CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: «El reloj de Lucerna» y «La verbena de la Paloma» en el cierre de temporada de la Filarmónica de Málaga

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: José Antonio Cantón
21 de junio de 2021
Filarmónica de Málaga

Valioso patrimonio musical

Por José Antonio Cantón
Málaga, 18-VI-2021. Teatro Cervantes. Velada lírica con las obras El reloj de Lucerna de Pedro Miguel Marqués y La verbena de la Paloma de Tomás Bretón. Solistas: Marga Cloquell, Cristina Faus, Amelia Font, Raquel Lojendio, Luis Paccetti, César San Martín y David Sánchez. Regidora: Aída Sánchez. Coro de Ópera de Málaga. ORQUESTA FILARMÓNICA DE MÁLAGA (OFM). Director: José María Moreno.

   Después de estar silenciado más de un siglo, el director mallorquín José María Moreno ha recuperado el drama lírico en tres actos El reloj de Lucerna de su paisano Pedro Miguel Marqués que, en algunos extractos, ha presentado en el concierto de clausura de la temporada 2020-2021 de la Orquesta Filarmónica de Málaga, aprovechando la ocasión para acompañarlo con una versión en concierto de la popular zarzuela La verbena de la Paloma. Para tales representaciones ha contado con un elenco muy equilibrado en sus voces, hecho que ha propiciado el lucimiento del conjunto.

   Después de la bien estructurada obertura de la obra con la que la OFM presentaba una muy clarificada respuesta musical, que se mantuvo a lo largo de toda la velada, hay que destacar la buena interpretación de las sopranos Raquel Lojendio, en el papel de Fernando, y Marga Cloquell junto a la mezzo Cristina Faus en el terceto del primer acto, uno de los momentos clave de esta versión. También hay que valorar positivamente la actuación del barítono César San Martín dando vida al personaje del veterano Réding y al bajo David Sánchez en el papel de Gualterio, tirano gobernador de la ciudad de Lucerna.

   El segundo acto sirvió para que se pudiera valorar el buen trabajo realizado por la subdirectora artística del coro, la  malagueña María del Mar Muñoz Varo, que ha asumido la responsabilidad de montar esta representación en sustitución, circunstancialmente, del titular, el director malagueño Salvador Vázquez. Los pasajes corales protagonizados por los consejeros y los pajes así lo refrendaron. Antes fue la soprano mallorquina Marga Cloquell la que dejó patente la excelente clase de su canto en la romanza de Matilde, demostrando emisión, afinación y colocación de su voz con soltura y facilidad técnica. Del último acto, el maestro José María Moreno eligió como pasajes destacados el preludio y el dúo de tiples antes de la escena final en la que el tirano muere a puñal de Gastón, el relojero de la ciudad suiza encarnado por el tenor malagueño Luis Pacceti. La impresión que dejó esta selección de cuadros fue que el compositor tenía una excelente vena de orquestador, quedando demostrado en la utilización psicológica de la instrumentación aplicada a la acción, lo que lleva al buen aficionado a la ópera a desear poder disfrutar de la escenificación total de esta obra, dada además la severidad dramática de su argumento.

   La esperada transformación emocional que significó el sainete lírico de La verbena de la Paloma supuso de entrada apreciar la versatilidad que tiene el maestro José María Moreno en su conducción y construcción musicales, transmitiendo, en este caso, toda su carga jovial, modélica en su género, que siempre llena de alegría a cantantes, músicos y público. El humor al que llegaron la soprano Amelia Font y Luis Pacceti en el número  «No lo sé señá Rita … Si el cariño a la Susana» llevó al público a una total hilaridad, para disfrutar también de los dos últimos episodios con sumo gozo, la famosa habanera concertante, «Donde vas con mantón de Manila», donde intervinieron la mayoría de los personajes junto al coro antes del número final que fue cantado con general jolgorio, «Por ser la Virgen de la Paloma». 

   Se cerraba de tal manera un espectáculo lírico que infundía esperanza y optimismo para la próxima temporada de la orquesta malagueña, que deseamos pueda disfrutarse en un normalizado estado de salud, pautas y convivencia sociales. El entusiasmo y excelente ejecutoria artística del maestro José María Moreno, como los desplegados en esta actuación de fin temporada recuperando y difundiendo excelente patrimonio musical español, han sido una constante a lo largo de su primera temporada como titular de la OFM, constituyéndose seguramente en el mejor acicate y en un más que positivo pronóstico para alcanzar esta pretensión de todos.

Foto: Filarmónica de Málaga

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico