CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Obituario: Homenaje a Pedro Llopis, por Laura Puerto

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Codalario
15 de mayo de 2021

Homenaje a Pedro Llopis

Por Laura Puerto | @CantalejoPuerto

   Ayer me enteré de la triste noticia del fallecimiento de Pedro Llopis. Posiblemente muchos no sepan gran cosa sobre él, o nada; pero ha sido alguien que ha jugado un papel decisivo en que mi adorada arpa de dos órdenes volviera a la vida hace unas pocas décadas, y que en la actualidad esté comenzando poco a poco a recuperar el esplendor que vivió entre finales del XVI y principios del XVIII en toda la Península Ibérica.

   Cabría casi considerarle un loco cuando, hace unos cuarenta años, animado por su hermana Nuria, se lanzó a construir el primer prototipo de un instrumento musical que en aquel entonces se consideraba poco más que arqueología musical, y que nadie había oído sonar. Más aún cuando en realidad no era luthier: pero su formación como aparejador, su habilidad en el trabajo de la madera, su intuición, el minucioso estudio de los instrumentos originales conservados y tratados, y el trabajo conjunto con su hermana arpista, todo junto, consiguieron que pronto se viera, no el potencial, sino la realidad de un instrumento maravilloso, rico e imprescindible para tanta música...

   Y así, en un pequeño taller en una pequeña población de Tenerife, muy cerca del mar, empezó un sueño, y unos sonidos nunca antes oídos empezaban a materializarse en el aire mezclados con el delicioso olor del salitre. No estuvo solo, enseguida se le unieron su hermano Edmond y su mujer Juani. Años después, un joven estudiante de ebanistería artística, Javier Reyes de León, se unía a esta importante labor como aprendiz, tomando poco a poco el relevo y continuando después con la labor de construcción e investigación iniciada.

   Bendita locura la que nos da personas así, sin las cuales nos perderíamos tantas cosas buenas.

   Querido Pedro, hay mucho que agradecerte. El arpa de dos órdenes te debe mucho. Descansa en paz. Queda la música de tus queridas arpas para tu recuerdo.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico