Codalario
Está viendo:

Opinión: Presentada la temporada 2017/2018 del Centro Nacional de Difusión Musical. Por Mario Guada

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
1 de junio de 2017

SIN LÍMITES

   Por Mario Guada | @elcriticorn
El pasado jueves 30 de mayo, a las 12:30 horas, tenía lugar, en la Sala de Tapices del Auditorio Nacional de Música, la multitudinaria presentación de la temporada 17/18 del Centro Nacional de Difusión Musical [CNDM]. Lo primero que hay que destacar es el impresionante poder de convocatoria de Antonio Moral y su equipo, en un evento al que asistió una excepcional cantidad de público, entre prensa –generalista y especializada–, gestores, compositores, intérpretes e interesados en general, destacando la presencia de muchas de las grandes figuras españolas del mundo musical. El acto, presentado a la sazón por Monserrat Iglesias, directora del Instituto Nacional de las Artes escénicas y de la Música [INAEM], y el propio Moral, sirvió para dar las claves de la próxima temporada, así como para desgranar, de manera sucinta, el impresionante y nutridísimo programa que se llevará a cabo desde septiembre de 2017 hasta julio de 2018.

   Entrando en materia y yendo primero a las meras cifras –muy necesarias para comprender la magnitud de este proyecto–, es importante destacar el aumento considerable en el total de actividades, que asciende a 330 en 17/18 –un 26,43% más que en la anterior–, a desarrollar en Madrid y otras 27 ciudades españolas de 13 comunidades autónomas, con un aumento en la presencia internacional del CNDM que crece de forma muy notable [87,5%], con actividades a desarrollar en 9 ciudades europeas [Bruselas, Bucarest, Elvas, Frankfurt, Luxemburgo, Lyon, Milán, Sofía, Trondheim] y una americana [Bogotá]. De los 272 conciertos programados –204 en la temporada anterior–, 107 tendrán lugar en Madrid –90 en 16/17– y 165 fuera de la capital española –113 en  16/17–. 73 en el total de estos conciertos tendrán acceso gratuito –40% del total–. La programación contará con la presencia de 71 grupos españoles y un total de 123 artistas nacionales, siendo 41 y 106 los grupos y artistas extranjeros presentes. La educación seguirá siendo un pilar sumamente importancia dentro del CNDM, programando 58 actividades gratuitas en 12 ciudades españolas y 2 extranjeras, en coproducción con 17 instituciones académicas. El CNDM, que cuenta con una plantilla de catorce miembros, ha recibido una dotación presupuestaria para dicha temporada de 2.409.204 €uros, de los cuales se prevé un reingreso –por venta de entradas y otras actividades menores– de 1.100.000 €uros. Es necesario remarcar la importancia de la colaboración y la coproducción –sin duda uno de los mayores éxitos del CNDM, con los que ha ampliado notablemente su radio de acción a gran parte del territorio nacional–, que en este temporada llega a las 110 instituciones públicas y privadas.

   Pasando al apartado estrictamente artístico, la programación 17/18 destaca, como es habitual, por los grandes nombres. No es el CNDM una institución que se preocupe en exceso de hilar con profundidad conceptual ni musicológica su programación. va a lo seguro, principalmente porque es lo que triunfa a nivel del público y lo que da una visibilidad más potente. Echando la mirada atrás en las programaciones desde que se creara el CNDM –a excepción de la primera, muy breve y casi como una puesta a punto del nuevo centro–, se aprecia claramente la apuesta por un número de intérpretes relativamente reducido, en un abanico de entre veinte y treinta artistas –solistas, conjuntos o directores– a los que se recurre de manera prácticamente fija cada temporada. Personalmente, creo que cabe felicitar al CNDM por su magnífico trabajo y por superarse año a año con la calidad de sus programaciones, pero les invito –osadamente por mi parte– a una reflexión mayor a la hora de concebir sus programaciones futuras. Estoy seguro de que el público lo agradecerá. Como es marca de la casa, se han elegido a cuatro artistas residentes, divididos en cuatro categorías: Jesús Torres será el Compositor Residente –del que se interpretarán un total de diez obras, presentes entre el Ciclo Fronteras y los diversos circuitos nacionales del CNDM–; el barítono alemán Matthias Goerne será el Artista Residente –actuará en seis citas a lo largo de la temporada, que se repartirán entre el lied, lo camerístico y lo sinfónico–; Musica Ficta, fundado y dirigido por Raúl Mallavibarrena, que celebra además su 25.ª aniversario, será el Grupo Barroco Residente –extraña denominación para un conjunto especializado en gran medida en polifonía renacentista, por cierto; quienes llevarán a cabo un programa especial, bajo la denominación de Un peregrinaje musical en la Europa de Carlos V, así como un programa dedicado a Monteverdi y otro al Barroco colonial, para un total de diez conciertos distribuidos entre 8 ciudades españolas, europeas y latinoamericanas–; por su parte, el Cuarteto Casals será el Cuarteto Residente –participarán en un total de siete conciertos, seis de ellos en el Contrapunto de Verano madrileño y el restante en Bucarest, con lo que celebrarán el 20.º aniversario de su fundación–.

   A los habituales ciclos, que desgranaré un poco más adelante, se unen esta temporada dos especialmente reseñables y creados ex profeso: #Monteverdi4.5.0 y #Schubert-Zyklus, centrados en dos de las más grandes figuras en la historia de la música. Se trata de ciclos transversales, cuyos conciertos se integrarán dentro de los ciclos habituales del CNDM. El primero de ellos, que celebra la efeméride del 450.º aniversario de Claudio Monteverdi, se desarrollará a lo largo de 21 conciertos repartidos en 7 ciudades, desde Badajoz a Bogotá, pasando por Salamanca, León, Sevilla, Oviedo y Madrid, con intérpretes internacionales de suma relevancia. En el segundo de ellos, con Franz Schubert como protagonista, se pondrá especialmente atención sobre su producción liederística, incluyendo tres de sus grandes ciclos de canciones en el XXIV Ciclo de Lied del Teatro de la Zarzuela –con el propio Matthias Goerne y el pianista Markus Hinterhäuser–, junto a seis recitales más a cargo de jóvenes cantantes, cuatro de ellos en Barcelona.

   La música antigua y la creación contemporánea son, otro año más, los pilares fundamentales sobre los que sostiene el CNDM. En el primer ámbito, son varios los ciclos que se sustentan únicamente sobre los repertorios pretéritos. Destaca principalmente el célebre Universo Barroco, un ciclo que se ha convertido ya en una marca indeleble para el público madrileño, dándose cita esta temporada intérpretes de primer nivel mundial, destacando especialmente la figura de Monteverdi, del que se concluirá la integral de su Selva morale e spirtuale, con Balthasar-Neumann-Chor & Ensemble, bajo la dirección de Pablo Heras-Casado, en sendos conciertos en la Sala sinfónica y de cámara; así como un concierto, bajo la dirección de Thomas Hengelbrock, para interpretar su Vespro della beata Vergine; Rinaldo Alessandrini al frente de su Concerto Italiano traerá una selección de madrigales monteverdianos; Musica Ficta presentará un programa de música profana y sacra de Monteverdi y otros autores; y Forma Antiqva | Aarón Zapico presentarán dos programas, junto a Sara Mingardo y Anna Caterina Antonacci, con obras de Monteverdi y algunos de sus coetáneos. Por lo demás, Il Giardino Armonico | Giovanni Antonini para celebrar la efeméride de Telemann –qué insuficiente se me antoja esta celebración para un genio de su calibre–; Europa Galante | Fabio Biondi con su habitual Vivaldi; Les Arts Florissants | William Christie traerán su Le Jardins des Voix 2017; Le Concert d’Astrée, con la voz de Magdalena Kožená y la dirección de Emmanuelle Haïm –¡por fin música de Rameau!–; The King’s Consort | Robert King –¡más Rameau!–,  Franco Fagioli, que debuta en el CNDM, acompañado de Il Pomo d’Oro, en un recital händeliano; la Orquesta Barroca de Helsinki junto a Pierre Hantaï y Aapo Häkkinen, en un monográfico bachiano; el omnipresente Jordi Savall, con dos programas –especialmente interesante me parece su regreso a Tous les Matins du Monde–; los händelianos de pro están de enhorabuena, con la presencia de dos de sus óperas, Rinaldo y Radamisto, interpretadas por un elenco vocal brillante y los conjuntos The English Concert | Harry Bicket y Wiener Akademie | Martin Haselböck. Especialmente destacable me parece el debut de Vox Lumunis | Lionel Meunier, con un programa dedicado a la dinastía Bach.

   El resto de ciclos dedicados a la antigua, en coproducciones con instituciones diversas, serán: XXXIV Festival Internacional de Órgano Catedral de León –con gran presencia del órgano de diversas épocas, que contará con David Briggs, Jean-Baptiste Monnot, Eduardo López Banzo,   Giampaolo di Rosa, Schola Antiqua | Juan Carlos Asensio, Óscar Candendo, Paolo Oreni, Stephen Tharp, Raúl Prieto, Vandalia, Jennifer Bate y Musica Ficta • Ensemble Fontegara–, XV Ciclo de Músicas Históricas de León –presenta en cartel a Forma Antiqva, Xavier Sabata • Lina Tur Bonet • Kenneth Weiss,  Accademia del Piacere | Fahmi Alqhai, Roberta Invernizzi  • Craig Marchitelli • Franco Pavan • Rodney Prada, la Orquesta Barroca de Helsinki y El León De Oro | Marco A. García–; el V Ciclo Primavera Barroca de Oviedo –con Il Pomo d’Oro • Franco Fagioli, Eugenia Boix • Guillermo Turina • Tomoko Matsuoka, El León de Oro, la Barroca de Helsinki, Forma Antiqva, Accademia Bizantina | Ottavio Dantone y Los Afectos Diversos • Oniria Sacabuche | Nacho Rodríguez–; Salamanca 800 –conciertos extraordinarios para celebrar los 800 años de su universidad, con Joven Orquesta Nacional de España | Víctor Pablo Pérez, Ars Nova Copenhagen | Paul Hillier y Wiener Akademie– y Salamanca BarrocaOrquesta Barroca De La Usal | Pedro Gandía, Concerto Italiano, Marianne Müller, Il Giardino Armonico, Forma Antiqva, Europa Galante, Trío Hantaï, Academia de Música Antigua de la Usal | Bernardo García-Bernalt, Andrés Cea, Concento de Bozes | Carlos Mena y Orquesta Barroca de la Universidad de Salamanca | Enrico Onofri–; Festival de Música Antigua de Sevilla Musica Boscareccia | Andoni Mercero, La Danserye • Capilla Prolationum, The English Concert, Il Pomo d’Oro, Marta Almajano • Hugo Bolívar • Daniel Zapico • Daniel Espasa y  The King’s Consort–; Festival Pórtico de ZamoraAccademia Del Piacere • Nuria Rial, Daniel Oyarzabal , Fabio Biondi, Il Pomo d’Oro • Franco Fagioli– y XXI Festival de Música Antigua de Úbeda y BaezaVandalia, Il Giardino Armonico y Forma Antiqva–.

   En cuanto a la creación contemporánea, la próxima temporada verán la luz 75 nuevas obras, 46 de las cuales serán por encargo del CNDM. Algunos de los compositores más importantes que estarán presentes serán Gabriel Erkoreka, Manuel Hidalgo, Arvo Pärt, Toshio Hosokawa, György Kurtág, Cristóbal Halffter, Luis de Pablo, Antón García Abril, Krzysztof Penderecki, Tomás Marco, Mario Lavista, Peter Eötvös, Mauricio Sotelo o Jörg Widmann. Si bien la trascendencia concedida a la música contemporánea por el CNDM es decidida, y como tal hay que alabarla, se sigue dejando poco espacio a los creadores jóvenes que, no olvidemos, son el futuro de la composición. Los grandes y pioneros maestros han de ser recordados, siempre, pero quizá deberían ir dejando de copar los escenarios para dar paso a los talentos que vienen pisando fuerte. Como es habitual, la contemporánea tendrá su espacio en el ciclo Series 20/21, en colaboración con el Auditorio 400 y el Museo Reina Sofía –contará con la presencia de Iñaki Alberdi, Grupo Enigma | Juan José Olives, Kuraia Ensemble | Andrea Cazzaniga, Cuarteto Meta4, Grupo Modus Novus | Santiago Serrate, Sonido Extremo • Ensemble 20/21 de Jorcam |Jordi Francés, Sonor Ensemble | Luis Aguirre, Ars Nova Copenhagen | Paul Hillier,  Ensemble de la Orquestra De Cadaqués | Josep Vicent, Cuarteto Notos, Grup Instrumental De València  | Joan Cerveró, Sinfonietta de la Escuela de Música Reina Sofía | Johannes Kalitzke, Ensemble Orchestral Contemporain de Lyon | Daniel Kawka y Aleph Gitarrenquartett–; pero también en el ciclo Alicante Actual, el IX Ciclo de Música Actual de Badajoz, el XIX Ciclo de Música Contemporánea de Cáceres y las Xornadas de Música Contemporánea de Santiago de Compostela.

   Por lo demás, la música de cámara y el lied seguirán manteniendo su importante espacio, por medio del Liceo de Cámara XXI –con Martha Argerich, Adolfo Gutiérrez Arenas • Christopher Park, Tabea Zimmermann • Javier Perianes, Cuarteto Quiroga, Emmanuel Pahud • Jean-Guihen Queyras • Eric Le Sage, Alexandre Tharaud, Cristina Gómez • Pablo Ferrández • Juan Floristán, Cuarteto Mandelring • Joaquín Riquelme, Trío Zimmermann, Sarah Chang • Julio Elizalde, Cuarteto Belcea • Matthias Goerne, Cuarteto de Jerusalén, Christian Zacharias • Vera Martínez, Andoni Mercero, Menahem Pressler • Cuarteto Pacifica–; y XXIV Ciclo de Lied –que presentará a Ann Hallenberg • Mats Widlund, Anna Caterina Antonacci • Donald Sulzen, Piotr Beczala • Helmut Deutsch, Matthias Goerne • Markus Hinterhäuser, Diana Damrau • Helmut Deutsch, Anna Lucia Richter • Michael Gees, Xavier Sabata • Anne Le Bozec y Hanna-Elisabeth Müller • Juliane Ruf–.

   El órgano continuará con su exitoso Bach Vermut del Auditorio Nacional y con el ciclo El órgano en las catedrales –con organistas de la talla de Stephen Tharp, Gunnar Idenstam, Juan de la Rubia, Daniel Oyarzabal, Manuel Blanco, Shin-Young Lee, Loreto Aramendi, Thomas Ospital, Juan María Pedrero, Iveta Apkalna, Bernard Foccroulle, Paolo Oreni, Andrés Cea y Joan Boronat–. No es posible, por lo demás, olvidarse del impresionante trabajo de diversificación de públicos, especialmente con los ciclos Andalucía flamencaRocío Márquez, Luis El Zambo • Pedro El Granaíno, José de la Tomasa • Gabriel de la Tomasa, Tomasa Guerrero La Macanita,  Ezequiel Benítez, Alba Molina, Carmen de la Jara • María Terremoto • Anabel Valencia, Manuel Lombo, La Tremendita • Gema Caballero • Rocío Segura, Duquende • Chicuelo– y Jazz en el AuditorioChick Corea & Steve Gadd Band, Chucho Valdés • Gonzalo Rubalcaba, Pedro Iturralde Quartet, Terence Blanchard E-Collective, China Moses, Jorge Pardo Quartet, Stefano Bollani Danish Trio, Uri Caine Ensemble y Thomas Quasthoff Quartet–.

   Todo esto y, aunque parezca mentira, mucho más, para una temporada que se presenta apabullante y digna de ser disfrutada. El CNDM continúa su ascenso meteórico y sin límites, esos que solamente ellos mismos pueden ponerse. Es difícil hacerlo mejor, o mejor dicho contar con mejores nombres, porque todo se puede mejorar. En cualquier caso, este organismo le ha dado un vuelco al panorama de la música en España, lo que es de valorar. Por nuestra parte, aquí seguiremos, para contar lo máximo qure podamos de la mejor forma posible.

Fotografía: Pilar y Jesús Perea.

Autor:Mario Guada
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico