Codalario
Está viendo:

CD: Live La Monnaie/De Munt, de Carlos Álvarez

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
28 de noviembre de 2016

El barítono español graba Live La Monnaie/De Munt junto al pianista Rubén Fernández Aguirre.

EL PODER SEDUCTOR DE UN RECITAL

   Por Agustín Achúcarro
Carlos Álvarez, Live La Monnaie/De Munt. Obras de García Lorca, Ortega, Penella, Moreno Torroba, Pérez Soriano, Serrano, y Soutullo y Vert. Carlos Álvarez, barítono, Rubén Fernández Aguirre, piano. IBsClassical. 1 CD [IBS- 92016], 2016. T.T.: 59:49.

   Este disco fruto de una actuación en directo del barítono Carlos Álvarez y el pianista Rubén Fernández Aguirre lo encabezan las canciones españolas antiguas armonizadas por García Lorca, prosigue con canciones sobre textos del poeta compuestas por Miquel Ortega, y finaliza con romanzas de zarzuela. El disco compacto ha estado gestándose desde aquel 3 de mayo de 2007 cuando se produjo el recital en el Teatro Real de La Moneda de Bruselas, y ha habido que esperar hasta estas fechas, para que IBS Classical, con no poco trabajo, lo materialice, con un comentario del propio cantante y los textos de las canciones en español e inglés.

   El CD comienza sobre los acordes enérgicos del piano para colarse en seguida la melodía que la mano derecha de Rubén Fernández Aguirre lleva hasta la emoción. Carlos Álvarez entra como un huracán, con voz redonda, rotunda, henchida de armónicos con ese “Anda, jaleo”, en el que también dejará espacio a la melancolía: “En la calle de los muros han matado una paloma”. Todo suena emocionante, directo, y al llegar a la Nana de Sevilla la voz y el piano se repliegan en medias voces sentidas, para volverse estallido y fuego en Zorongo, de diáfano fraseo, con ese espacio poético en que la voz ahonda al decir “la luna es un pozo chico...”; y luego concluye con el baile del piano, en el que el sonido se vuelve puro vértigo.

   La selección de canciones de Miquel Ortega sobre textos de García Lorca tiene algo de pintura, de bocetos de colores, que pueden ser tenues o de trazo intenso. Y en la voz surge el hechizo en pasajes como ese crescendo sobre “luna, luna, luna…”en el Romance de la luna, luna, o mientras se palpa un dolor emocionante en Memento.

   Ya con la zarzuela se escucha la voz con desparpajo y fluidez, respondiendo con frescura a los ritmos cambiantes en “El jerez” de Don Gil de Alcalá. El cantante realiza todo un despliegue vocal, sin dejar pasar los momentos de intimismo, a los que da pie la romanza, en “Luche la fe por el triunfo” de Luisa Fernanda, en la que el barítono cuenta con una labor espléndida del piano. “Suena guitarrico mío” supone una demostración de recursos vocales, por fraseo, dominio de la melodía y equilibrio en toda la tesitura, al igual que ocurre en la “Canción de Leonello”.

   En las obras sobre textos de García Lorca prevalecen los detalles y su fascinación quizá resida en lo que se va descubriendo en cada frase, en cada giro, en cada acento o en el más leve cambio expresivo. Mientras que en la zarzuela el disfrute puede encontrarse en comprobar cómo Carlos Álvarez aborda las romanzas a tumba abierta, con multitud de recursos.

   Y por supuesto, suma, y mucho, el contar con un pianista como Rubén Fernández Aguirre, tan determinante para conseguir interpretaciones de altura. Estos son, pues, algunos de los alicientes de este nuevo disco, que permite escuchar a un Carlos Álvarez en estado de gracia.

Autor:Agustín Achúcarro
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico