Codalario
Está viendo:

MARIELLA DEVIA: 'MI MEJOR MOMENTO EN ESPAÑA FUE CUANDO CANTÉ CON ALFREDO KRAUS POR PRIMERA VEZ'

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
14 de octubre de 2012
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  27 votos

La soprano italiana Mariella Devia protagoniza las dos funciones previstas de la "Maria Stuarda" de Donizetti que, desde el pasado viernes y hasta hoy, se puede ver en el Teatro Donizetti de Bergamo. La extraordinaria soprano habla para CODALARIO sobre el actual estado de su carrera.
 
- Regresa a la ciudad, después del gran éxito cosechado en la Traviata del 2009. ¿Cómo es cantar este título en la ciudad natal del compositor?.
 
- Es algo bello. No es la primera vez que canto "Maria Stuarda", pero es muy ilusionante hacerlo en el lugar que vió nacer a Gaetano Donizetti. Aunque siempre digo lo mismo, cuando estoy sobre el escenario, hay que olvidarse de dónde se está. Se está cantando y no hay diferencias.
 
- ¿Qué le parece la producción, firmada por Federico Bertolani?
 
- Me gusta mucho, porque es una producción muy sencilla, todo se muestra bajo un estrato simbólico. El vestuario es de época, aunque la ambientación no es del todo exacta, como demuestra la existencia de un cubo que representa muy bien la claustrofobia y la opresión de Stuarda y la soledad de ambas reinas.
 
- Su interpretación de la Trilogía de Los Tudor es pieza clave en su repertorio actual. ¿Qué es lo que más le fascina de sus personajes?
 
- Bueno, dejando al margen lo que el libretista toma de la novela de Schiller, el caso es que estos son unos personajes muy vistosos y esto me fascina. Me he interesado mucho por leer las biografías de estas tres mujeres, la diversidad que hay entre cada una de ellas...es algo que me intriga mucho.
 
- Algunos recordamos su magnífico debut como Elisabetta de "Roberto Devereux" en la Ópera de Marsella. ¿Cómo preparó el papel y la partitura?
 
-Como siempre, primero se debe leer un poco de la historia y de los personajes y luego se va a la partitura, porque al final con Donizetti, al igual que sucede con Bellini, el acento se consigue con la música y toda la interpretación se logra mediante la vocalidad.
 
- En los últimos años ha incorporado algún papel a su repertorio básicamente belcantista, ¿tiene algún otro papel en mente?, ¿desea cantar algo en particular?.
 
- Supongo que se refiere a la Liù, porque es el único. Y no, no está en mis planes alejarme de mi repertorio, que me maravilla y en el cuál me siento muy cómoda. De ahí que haya sido la base de mi carrera durante toda mi vida.
 
- Hablemos de España, un país donde ha dejado grandes momentos en la memoria de los espectadores, pero ¿qué momento recuerda especialmente como cantante?.
 
- Es difícil decirlo. Quizá mi debut en Madrid en el Teatro de la Zarzuela, antes de que estuviera el Real como teatro de ópera, donde canté "Lucia di Lammermoor", "I Puritani" y "El Rapto en el Serrallo". Y luego en Oviedo y en Bilbao, creo que el mejor momento fue la primera vez que canté con Alfredo Kraus.
 
- La última vez que nos visitó fue con un recital en Sevilla donde, si no recuerdo mal, cantó por vez primera la escena completa de "Norma" con el recitativo inicial.
 
- Sí, un recital accidentado (hubo un desmayo en la sala en medio de una pieza y tuvieron que parar unos minutos), además estaba enferma. Efectivamente, fue la primera vez que canté toda la escena.
 
- De hecho, debutará este papel en abril, en el Teatro Comunale de Bologna, si bien hace años decía que no estaba preparada para afrontarlo. ¿Ha cambiado de idea?.
 
- (Suena el teléfono). Es mi hija- se excusa-. Digamos que el papel voy a cantarlo en un teatro pequeño, de época, de herradura. Y sobre todo, porque el maestro Michele Mariotti ha insistido mucho. "Quiero tenerte"-me dijo-. He colaborado asiduamente con él y estoy segura de que me gustará probar el papel.
 

- Otra gran soprano, la española Montserrat Caballé, decía una frase a propósito de las óperas belcantistas: "Leyla Gencer descubre las óperas de Donizetti, Beverly Sills las graba y yo las canto". ¿Qué hace Mariella Devia con ellas?.
 
- (Ríe). ¡Es fantástico!. Yo también espero cantarlas (sonríe).
 
- Es turno de hablar de Italia, un país que no atraviesa sus mejores momentos económicos. Usted fue noticia por haber cantado en Florencia una "Bolena" con piano debido a una huelga orquestal. ¿Cómo vive un artista estos difíciles momentos?.
 
- Par los teatros es un drama. La verdad es que no es agradable estar en estas situaciones, pero debemos salir a escena por respeto a las personas que vienen a vernos. Es verdad que a la ópera le faltaba algo, en este caso la orquesta, pero desde mi punto de vista, compartido por mis compañeros de reparto, debíamos cantar. Dimos todo lo que debíamos y creo que el público entendió la situación y aceptó el arreglo a pianoforte, ya que nadie pidió el importe de las localidades. Fue muy cansado, pero a la vez gratificante.

- Dicen que algunos teatros italianos son poco serios, que los cantantes firman tarde los contratos y que algunos ni siquiera firman, que están solo apalabrados pero aparecen anunciados. ¿Qué puede decirnos del trámite interno de los teatros?.
 
- Más que falta de seriedad, pienso que es algo momentáneo. Antes no pasaba. Hay momentos de incertidumbre y problemas financieros. Los títulos están en riesgo y no se sabe si se pueden mantener.
 
- Hay cierto sector en Barcelona que dice que el director artístico y el equipo técnico poco más que maltratan a los cantantes, que les "obligan" a cantar indispuestos, que hay moving. Las malas lenguas decían que había cancelado su participación en "Anna Bolena" por una rivalidad entre Edita Gruberova y usted, porque no quería estar en un segundo reparto.
 
- Si cancelé la Bolena fue porque mi hija estaba a punto de dar a luz y esto para mi era motivo suficiente. Reconozco que debido a mi trabajo, he sido una madre "ausente" y no podía decirle a mi hija "Quédate en el hospital" e irme a Barcelona.
 
- Entonces, ¿jamás ha tenido problemas allí?.
 
- En absoluto, de hecho voy a ir a cantar Il Pirata este año. Yo expliqué mis razones y es evidente que al teatro no le gustó, pero para mi, mi familia es una prioridad.
 
- No es algo nuevo afirmar que actualmente hay cantantes jóvenes que tienen demasiada prisa por cantar papeles fuera de su repertorio inicial y debutar en importantes teatros. ¿Es sólo un problema de ellos, también de los maestros de canto, de los directores artísticos?.
 
- Considero que es un problema general pero, por encima de todo, un cantante debería saber cuando puede o no cantar un papel y si se adapta a su voz. Es difícil, porque el trabajo y las ofertas son las que son y algunos prefieren arriesgarse y cantar aunque les haga daño. Es un peligro.
 
- Una soprano mediática actual como es Anna Netrebko, dice que el belcanto es un repertorio que no exige tanto esfuerzo y que ayuda a reposar la voz después de cantar papeles más pesados. ¿Qué tiene esto de verdad?
 
- No sé si para ella es verdad. Deberías preguntarle a ella. Para cantar belcanto se necesita rigor y un estudio constante, un canto descubierto y liberado. Claro que no es lo mismo cantarlo y ya está, que cantarlo bien. Es la diferencia.
 

- Sí, porque la Bolena de Netrebko, la de Gruberova y la suya son diametralmente opuestas.
 
- Son diversas quizá porque yo soy italiana y la lengua y el gusto varían, ¿no?.
 
- ¿A qué cantantes ve con posibilidades para triunfar en un años?, ¿a quién admira?.
 
- Sinceramente no lo sé, porque no suelo ir al teatro. Generalmente si no tengo que actuar, no suelo acudir y desde mi punto de vista, no se puede juzgar a nadie si no se le ha oído en teatro, que es donde se demuestra todo.
 
- ¿Y del pasado?
 
- Tantísimos. Monserrat Caballé, Renata Scotto...Maria Callas, obviamente...pero pienso que todo cambia según se va escuchando, con el tiempo. Los gustos cambian, tanto de los cantantes como del público.
 
- ¿Y ha cambiado mucho el público en cuarenta años?
 
- ¿Que si ha cambiado?. Sí, espero que lo haya hecho. Hay gente a la que todavía le cuesta aceptar sobre el escenario, todo aquello que es distinto a lo que ha visto u oído siempre. Claro que también ha cambiado el modo de cantar, pero poco a poco si puede que vaya cambiando...
 
- ¿Es menos exigente?
 
- No, no creo.
 
- ¿Hay futuro en la ópera?
 
- ¿Quién puede asegurarlo?. Para mi no tanto, como es lógico, para lo más jóvenes espero que sí, aunque quizá fuera de Italia...
 

Autor:Arian Ortega
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico