CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Lucas Macías dirige la «Novena» de Beethoven con El León de Oro y la Oviedo Filarmonía

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Nuria Blanco Álvarez
2 de junio de 2021

Vuelve la «Alegría» al Auditorio con EL León de Oro 

Por Nuria Blanco Álvarez | @miladomusical
Oviedo. 30-V-2021. Auditorio Príncipe Felipe, Oviedo. Conciertos del Auditorio. Novena Sinfonía, Beethoven. Vanessa Goikoetxea, Marta Infante, Mikeldi Atxalandabaso, David Menéndez. Coro El león de oro. Oviedo Filarmonía. Maestro de coro: Marco Antonio García de Paz. Director: Lucas Macías.

   El Auditorio Príncipe Felipe de la capital asturiana continúa con su actividad musical recuperando en esta ocasión uno de los conciertos que la pandemia nos robó el año pasado, la Novena sinfonía de Beethoven, un canto a la unidad y hermandad entre los hombres que, hoy más que nunca, cobra un sentido especial habida cuenta las circunstancias que nos rodean. La versión estuvo a cargo de Lucas Macías que, en menos de un mes, ha dirigido tres de las obras más emblemáticas del repertorio sinfónico-coral con el Requiem de Fauré con la Orquesta Ciudad de Granada, el Requiem alemán de Brahms y la Sinfonía coral de Beethoven, estas dos últimas con la Oviedo Filarmonía, siendo el titular de ambas agrupaciones. Como ya nos tiene acostumbrados en sus conciertos, dirigió de memoria la magna obra del genio de Bonn, en una versión con el foco puesto en la riqueza de matices.

   Precioso el inicio del primer movimiento con un exquisito control de los volúmenes que pasaron por todas las gamas en los reguladores iniciales, aunque se echó en falta más peso en los sforzando. Esa concentración en el terreno de las dinámicas provocó algún descontrol en la afinación general y el ímpetu de algunas cuerdas no homogeneizaban con el resto haciéndolas por momentos más protagonistas de la cuenta. Esta energía del primer movimiento se trasladó también al segundo, aunque los metales se mostraron entonces algo destemplados y más aún en el tercer movimiento, que resultó el de menos interés de la noche. Para la parte vocal se contó con una agrupación de referencia, El León de Oro, que afrontó con la calidad de siempre esta exigente pieza coral que obliga a los cantores a moverse constantemente en un registro extremadamente agudo, punto fuerte de las sopranos doradas. 


   La cuidada afinación, empaste -a pesar de las mascarillas- y ductilidad del coro -incluso durante el vertiginoso tempo con que Macías marcó la parte final-, llevan la marca de su maestro, Marco Antonio García de Paz, flamante nuevo director del Coro de Radio Televisión Española. El cuarteto solista estuvo formado por voces muy solventes si bien el empaste entre ellos fue por momentos deficiente, sin menosprecio a la calidad vocal individual de cada uno de ellos. David Menéndez dio muestras una vez más de su potente y bien timbrado instrumento, al igual que Mikeldi Atxalandabaso, con una buena proyección. Marta Infante actuó con profesionalidad y Vanessa Goikoetxea, que ya participó en el Requiem alemán de Brahms en este mismo espacio hace apenas un mes, dejó patente su elegancia canora.

Foto: Facebook Oviedo Filarmonía

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico