CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Taller Sonoro homenajea a Luis de Pablo en el ciclo «Series 20/21» del CNDM

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: David Santana
29 de octubre de 2020

Pasado tan solo

Por David Santana | @DSantanaHL
Madrid. 26-X-2020. Auditorio 400 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Centro Nacional de Difusión Musical [Series 20/21]. Taller Sonoro. Nubilus, Dibujos, Un día tan solo, Segundo trío y Gemella dell’acqua, de Luis de Pablo.

   Tras dedicar a Cristóbal Halffter el primero de los conciertos del ciclo Series 20/21 del CNDM, le llega el turno, en esta segunda sesión a otro de nuestros artistas con mayor relevancia tanto nacional como internacional: Luis de Pablo, el compositor bilbaíno que a principios de año cumplió los noventa años, ha sido galardonado este 2020 con el León de Oro de la Bienal de Música de Venecia.

   Luis de Pablo, al igual que Halffter, también es historia de España, pero de una forma muy diferente.

   Diferente porque, en vez de mirar hacia dentro, miró más hacia fuera, hacia Europa y hacia Darmstadt en concreto. Fue un valiente en su momento, su labor de difusión de aquellos músicos de la Segunda Escuela de Viena solo es comparable a la de nuestro olvidado Roberto Gerhard y sus contribuciones al desarrollo de la composición contemporánea en España incontables.

   Sin embargo, no me corresponde a mí hablar de la persona, sino de la música. La selección escogida para este concierto de Series 20/21 en el que contamos con Taller Sonoro, grupo referente en la interpretación de música contemporánea en España y que ya hemos tenido la oportunidad de disfrutar en este ciclo siempre con un notable éxito, fue una clara muestra de la variedad de estilos que domina Luis de Pablo.

   Comenzamos con las elegantes líneas de Nubilus, en la que se desarrollan «conversaciones» entre diferentes músicos. Destacó el dúo que conformaron percusión y piano, sacando Baldomero Lloréns e Ignacio Torner todo el partido a sus instrumentos en una obra agradable y que enseguida entra por el oído.

   Algo más complicada es Dibujos, para un cuarteto conformado por violín, violonchelo, flauta y clarinete. Una música más «dispersa» en la que el violonchelo ejerce de eje vertebrador durante, al menos, una parte en la que María del Carmen Coronado destacó notablemente apurando los pianissimi con gran delicadeza.

   En Un día tan solo se quedan en el escenario exclusivamente el flautista y el clarinetista, aunque en total se escuchan 7 instrumentos diferentes: el requinto, el clarinete en sib, en la y el clarinete bajo, por un lado, y la flauta en do, en sol y el piccolo. Las combinaciones de timbres que permiten estos instrumentos hacen de Un día tan solo una obra bastante interesante en el aspecto tímbrico al menos al que tanto Jesús Sánchez Valladares como Camilo Irizo supieron sacar partido.

   La sesión, que hasta el momento estaba siendo bastante buena, se vio aletargada con el Segundo trío para piano, violín y violonchelo, un larguísimo compendio de técnicas de composición con alguna parte buena, mucha «paja» y que, a estas alturas, solo debió resultar interesante para los alumnos de contrapunto del cercano Real Conservatorio, a pesar de que los miembros del Taller Sonoro realizaron una excelente labor.

   Por último, una mirada a la Venecia que le ha otorgado el León de Oro con Gemella dell’acqua. En esta obra podemos escuchar algo de paisajismo sonoro que, de nuevo, permitió lucirse al percusionista Baldomero Lloréns.

   Fue una larga y adecuada mirada a la carrera de Luis de Pablo que empieza a tener un sonido del pasado. Europa parece que va más rápida que España y quizás, por eso su estilo europeo, ha quedado más desfasado que el de Halffter. Y sin embargo, ¿por qué su música se parece tanto a la de los compositores jóvenes? A ellos les pregunto, ¿qué queda que no haya explorado ya De Pablo? ¿Se pueden seguir exprimiendo las Vanguardias después de 100 años? ¿Tiene sentido en nuestros tiempos seguir mirando a Darmstadt?

   No podemos criticar a Luis de Pablo, él si vivió su época, ¿lo hacen los nuevos compositores?

Fotografías: Rafa Martín/CNDM.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico