CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Jonathan Nott y la Bamberger Symphoniker en Ibermúsica

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Gonzalo Lahoz
20 de enero de 2015
Foto: Sven Lorenz


UNA TERCERA NOCHE

Por Gonzalo Lahoz
10 y 11 /01/15 Madrid. Auditorio Nacional. Ciclo Ibermúsica. Obras de Beethoven, Wagner, Haydn y Dvorák. Bamberger Symphoniker. Jonathan Nott, director.

   La Bamberger Symphoniker goza de un color particular, propio de algunas agrupaciones de la Europa más septentrional. Sonoridad densa, mate cual madera de nogal que ha pasado por cepillo de carpintero, digamos oscura, aunque no tanto como otras compañeras que han podido escucharse en Madrid como podría ser la Göteborgs Symfoniker sueca. Resulta, o podría resultar, un perfil más que característico y sugestivo sobre el que vertebrar cualquier sinfonismo romántico, también el clasicismo germánico o materias más contemporáneas. De ello dieron muestras gloriosas batutas del pasado, titulares de la formación como Keilberth, Jochum o Stein, cada uno con su sello y estilo personales.
   La cuestión es que en estas veladas propuestas por Ibermúsica con el director actual de la Bamberger, el inglés Jonathan Nott (su titularidad es la más prolongada -15 años- tras Keilberth -19-), encontramos que, a rasgos generales, no se ha sabido sacar provecho de dicha sonoridad. Digamos que no hay sello personal, a no ser que lo anodino pueda serlo; no hay nervio, no hay lectura particular, no hay carácter. Una visión sobre una partitura podrá resultar más o menos acertada para quien la escuche, pero cuando se carece de carácter, de firma personal, podremos caer en algo peor que el error, la indiferencia.


   Con todo ello, no se explica la lectura que se hizo del Triple Concierto de Beethoven, una obra tan significativa del repertorio. Tal vez fueron las horas, 22.30h*, pero Nott anduvo ausente y la orquesta careció de acentos, de apoyos rítmicos, de colores. A ello hubo que sumar la intervención de los solistas, dos de ellos miembros de la orquesta: Bart Vandenbogaerde al violín y Ulrich Witteler con el violonchelo, que no pudieron rendir cuentas ante tal ocasión, en la que el pianista David Kadouch fue el único que, con un juego en la vía más camerística, supo sacar más provecho a sus notas.

   La oscuridad de la Bamberger vino bien al primer acto de Die Walküre, en el que participaron una sobrepasada Michaela Kaune como Sieglinde, un tosco Mikhail Petrenko como Hunding y el Siegmund de Andreas Schager, que convenció a base de potencia vocal, en una línea algo vociferante, sus Wälse, Wälse despertaron a más de uno.

   La noche siguiente, formación y director pudieron resarcirse con un menú muy diferente que abarcaba desde el clasicismo de Haydn al romanticismo nacionalista de Dvorák. Un buen equilibrio de dinámicas en la Sinfonía 87 del austriaco y la untuosidad y plasticidad con las que se dibujaron la Octava del checo, de efectista final, congraciaron a músicos y público.
  Nos queda la impresión de que la Bamberger, o Nott más bien, hubiese necesitado una tercera noche para terminar de convencer. Todo solucionado, pues en abril volverá al frente de la Gustav Mahler Jugendorchester y el Coro Nacional de España con nada más y nada menos que la Segunda de Mahler bajo el brazo.



* Sin entrar a valorar los porqués del orden de conciertos de este día y las razones particulares, hablando sólo de aquello que se muestra, la imagen que se ofrece, resulta chocante, doloroso diría, que un concierto programado por alguien tan serio y riguroso como Ibermúsica se vea postergado a altas horas de la noche para escucharse en el horario habitual a una agrupación indeterminada cuyos músicos, tras la finalización de su concierto, se agolpan en las puertas del Auditorio, litronas de cerveza en mano, en un estado preocupante y dando una imagen lamentable.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico