tema de Mozart, Op.132 viene establecido por el primer movimiento de la Sonata para piano K.331 (con su famoso tercer movimiento “alla turca”) del genio salzburgués, un andante grazioso que ya en su estructura original recoge un tema con seis variaciones. Es presentado por los clarinetes junto al oboe, tomando a continuación la cuerda el relevo para continuar con las maderas y finalizar de nuevo aquellas en solitario.
   Resulta curioso cómo, encuadrándose ambos compositores en una corriente más neoclásica, no precisamente atonal ni en la vanguardia musical, ambos consiguen una meridiana claridad de concepto mientras que Hindemith suena por momentos totalmente diferente a su modelo y Reger persigue una homogeneidad evidente, fiel al espíritu mozartiano.

Autor:Gonzalo Lahoz
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico