CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: María José Montiel y la Orquesta y Coro de RTVE.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Gonzalo Lahoz
7 de julio de 2014

MUJER FETÉN

Por Gonzalo Lahoz.
04/07/14. Madrid. Teatro Monumental. Concierto extraordinario Clásicos en verano. Obras de Mozart, Donizetti, Ponchielli, Verdi, Chueca, Moreno Torroba, entre otros. María José Montiel, mezzosoprano. Manuel Hernández-Silva, director. Orquesta y Coro de RTVE.

   Era la noche de María José Montiel. Ella esperaba a su público y este esperaba a su diva. Pocas veces se ha visto esta temporada un un patio de butacas tan lleno y entregado, agotándose incluso los programas de mano en un teatro, el Monumental, en el que por desgracia suelen sobrar. En ellos, un oportuno cambio de repertorio en el que se introdujeron dos caballos de batalla de la mezzosoprano madrileña: O mio Fernando, de La Favorita y Voce di donna, de La Gioconda.
   Con Donizetti comenzó la catarsis a través de un juego de dinámicas, filados y pianos que empujaron al respetable al braverío antes de que llegara la cavatina. Con Ponchielli trajo a Madrid su reciente éxito obtenido en París y su aclamada recreación del personaje de La Cieca. Recogimiento a flor de labios sostenido en un fiato incólume donde terminó de mostrar el cálido timbre de una voz que gana en cuerpo y tersura y parece encontrarse en su mejor momento.

   Intercalándose con las intervenciones de la Montiel, fragmentos orquestales y corales escogidos que poco tenían que ver con aquello que la mezzo cantaba, componiéndose un programa de lo más heterogéneo y buscando tal vez atraer al mayor número de público. Al frente de la orquesta, Manuel Hernández-Silva que si tuvo a bien plegarse a las necesidades de la protagonista, en solitario pecó en exceso de búsqueda de personalidad precisamente en unas lecturas desbordadas de excesos, aceleradas, de trazo grueso y efectista que evidentemente arrancaron sonoros aplausos, y es que por desgracia ya se sabe, hay oídos que a mayor estruendo, mayor el aplauso. Los detalles, las sutilezas y la gama de colores quedaron para otra ocasión. Los fuegos artificiales son espectaculares pero duran segundos, y lo que queda en el oído es el estruendo de la pólvora.
   Estupenda por su parte la Orquesta de Radio Televisión Española, que estuvo allí donde se le pidió, al igual que el Coro, de intervenciones francamente fabulosas.

   Abrió la segunda parte las Cinco canciones negras de Montsalvatge, que en la voz de María José Montiel es más que un privilegio. No es sólo una aproximación desde el sentimiento (más allá de  la música, mezzo y compositor se profesaron mútua admiración y amistad) sino también desde el intelecto, pues algo que el aficionado no suele saber es que la madrileña cuenta con un DEA versado en el antillanismo del gerundense.
   Qué versatilidad y ductilidad la de Montiel. ¡Qué gran placer supone para quien escucha tantas versiones de una misma música, encontrarse con una visión propia, con un enfoque personal que aporta y descubre nuevos matices! Sensibilísima hasta la lágrima Canción de cuna, festivo el Canto negro y dramatizado Cuba dentro de un piano, donde hizo suyo el Pero después... para dar un acertado “Yes” (siempre diré que es importantísima la intención que se le da), desgarrado, cuasi nervioso.

   Finalmente llegó la zarzuela, con un Preludio de El Bateo de lo más explosivo y una vez más, exagerado en las dinámicas. La mezzosoprano madrileña, que sin duda hace ya tiempo que recogió el testigo de toda un saber hacer proveniente de dos grandes en estas lides como Ana María Iriarte y Teresa Berganza, hizo y deshizo a su antojo tanto en la romanza De España vengo como en el Chotis del Eliseo. Por decirlo en madrileño, la Montiel es mujer fetén, de una voz que atortola, que le deja a uno mochales cuando la escucha y acaba rendido pa se finí.
   Para rematar y como no podía ser de otra manera, Carmen en la propina, personaje que ha hecho suyo y que la próxima temporada paseara por medio mundo. Está en su mejor momento. Ella lo sabe y nosotros lo disfrutamos.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico