CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Michel Plasson dirige obras de Berlioz y Ravel con la Sinfónica de Sevilla

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Álvaro Cabezas
18 de octubre de 2021

De memorable puede calificarse este concierto inaugural compuesto por dos obras-pilares del repertorio francés, ejecutado sin intermedio y que fue ampliamente cumplimentado por un respetable disminuido, pero, a todas luces, formado por escogidos melómanos.

Michel Plasson

Liberté, égalité, fraternité 

Por Álvaro Cabezas | @AlvaroCabezasG
Sevilla, Teatro de la Maestranza. 15-10-2021. Real Orquesta Sinfónica de Sevilla; Michel Plasson, director de orquesta. Programa: Sinfonía fantástica, op. 14. Episodios de la vida de un artista, de Hector Berlioz; Bolero de Maurice Ravel.

   En este tardío inicio de temporada musical en Sevilla, el público prácticamente agotó las localidades que ofrecía el aforo completo del Teatro de la Maestranza para las funciones de Madama Butterfly, pero dejó bastante despoblado el mismo recinto para los conciertos del primer programa de abono de la Sinfónica celebrados, tan solo, una semana después. Esta circunstancia se antoja absolutamente incomprensible, habida cuenta del enorme nivel que alcanzó la orquesta de la mano de su flamante director honorario, Michel Plasson, en esta vuelta al escenario del coso maestrante. De memorable puede calificarse este concierto inaugural compuesto por dos obras-pilares del repertorio francés, ejecutado sin intermedio y que fue ampliamente cumplimentado por un respetable disminuido, pero, a todas luces, formado por escogidos melómanos. El cariño que tributó desde las butacas, tanto a los músicos como al maestro, hicieron palidecer un tanto las cálidas ovaciones que cosechó la ópera pucciniana unos días atrás. Hubo emoción y, sobre todo, naturalidad en el amor por la música y por la manera de recrearla en el camino de lo sencillo y directo.

   Plasson, de 88 años recién cumplidos, llegó al podio con más brío y fuerza que otras veces, incluso sin el bastón con que se ayudó antaño. Dirigió la Sinfonía fantástica como si fuera un joven maestro, o, al menos, como los jóvenes maestros deberían dirigirla: sin concesiones, con gestos muy expresivos, sin aspavientos y siempre tendentes a reforzar aquellos aspectos de la partitura de Berlioz más sarcásticos y hasta grotescos, pidiendo más y más intensidad a la sección de los metales, cuyos integrantes hicieron un gran trabajo dramático, como si fueran las voces de los personajes de una ópera construida sobre la plataforma de acompañamiento que conformaba el sedoso sonido de las cuerdas. En ese sentido, cabe destacar el papel de los dos profesores de tuba que, antes que pasar desapercibidos por indicación de esos directores que anteponen la belleza por encima de cualquier otro atributo musical, configuraron, sobre todo en la Marcha hacia el cadalso [impactante el acierto de los timbaleros Peter Derheimer y Agustín Jiménez Delgado] y en el Sueño de una noche de aquelarre, una musculosa pieza que es ya de por sí particularmente hermosa, pero que en pocas veces como esta, muestra su auténtica fuerza y vinculación con el ambiente estético, de violencia y determinación derivado claramente de la culposa reminiscencia de las pesadillas revolucionarias francesas que se enseñorearon de los años postreros del siglo XVIII. Con unas pausas mínimas, en las que Plasson aprovechaba para sentarse, la orquesta, capitaneada por primera vez por su nueva concertino, Alexa Farré Brandkamp, tocaba llena de entusiasmo y de manera continua, sin los consabidos resabios que suele asociarse con este repertorio, hasta llegar casi como una exhalación al clímax final de auténtico ensueño, al que arribamos seguros y con la confianza que ofrece un auténtico experto en la materia como Plasson, que, tras la muerte de Georges Prêtre en 2017, es ahora el más veterano de todos los maestros activos del país vecino.

   Casi sin solución de continuidad se ofreció el Bolero, para el que el percusionista Iñaki Martín tomó una ubicación de referencia en el plantel de la orquesta. El maestro, ahora sin la batuta, se lo dirigió entero a él, haciendo unas mínimas indicaciones de las entradas de los instrumentos solistas, audacia que no siempre salió a la perfección. Se trata, sin duda, de una obra de extrema dificultad, en la que los músicos pueden perderse y mostrar, ante el público, algunas carencias, ya que la gran mayoría de los melómanos la conocen y hasta tienen alguna versión referencial. Por eso lo más importante para el éxito es el pulso marcado por la caja, desde el inicio hasta la explosión final y, ahí y en todo momento, Martín mostró una atención encomiable que contribuyó a coronar una obra en la que, de nuevo, refulgieron los metales, especialmente los saxofones invitados de Antonio Pérez Herrero y Alberto Saez Murillo

Real Orquesta Sinfónica de Sevilla

   Como señalaba al principio, el estruendoso agradecimiento del público obligó a Plasson a volver varias veces al podio para saludar, ratificando así el acertado fichaje que se ha hecho con él como director honorario, encargado de abrir y cerrar cada temporada. Al contrario de muchas otras formaciones que se vincularon con determinados maestros solo porque eran jóvenes –y creían que, también, sabios e impetuosos–, y que a la postre no hicieron más que decepcionar, como Matheuz en La Fenice, Meir Wellber en Les Arts, Andrea Battistoni en la Scala o Klaus Mäkelä en la Orquesta de París, la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla aprovechó los cauces y frutos de la amistad que disfrutaba desde hace algunas décadas con este amable director para conseguir el realce necesario de una institución muy castigada por la crisis económica, la desatención de las administraciones y las restricciones de la pandemia actual. Mirando a Francia y trabajando en común –liberté, égalité, fraternité–, la Sinfónica acomete la presente temporada con nuevos y renovados bríos de esperanza.

Fotos: Sinfónica de Sevilla

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico