CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: David Afkham dirige el «Oratorio de Navidad» de Bach con la OCNE

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Raúl Chamorro Mena
22 de diciembre de 2021

La Orquesta y Coro Nacionales de España [OCNE] programa el Oratorio de Navidad de Bach bajo la direccción de su titular, David Afkham

OCNE

Medio Oratorio de Navidad

Por Raúl Chamorro Mena
Madrid, 18-XII-2021, Auditorio Nacional. Ciclo orquesta y coro Nacionales de España. Oratorio de Navidad, BWV 248, Cantatas I,II y III (Johann Sebastian Bach). Alicia Amo (soprano), Catriona Morison (mezzosoprano), Mauro Peter (tenor), Michael Nagy (bajo). Coro Nacional de España. Director: Miguel Ángel García Cañamero. Orquesta Nacional de España. Director: David Afkham.

   El Oratorio de Navidad de Johann Sebastian Bach data de 1734 y se divide en seis cantatas destinadas originariamente a interpretarse, por supuesto, en la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig, a lo largo de las principales fechas del período navideño. Esta circunstancia ha permitido a la Orquesta y Coro Nacionales de España [OCNE] programar las tres primeras y con ello ajustarse al horario limitado vigente en tiempo de Covid. Asimismo, estas tres partes iniciales se ajustan estrictamente a la Navidad pues tratan el Nacimiento de Jesús, el anuncio a los pastores y la adoración de los pastores. Bach utiliza de forma magistral la técnica de la parodia musical, pues se vale con fines sacros de música y textos previos de obras profanas. El idioma es el alemán y no el latín, como corresponde a su condición de luterano. 

   Un orgánico de una treintena de músicos, sin instrumentos historicistas, pero en estilo, que es lo principal, y con magníficas prestaciones de los solistas –trompeta, los dos oboes, flauta y violín concertino- bajo la dirección del titular David Afkham ofreció una interpretación de gran claridad, limpias texturas, elegante y refinada, presidida por un sobrio tono litúrgico. Faltó ese punto de inspiración, de contrates y de trascendencia a una interpretación impecable, bella, apolínea. A buen nivel el coro, más sonoro que empastado, formado por cuarenta efectivos con mascarilla y ciertas distancias entre ellos. 

   La contralto cuenta con tres hermosas arias, la primera con oboe obbligato, la segunda con flauta y la tercera con una bellísima escritura para violín obbligato. Todas ellas magníficamente servidas por los respectivos solistas, aunque es justo destacar la exquisita prestación del concertino titular Miguel Colom en el aria para contralto número 8 de la tercera cantata. Lástima la escasa dimensión vocal, justa proyección y escaso brillo, además de monótono canto de la mezzo Catriona Morison.

   La intervención de la soprano se reduce, prácticamente, al número 6 de la cantanta III, un sublime dúo con el bajo con glorioso acompañamiento de dos oboes solistas. Alicia Amo, con su timbre justo de presencia, pero suficiente para este repertorio, prestó su buen gusto y acrisolada musicalidad a tan magnífica pieza en la que empastaron bien ambos solistas. El Evangelista que ejerce de narrador al igual que sucede en las Pasiones del cantor de Santo Tomás, fue interpretado por el tenor Mauro Peter de timbre ingrato, pobretón, pero que acentúo con apropiada intención y contrastes sus recitativos. En sus arias brilló mucho menos. Muy liviano el supuesto bajo Michael Nagy, aunque de canto decoroso y asumible agilidad. 

Foto: Facebook OCNE

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico