Codalario
Está viendo:

Crítica: Gala Lírica en el Teatro Campoamor de Oviedo dentro del XXVI Festival de Teatro Lírico Español

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
2 de mayo de 2019

Verde, pero que muy verde

Por Nuria Blanco Álvarez / @miladomusical
Oviedo. 30-V-2019. Teatro Campoamor. XXVI Festival de Teatro Lírico Español. Gala Lírica. Brigitta Simon, Inma Hidalgo, Cassandra Wyss, Eglé Sidlauskaité, Mindaugas Jankauskas, David Jagodic, Philippe Spiegel. Oviedo Filarmonía. Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo. Capella Mallorquina. Pablo Moras, director de orquesta. José Mª Moreno, director de orquesta.

   Continúan los despropósitos en el XXVI Festival de Teatro Lírico Español de Oviedo. Esta vez con una Gala lírica metida a calzador dentro de esa temporada, pues su relación con la zarzuela ha sido prácticamente anecdótica. Nada menos que 11 piezas de otra índole se escucharon en un concierto que hizo aguas por todos lados. A todas luces un programa elegido según el básico repertorio abordable por los cantantes y en absoluto pensado para una Gala de zarzuela dentro de, no lo olvidemos, la segunda temporada estable del género de nuestro país. Fueron los coros Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo, agrupación residente del Festival ovetense, y la Capella Mallorquina, los encargados, en sus escuetas intervenciones, de recordar al público lo que nos había llevado allí. Tampoco fue su noche, donde adolecieron de un volumen descontrolado, quizá por pensar que la Oviedo Filarmonía, situada encima del escenario, podría hacerles sombra. Ni mucho menos, pues la orquesta no pudo lucirse sola en ninguna pieza. Ni rastro de preludio alguno, ni de intermedios musicales; ni siquiera les dejaron aprovechar el hueco creado al eliminar in extremis del programa una de las piezas líricas. El director José Mª Moreno se mostró eufórico durante toda la velada, pero eso fue todo, pues su trabajo fue más que discreto. Flaco favor le hicieron también al polifacético director del coro ovetense, Pablo Moras, al subirse al podio para dirigir un par de temas.


   Todos los cantantes de la Gala pertenecen a la SIAA (“Sic Itur Ad Astra”) Foundation, una «Fundación benéfica para la promoción de jóvenes cantantes de ópera». Sin duda el aspecto económico debió ser el único que se tomó en cuenta a la hora de programarlo, pues la entidad corre con todos los gastos del elenco protagonista, pero ¿dónde están los criterios de calidad y el sentido común? No es excusa que se indique «Concierto Jóvenes Cantantes» para que se perdone todo, cuando además 6 de los 7 protagonistas pasaban de los 30, incluso alguno ya alcanzó los 40, cifras en las que todos convendremos que no son las de jóvenes promesas, si de canto hablamos. Fue especialmente escandaloso el caso de la mezzo Cassandra Wyss. Por el bien de todos la instamos a que se centre en su faceta administrativa en la Fundación, de la que es Presidenta Junior, y en la que curiosamente comparte apellido con el Presidente (Rolando Wyss) y el director artístico de la entidad (Manuel Wyss). Si fuéramos mal pensados, creeríamos que la Fundación la ha constituido una familia adinerada de Liechtenstein, para dar cabida a los caprichos de una jovencita a la que le hace ilusión salir a un escenario. No tengo palabras para describir su actuación. Su profesora de canto, Eglé Sidlauskaité también, curiosamente, forma parte de los «jóvenes» miembros de la Fundación y participó en la gala. Ella fue la única que ofreció unas intervenciones de calidad, con una bonita voz de mezzo, potente y cuidada. El resto del elenco, verde, en distintas gamas.

   El público ovetense, gran aficionado a la zarzuela, ya se imaginaba lo que podría suceder y no llenó, ni mucho menos, el Teatro Campoamor. También estuvo desierto el palco municipal, que tras las elecciones, ya nadie de la Concejalía de Cultura tiene que mal disimular su nulo afecto a la zarzuela. Esperamos, por cierto, que lo primero que haga la nueva corporación sea eliminar el aviso por megafonía en «bable» que nadie entiende por aquí y que trabaje para que este Festival de Zarzuela vuelva a ser lo que fue.

Autor:Nuria Blanco Álvarez
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico