Codalario
Está viendo:

'Clásicos en verano' llega a su trigésima edición

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
23 de junio de 2017

   El patio de la hermosa Casa de Lope de Vega, sita en el céntrico Bario de las Letras madrileño, fue el lugar escogido por la Oficia de Cultura y Turismo de la Comunida d de Madrid, con Jaime de los Santos a la cabeza, para presentar los dos ciclos punteros en lo que se refiere a la programación cultural de la Comunidad en el período estival: Clásicos en verano y Cine de verano.

   En lo tocante a lo estrictamente musical, el Festival Clásicos en verano llega este 2017 a su trigésima edición, todo un hito y más en los tiempos que corren. Durante estas tres décadas la Comunidad de Madrid se ha afanado en llevar a cabo su objetivo principal: descentralizar la programación musical de la capital, llevandola a numerosos municipios de la región. Dirigido a pequeñas y medianas localidades, el festival ha visto incrementada notablemente su presencia en lo puramente numérico, contando con 58 solistas y grupos –42 en la edición de 2016–, para un total de 117 conciertos –92 en 2016– que resonarán en 56 municipios –39 en la pasada edición–.

   Pepe Mompeán, asesor musical de la Cominudad y director del festival, ha tejido una programación variopinta y equilibrada, en la que se da mucha importancia a los intérpretes españoles y los jóvenes. Algunos pilares fundamentales conforman esta trigésima edición. El piano es, por su puesto uno de ellos, contando con figuras de la talla de Andreas Frölich, Judith Jáuregui, Eduardo Fernández, Juan Carlos Garvayo, Mario Fierro o Giuseppe Devastato. El violonchelo es este año un instrumento muy destacado, contando con intérpretes como Iagoba Fanlo, Pablo Pérez, Guillermo Ortega, Jorge Gresa, Eros Jaca, Emil Rovner o Claudio Bohorquez, entre otros. Pero no solo destacan el piano y el violonchelo, sino que el violín contará con la presencia de grandes nombres, y se prestará atención a instrumentos menos habituales en los circuitos solistas como el acordeón o el clarinete.

   La música antigua sigue siendo un pilar fundamental en la programación musical de la Comunidad de Madrid, como así se demuestra en la presente edición del festival, especialmente en un ciclo específico a celebrar en el Castillo de los Mendoza, de Manzanares el Real, que contará con la presencia de solistas y ensembles españoles del nivel de Vittorio Ghielmi, Daniel Oyarzabal, Fahmi Alqhai, La Real Cámara, Euskal Barrokensemble, Cordis Deliciae, Nereydas, Sara Águda o Javier Núñez. Otras localidades también tendrán su parte en estos repertorios pretéritos de la mano de figuras de talla internacional, como Raquel Andueza y Jesús Fernández, además de ensembles muy jóvenes pero de gran proyección, como L'Apothésose, que llega en primicia tras sus recientes éxitos alcanzados en algunos de los más prestigiosos concursos a nivel mundial. Muy destacable es también el proyecto Las Arpas Sonorosas, de reciente creación, en el que Manuel Vilas y Laura Puerto dan vida, a dúo de arpas ibéricas, obras de polifonistas españoles y portugueses del Renacimiento.

   Del mismo modo, la música contemporánea tendrá su porción del pastel, con la presencia de especialistas como Cosmos 21, Cuarteto Bauhaus o Ensemble Lignum. Por lo demás, mucha música de cámara, espacio para Mendelssohn en las voces e intrumentos de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid o una jornada singular maratoniana, con conciertos durante el todo el día y clases magistrales de improvisación, a celebrar otro años más en el Real Monasterio de Santa María de El Paular, en Rascafría.

   El festival se celebra todos los fines de semana entre el 30 de junio y el 23 de julio, con entrada libre hasta completar aforo para todos sus conciertos. Toda la información sobre el festival está disponible en su web: www.madrid.org/clasicosenverano.

Autor:Mario Guada
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico