CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: La Spagna y el Coro de la Universidad Politécnica de Madrid interpretan el «Oratorio de Navidad» de Bach

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Ana María del Valle Collado
15 de diciembre de 2021

El XXXI Ciclo Sinfónico de la Universidad Politécnica de Madrid cerró su año 2021 con una interpretación correcta en algunos casos particulares, brillante en otros e incluso elegante en algunos momentos, pero siempre irregular, de la obra de Bach.

Bach en ascensor: el Oratorio de Navidad y sus avatares

Por Ana María del Valle
Madrid, 12-XII-2021, Auditorio Nacional de Madrid. XXXI Ciclo Sinfónico Universidad Politécnica de Madrid. Johann Sebastian Bach: Oratorio de Navidad, BWV 248 [selección]. Orquesta barroca La Spagna. Coro de la Universidad Politécnica de Madrid. Arantza Ezenarro [soprano], Marina Pardo [mezzosoprano], Francisco Díaz [tenor], Víctor Cruz [barítono]. Javier Corcuera [dirección].

   Llega diciembre y los auditorios de todo el mundo se llenan de obras de temática navideña. Se desempolvan las partituras que durante el resto del año han permanecido en un cajón y surgen los inevitables villancicos como colofón a las grandes obras del repertorio, los Mesías, los conciertos y misas de Navidad, y los inevitables valses. Y no está mal; es lo que toca. Y si uno se deja llevar por las fechas, en mayor o menor medida, sin alcanzar la saturación, hasta apetece.

   El Oratorio de Navidad, BWV 248 de Johann Sebastian Bach es una de estas paradas obligadas en las programaciones de las salas de conciertos de medio mundo durante las fiestas. También fue la obra elegida para cerrar el XXXI Ciclo Sinfónico de la Universidad Politécnica de Madrid.  

   Se trata de una obra compleja que Bach construyó en gran medida reutilizando fragmentos de otras composiciones en una reelaboración paradigmática del concepto «parodia musical». Práctica habitual y comprensible en Bach si tenemos en cuenta la gran carga de trabajo a la que estaba sometido durante su labor como Cantor de la Iglesia de Sto. Tomás en Leipzig, donde permanecería hasta su muerte, y la escasa posibilidad de repetir obras en los servicios religiosos.

   El Oratorio de Navidad está compuesto por seis cantatas, sin embargo, Bach no concibió esta obra para su interpretación ininterrumpida, ya que cada una de ellas corresponde a un episodio que se ejecutaba en días consecutivos. Las necesidades de las modernas programaciones han hecho que hoy en día se interprete algunas veces «del tirón» –las menos– y otras dividida en dos bloques, como en esta ocasión, en que pudimos escuchar las tres primeras cantatas.

   En compañía de la Orquesta Barroca La Spagna, el Coro de la UPM, bien empastado y de correcta dicción, nos ofreció una muy buena interpretación de la obra de Bach. Javier Corcuera, director titular, consiguió un acertado equilibrio entre las voces, así como entre el coro y la orquesta. Resolvió con maestría el impresionante Ehre sei Gott in der Höhe, la compleja pieza central de la segunda cantata en donde el coro interpreta el «Gloria», e impuso un estilo preciso y enérgico en Jauchzet, frohlokket! auf, preiset die Tage!, conocidísimo coro de presentación de la obra y que constituyó también el encore de despedida de la noche. Sin embargo, su labor al mando de la orquesta fue algo irregular. En general ésta se desenvolvió coherentemente con la partitura, ofreciendo momentos de gran lirismo, un logrado equilibrio sonoro entre las cuerdas y el viento, atención a las dinámicas y tempi. Pese a ello, ciertos desajustes en las entradas enturbiaron una labor que de no ser por esto hubiera sido meritoria.

   En los vientos destacaron los oboes, virtuosos y expresivos, de magnífica articulación y acertados fraseos. Estupendas las flautas, especialmente en diálogo con el tenor en el aria Frohe Hirten, eilt, ach eilet de la segunda cantata. El sevillano Francisco Díaz mostró una voz bien timbrada y una acertada dicción en su papel como Evangelista narrador en los recitativos.

   Algo menos afortunada fue la actuación de las trompetas, especialmente de la primera, quien sufrió algunos «gallos» en los agudos. Bien es sabido de las dificultades técnicas de un instrumento tan caprichoso como la trompeta natural.  

   Magníficas las cuerdas, con un bonito sonido, siempre afinado, y frases muy bien articuladas, pese a que en algunos momentos el uso del arco fuera desigual. Los cellos y el contrabajo impusieron una sólida base a la obra en el bajo continuo apoyados por la labor del órgano, seguro y discretamente efectivo.

   Resaltar el dúo de la tercera cantata Herr, dein Mitleid, dein Erbarmen entre la soprano vasca Arantza Ezenaro, de voz potente y timbre de bello color, y el barítono Víctor Cruz, correcto en los recitativos y mostrando control del fiato en las arias. Pero sin duda uno de los momentos más destacados del concierto fue el aria para contralto de la tercera cantata, Schließe, mein Herze, dies selige Wunder, única pieza que Bach compondría específicamente para el oratorio, y donde el violín solista dialoga en dulce intimidad con la parte vocal. La contralto Marina Pardo, que había mantenido un papel discreto y algo «justito» en las cantatas anteriores, como en la nana Schlafe, mein Liebster, genieße die Ruh, mejoró, manteniendo una bonita línea de canto legato. Sin embargo el protagonismo se centró en el violín. La concertino lidió con el virtuosismo de esta pieza con absoluta elegancia, dotándola del carácter lírico que le es propia, certera afinación, un fraseo exquisito y un sonido dulce en equilibrio con la voz.

   Un encore del Jauchzet, frohlokket! auf, preiset die Tage! fue el broche de un concierto en el que, con sensaciones encontradas, el público supo valorar la labor de los solistas a base de bien repartidos aplausos, dando a cada uno lo que le correspondía.

   El XXXI Ciclo Sinfónico de la Universidad Politécnica de Madrid cierra su temporada con una interpretación correcta en algunos casos particulares, brillante en otros e incluso elegante en algunos momentos, pero siempre irregular, de la obra de Bach.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico