Codalario
Está viendo:

Crítica: El San Francisco Jazz Collective visita el Ciclo Jazz del CNDM homenajeando a Miles Davis

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
 
15 de noviembre de 2016

EL ACTIVISMO TAMBIÉN SE PRACTICA DESDE LA MÚSICA

   Por Juan Carlos Justiniano
Madrid. 13-11-16. CNDM. Ciclo Jazz. San Francisco Jazz Collective: The Music of Miles Davis & Original Compositions. Miguel Zenón (saxofón alto), David Sánchez (saxofón tenor), Sean Jones (trompeta), Robin Eubanks (trombón), Warren Wolf (vibráfono), Edward Simon (piano), Matt Penman (contrabajo) y Obed Calvaire (batería). Auditorio Nacional de Música. Sala de Cámara. 

   Corren tiempos difíciles y la música, por mucho que lo parezca, no es ajena –ni debe serlo– a su contexto. La tarea atañe a comunicadores, programadores y músicos: toda la comunidad musical ha de plantearse cómo enfrentarse a fenómenos que a priori son ajenos a lo artístico pero que, sin embargo, lo condicionan perversamente. Aunque se piense poco, se diga menos y ni siquiera forme parte del debate público, aquello que llaman mundialización también arrincona la diversidad musical barriendo todo aquello que se sale de lo impuestamente normalizado. Por ello, nunca serán suficientes las iniciativas que intenten poner coto a la parálisis, al empobrecimiento y al embrutecimiento (por qué no) que se plantea como imposición desde lógicas que tienen más que ver con la pecunia o la mercadotecnia que con lo propiamente musical.

   De todo esto es consciente el San Francisco Jazz Collective (SFJAZZ), mucho más que una agrupación de músicos excelentes: un foro social de la música contemporánea, un laboratorio de ideas completamente horizontal y una marca que toma la forma de seminario anual de ilustres figuras con brillo propio pero ahora al servicio de una superestructura polisémica y diversa. El «collective» en este caso cobra su sentido más pleno, no es simplemente retórico o decorativo para un octeto que cada temporada desde 2004 se reúne y tras recomponerse y reconstruirse vuelve a echar a andar.

   Coincidiendo con el mes de oro para el género en la capital (estos días Madrid está plagado de jazz), el pasado domingo día 13 y tras visitar Barcelona, Bilbao o Granada, el octeto se presentó en el Auditorio Nacional en lo que significó la segunda cita del Ciclo Jazz del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM). En esta ocasión el ‘SFJAZZ Collective 2016’ se ha congregado en torno a un nuevo fundamento, el de Miles Davis, en lo que tiene mucho de homenaje si observamos que el calendario marca un cuarto de siglo de la desaparición de uno de los vértices para entender no sólo el jazz sino la música, el arte y la cultura del siglo XX. The Music of Miles Davis & Original Compositions consiste en más de noventa minutos de música que pivotan en torno a la creación del trompetista como espejo y reflejo; inspirándose, reinterpretando y revisando todos y cada uno de los múltiples rostros de esa mente preclara de la música moderna: desde la explosividad melódica del bop juvenil hasta el salvajismo lisérgico del Davis declinante pasando por la linealidad del lenguaje modal o la balada más intimista.

   A modo de palimpsesto, las melodías de Davis sólo (y nada menos) sirven de punto de partida para la pluma y el talento compositivo que también poseen cada uno de los intérpretes. Así, entre la parodia y la ocultación, sonaron clásicos como «All Blues», «So What», «Nardis» –en lo que supuso un homenaje final también a Bill Evans, quien con su último trío solía acabar sus pases igualmente con este tema de Davis– o un irreconocible «Milestones» junto a aportaciones individuales ex novo pero inspiradas por el mismo aliento creativo también de muy diverso registro. Como el del propio Miles.

   Y todo a ocho, con un reparto de papeles encomiablemente generoso por parte de un elenco de enormes músicos que en todo momento establecieron un diálogo fructífero en la amalgama de lenguajes y latidos individuales. Si bien, entre tanto tuvieron que superar una aclimatación complicada en una sala en principio amistosa para un octeto cargado de potencia rítmica y dinámica pero con un poder percutivo que en ocasiones resultaba excesivo. Sin embargo, pese a la nebulosa sonora en ocasiones ininteligible que marcó algunos instantes de los primeros minutos de concierto, el SFJAZZ Collective brilló y triunfó sobradamente en una visita esencialmente memorable poniendo en pie a buena parte de la Sala de Cámara del Auditorio Nacional.

   La divulgación o la pedagogía son algunas de las recetas para sacudirnos del producto musical masivo. The Music of Miles Davis & Original Compositions, el último proyecto del San Francisco Jazz Collective, supone tan sólo el colofón del universo de esta comunidad musical que desde el San Francisco Jazz Center asume a la vez funciones que van más allá de lo estrictamente artístico. Así, el SFJAZZ se encuentra a la vanguardia de un necesario repensamiento del lugar de la música en la era moderna y en un contexto hostil de lógica mercantil planteando desde múltiples frentes  algo así como un activismo musical. Y lo practica desde San Francisco pero sin individualidades, nombres propios ni apellidos; tan sólo mediante un acrónimo: SFJAZZ

Autor:Juan Carlos Justiniano
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico