CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: 'Requiem' de Verdi por Carlos Kalmar y la Orquesta y Coro de RTVE

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Gonzalo Lahoz
1 de marzo de 2015

HAGAN REQUIEM


Por Gonzalo Lahoz.
Madrid. 26/02/15. Teatro Monumental. Temporada de la OCRTVE. Angelina Ruzzafante, soprano. María José Montiel, mezzosoprano. Aquiles Machado, tenor. Evgeny Nikitin, bajo. Coro Nacional de España. Orquesta y Coro de RTVE. Director: Carlos Kalmar. Verdi, Requiem.

   Quizá sea el Requiem verdiano una de las obras más apreciadas por públicos de toda índole. Es, por descontado, una de las mejores creaciones del genio italiano y es también, por las fuerzas en él empleadas, una de las partituras favoritas de orquestas y programadores. Por todo ello es fácil que cualquier melómeno medio, asiduo de la actividad musical de una gran capital, pueda retener en su memoria musical la última vez que lo escuchó mientras se acomoda en su butaca para escuchar una nueva versión. Hagan juego y apuesten sobre cómo será esta vez, qué diferenciará a este de aquél; el Requiem verdiano puede prestarse a ello. De hecho, muchos en Madrid recordarán el eléctrico Requiem del todopoderoso verdiano Riccardo Muti, el año pasado en el Teatro Real, y otros o los mismos, la brillante lectura de Vladimir Jurowski con la London Philharmonic hace unas semanas en Ibermúsica.


   Si comparásemos entre aquel último y el ofrecido ahora por la formación de Radio Televisión Española junto al Coro Nacional de España, diré que en lo que falló aquel, resultó acertado en este, y viceversa.
   Carlos Kalmar es hombre de contemporánea. En ella y en el siglo XX ha basado todas sus temporadas desde que dirige en la calle Atocha. Después, diríamos, puede hacerse fuerte en el repertorio germánico del post-romanticismo; si echamos la vista más atrás, la concepción comienza a difuminarse, aunque nunca se ha privado de aquellas obras con gran coro, desde Bach a Mendelssohn o Brahms... Asi que Verdi no podía ser menos, por muy italiano que resulte.
   El Requiem planteado por Kalmar es aquel escrito desde las entrañas, desde el ardor de la pérdida y el nacionalismo patrio que sentía el de Busseto. Es un Requiem de los que queman, en la búsqueda del drama palpitante en texto y música (escúchense los últimos Mors estupebit) alejado de la nitidez y la clarividencia por la que apostaba Jurowski, el destello en este era titilante, en Kalmar surge cual explosión sonora, donde cumplieron con creces los mortuorios metales (apabullante Tuba Mirum o final del Sanctus), en exorbitantes forti y bregando por conseguir el mayor impacto posible, labor en la que se implicó a ambos coros, en  los que por momentos se tuvo la sensación de cierto desconcierto.

   En el cuarteto vocal se encontró mejores y mayores intervenciones que en los últimos escuchados en la capital. Exceptuando a la soprano Angelina Ruzzafante, quien cumplió correctamente con su cometido pero que, concentrada en su línea de canto, bien podría haber cantado Quid sum miser, Libera me o Teo en el parque sin haberse notado la diferencia dramática, el resto de solistas hizo y se deshizo por dotar de contenido, de drama a sus pentagramas, especialmente mezzosoprano y tenor.
   Aquiles Machado cantó hacia delante, apostando todas sus cartas, con alguna dificultad en agudos llevados a forte pero de sincera emisión e intenciones en el juego de dinámicas, de elegantes filigranas en Hostias et preces. Evgeny Nikitin, de emisión algo leñosa, se hizo con su parte sin mayor dificultad, y en la búsqueda y transmisión del drama brilló María José Montiel, quien tan pronto regaló todo el terciopelo en Agnus dei como dibujó toda la gravedad de un siempre/aeternum en Lux aeterna, donde llevó al dolce el piadoso/pius es, dejando previamente a flor de labio la vida y la muerte en el Offertorium. Increíble.

   Drama e impacto sonoro esta vez. Hagan juego para el siguiente.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico