CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: «Il signor Bruschino» de Gioachino Rossini en el Teatro Comunale de Bolonia

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Magda Ruggeri Marchetti
23 de febrero de 2022

Michele Spotti dirige Il signor Bruschino de Gioachino Rossini en el Teatro Comunale de Bolonia

«Il signor Bruschino» en el Teatro Comunale de Bolonia

Una pequeña joya

Por Magda Ruggeri Marchetti
Bolonia. 18-II-2022. Teatro Comunale. Il signor Bruschino [Gioachino Rossini / Giuseppe Maria Foppa]. Giorgio Caoduro [Gaudenzio], Hasmik Torosyan [Sofia], Simone Alberghini [Bruschino padre], Manuel Amati [Bruschino hijo], Pierluigi D’Aloia [Florville], Gianluca Margheri [Filiberto], Francesca Cucuzza [Marianna] Enrico Iviglia [Commissario]. Orquesta y Coro del Teatro Comunale. Director de escena: Barbe & Doucet. Director musical: Michele Spotti.

   El estreno de Il signor Bruschino tuvo lugar en el Teatro de S. Moisè de Venecia el 27 de enero de 1813 sin ganar el aprecio del público, perplejo ante una música que representaba una novedad en la medida en que Rossini se distanciaba del gusto del momento para buscar nuevas soluciones, consiguiendo una pequeña joya. Derivada de la comedia francesa Le fils par hasard de Alissan de Chazet y Maurice Ourry, es la última de las cinco farsas que Rossini compuso para Venecia. 

   Esta nueva coproducción entre el Teatro Comunale, el Rossini Opera Festival de Pésaro y la Royal Opera House Muscat, se vale de la dirección escénica de Barbe & Doucet (director Renaud Doucet; escenógrafo y figurinista André Barbe) que trasladan la historia desde el Castillo de Gaudenzio a un barco. Han decidido el cambio porque en el texto original Bruschino es hijo del comandante de una nave y la boda hubiese sido válida solo oficiada a bordo por el capitán de una embarcación. Por ello en escena vemos una barcaza a vela amarrada a un muelle con cajas y unas nasas, mientras el primer término está ocupado por el agua ondulante del puerto y un bote al costado de la nave.

«Il signor Bruschino» en el Teatro Comunale de Bolonia

   Consideramos en cambio que era más oportuna la ambientación tradicional del interior de una casa burguesa, pues en ningún momento se habla de marinos ni de naves, sino de dos jóvenes enamorados que desean casarse y no comprenden el mundo de los mayores interesados solo por el dinero. El público ve la escena desde el lado del agua y los pesonajes se desenvuelven con cierta estrechez en segundo plano entre los bultos diseminados por el muelle y la cubierta de la barcaza. Hay que señalar sin embargo que el vestuario de los años veinte es magnífico, tanto el de los protagonistas como el de los trabajadores del puerto y los marineros, así como la acertada iluminación de Guy Simard. La dirección, confiada en Bolonia a Luca Baracchini, consigue un espectáculo fluído y divertido.

   El barítono Giorgio Caoduro es un magnífico Gaudenzio vocal y dramáticamente que luce una voz de excelente emisión con óptimo fraseo y coloratura ideal. Hasmik Torosyan borda una Sofia juiciosa y enamorada, con un toque de picardía y una voz de buen timbre, y resulta hábil también en las agilidades de su aria «A donate il caro sposo». Simone Alberghini, perfecto en el canto y en los recitativos, crea un Bruschino padre que se ve atribuir como hijo a un desconocido, y como experto del género bufo nos divierte con su gran intolerancia por el calor. Pierluigi D’Aloia, un tenor formado en la Scuola dell’Opera del Teatro Comunale de Bolonia, dibuja un Florville enamorado de Sofía luciendo una buena emisión. Gianluca Margheri es un convincente Filiberto en el aspecto dramático y en el vocal. Muy conseguida también la actuación de Enrico Iviglia como Commissario, de Manuel Amati como Bruschino hijo, y de Francesca Cucuzza, Marianna.

   Michele Spotti, de 28 años, es uno de los directores más apreciados de la jóven generación. De vuelta de los recientes éxitos en Marsella y en el Festival Donizetti Opera de Bérgamo, en este mismo 2022 se exhibirá con el Don Carlos de Verdi en Basilea y en otras óperas en Munich y Berlín. En esta ocasión debuta con la orquesta del Teatro Comunale, ofreciendo una concertación de alto nivel con ritmos vivaces y brillantes resaltando los detalles. Hemos apreciado en especial su interpretación de la original obertura en la que los violinistas golpean rítmicamente el atril con los arcos, y cómo sabe dar protagonismo a los solistas y acompañar a los cantantes. La óptima orquesta del Teatro Comunale se muestra perfectamente a la altura de los retos de la partitura demostrando su gran profesionalidad. 

   El público apreció muchísimo el espectáculo, aplaudiendo repetidas veces en especial a Giorgio Caoduro, Hasmik Torosyan y Simone Alberghini.

Fotos: Andrea Ranzi

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico