CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Anna Netrebko, la cenerentola rusa. Por Alejandro Martínez

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Alejandro Martínez
12 de mayo de 2014
Anna Netrebko

ANNA NETREBKO, LA CENERENTOLA RUSA

 Con motivo de su próxima visita al Palau de la Musica de Barcelona, Alejandro Martínez repasa la trayectoria de Anna Netrebko desde sus inicios hasta nuestros días.

Por Alejandro Martínez

  Mucho ha llovido desde que una jovencísima Anna Netrebko sorprendiese al mundo con una arrebatadora Traviata en Salzburgo, en 2005, junto a Rolando Villazón. Desde entonces, casi una década de triunfos encadenados, asentando una personalidad mediática creciente. Una diva a la antigua y alla rusa, podríamos decir, pero con muchos ingredientes singulares al mismo tiempo, pues es Netrebko una solista ajena a los divismos más caducos que todavía practican colegas de cuerda como Gheorghiu y compañía. Junto a su glamurosa imagen, tan ligada a la mercadotecnia de las discográficas como a ese horterismo de nuevo rico ruso, Netrebko es a un tiempo extrovertida y un tanto extravagante. Se entremezclan, en su imagen pública, el retrato un tanto distante de la gran diva de siempre con la naturalidad y simpatía de esa joven y modesta rusa que ha labrado su futuro con esfuerzo y sacrificio.

  Sea como fuere, sus inicios tienen un halo francamente cinematográfico, con tintes de leyenda, como si de una cenicienta a la rusa se tratase. Nacida en Krasnodar, en 1971, todo empezó unos cuantos años antes de esa Traviata, mientras Netrebko era una limpiadora más en el Mariinsky...

QUIERES LEER EL ARTÍCULO COMPLETO? PINCHA AQUÍ PARA SUSCRÍBIRTE A NUESTRA ZONA PREMIUM ¡POR SÓLO 3, 20 EUROS AL MES!

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico